Enfermedades autoinmunes y enfermedad de Lyme, los síntomas que coinciden y confunden

autoinmunes y lyme

A la enfermedad de Lyme se la conoce como “la gran imitadora”. La sintomatología que presenta coincide en muchas ocasiones con la de otras enfermedades y por eso queda oculta a los ojos de la medicina.

Numerosos diagnósticos de enfermedades autoinmunes se toman como definitivos y no se avanza más en la búsqueda de las causas de la enfermedad. Tampoco en el tratamiento.

Por otra parte, la propia enfermedad de Lyme puede causar un trastorno en el sistema inmunitario que sería el origen de enfermedades autoinmunes. En cualquier caso, si una enfermedad diagnosticada como autoinmune no mejora con el tratamiento, y sus síntomas coinciden con los de la enfermedad de Lyme, es muy recomendable buscar un segundo diagnóstico con pruebas sencillas para el paciente, y muy eficaces, como el Lymecheck.

Las enfermedades autoinmunes vienen condicionadas por la confluencia necesaria de dos factores, genético y ambiental, a los que se suma un “fallo” en la regulación inmune del organismo que suele estar causado por un desequilibrio en la microbiota intestinal.

Requisitos para el desarrollo de enfermedades autoinmunes

¿Qué síntomas de la enfermedad de Lyme coinciden con los de las enfermedades autoinmunes?

Hablar de enfermedades autoinmunes en general abre un abanico de síntomas muy diversos. La enfermedad de Lyme también puede presentarse en varias etapas con síntomas diferentes por tipología y por intensidad. Sin embargo, hay cinco síntomas que coinciden en todos los estadíos del Lyme:

  • Fatiga
  • Dolor de Cabeza
  • Dolor muscular
  • Dolor articular
  • Trastornos del sueño

¿No coinciden también con los principales síntomas de la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple o la enfermedad de Crohn?

 

¿Qué enfermedades autoinmunes pueden ocultar la enfermedad de Lyme?

 La enfermedad de Lyme comparte síntomas con enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, la enfermedad de Crohn o la artritis reumatoide.

ARTRITIS REUMATOIDE

La hinchazón y dolor de articulaciones es un síntoma característico de la artrosis y aparece también como el síntoma relacionado con el aparato locomotor, más característico de la enfermedad de Lyme.

La literatura científica advierte que una artritis que persiste después de un tratamiento por la enfermedad de Lyme, puede ser, más que un síntoma en las articulaciones, una artritis sistémica originada por la alteración en el sistema inmunitario provocada por la propia enfermedad de Lyme.

Los síntomas de la artrosis son:

  • articulares: limitación de los movimientos, hinchazón de una o varias articulaciones, dolor y temblor en las extremidades, principalmente en las manos, pérdida progresiva de fuerza, deformación de la articulación afectada (manos, pies, rodillas, etc.) que se incrementa con el tiempo y llega a impedir moverse con libertad, enrojecimiento de la piel que recubre a las articulaciones inflamadas, calor en las mismas.
  • extraarticulares:cansancio o bajones emocionales y trastornos digestivos (hinchazón, gases, digestiones pesadas…).

 

ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA. ELA

Cuando las células nerviosas envejecen o se destruyen, no pueden enviar órdenes a los músculos, por lo que se produce un debilitamiento muscular o incapacidad para mover las piernas o los brazos. Este es, de una manera sencilla, lo que ocurre con la ELA, una enfermedad que , en el 10 por ciento de los casos, está causada por un defecto genético. Esta es una enfermedad neurodegenerativa y su relación con el Lyme ha empezado a estudiarse.

Sarah y John Vaughter publicaron el trabajo “When ALS is Lyme” (“Cuando el ELA, es Lyme”) en el que estudiaban las as similitudes en los síntomas, los patrones de incidencia geográfica (en Estados Unidos), la mayor prevalencia de infección por borrelia entre los pacientes con ELA o las historias exitosas de recuperación de los pacientes con un tratamiento de Lyme. Aunque no se sabe cómo el Lyme puede causar, influir o imitar la ELA, sí que parece haber indicios para investigar esta relación.

Los síntomas que se superponen en ambas enfermedades son:

  • dolor y debilidad (generalizada o en las extremidades)
  • entumecimiento
  • falta de coordinación
  • rigidez muscular
  • contracción muscular
  • falta de concentración y problemas de memoria
  • irritabilidad
  • dificultad en el habla o al comer
  • otros cambios cognitivos y del comportamiento

 

ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Los síntomas de la esclerosis múltiple pueden afectar a la musculatura, al intestino y otras vísceras, pueden ser oculares, neurológicos y cursar con dolor o espasmos musculares. En otras ocasiones, hemos hablado de la diferencia entre ambas enfermedades. Si bien hay unos síntomas comunes, podemos realizar un diagnóstico causal de la enfermedad teniendo en cuenta incluso las coinfecciones asociadas al Lyme.

ENFERMEDAD DE CROHN

 En numerosas ocasiones, los síntomas de la enfermedad de Crohn que primero se manifiestan, son los llamados síntomas “extraintestinales” y pueden aparecer incluso años antes de los síntomas del intestino. En este caso, podemos destacar la inflamación y el dolor en las articulaciones, por coincidir con la enfermedad de Lyme.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios