El problema de los falsos negativos en los análisis de Lyme

Los test usados para detectar el Lyme

La enfermedad de Lyme se basa en un diagnóstico clínico –historia médica, síntomas y una exposición a garrapatas-. Debido a que los test de diagnóstico típico para el Lyme no suelen ser infalibles, un test negativo no quiere decir que no tengas Lyme.

Hay muchas razones por las que alguien que realmente tiene Lyme puede tener un resultado negativo. Muchas personas no han tenido tiempo para desarrollar los anticuerpos; el sistema inmune puede estar suprimido; o la persona puede estar infectada de tal forma que el test no puede medirlo.

La enfermedad de Lyme es conocida por inhibir el sistema inmune y del 20 al 30 por ciento de los pacientes tienen un test negativo falso.

Lyme test

El 52 por ciento de pacientes con enfermedad de Lyme crónico son negativos por el test Elisa pero positivos por el Western Blot (Donta 2002). Y entre el 20 al 30 por ciento de confirmados con enfermedad de Lyme son seronegativos (Agüero- Rosenfeld 1996, 1993; Donta 1997)

Los test pueden no solo ayudar a diagnosticar, sino también a gestionar la enfermedad. Un buen test ayuda al doctor a evaluar la severidad de la enfermedad, estimar el pronóstico del paciente, controlar el curso de la progresión de la enfermedad, la estabilidad o resolución, detectar las recaídas y seleccionar fármacos o ajustar la terapia. Desafortunadamente, no existe un test con todas estas capacidades para la enfermedad de Lyme.

Las pruebas de diagnóstico más comunes para la enfermedad de Lyme son indirectas. Miden la respuesta de anticuerpos del paciente a la infección, no la propia infección. Las dos pruebas de anticuerpos más utilizados son el ensayo de inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA) y la transferencia de Western o Western blot. Los centros de prevención de enfermedades en USA recomiendan que los médicos hagan primero un ELISA para la detección de la enfermedad y luego confirman la enfermedad con un Western blot.

Lyme western blot

Durante las primeras cuatro a seis semanas de la infección de Lyme, estas pruebas no son fiables porque la mayoría de personas aún no han desarrollado la respuesta de anticuerpos que las pruebas miden. Incluso en fases más tardías de la enfermedad, la prueba de dos niveles es altamente insegura

A diferencia del Lyme, por ejemplo el VIH / SIDA se diagnostica mediante análisis que son a la vez muy sensibles y altamente específicos. Son precisos en más de 99% de los casos. En la enfermedad de Lyme, la segunda prueba es altamente específica. Así que hay pocos falsos positivos. Pero por desgracia, la prueba de detección es altamente sensible y no identifica con precisión los pacientes que tienen la enfermedad de Lyme. El sistema de prueba de dos niveles se pierde aproximadamente el 54% de los pacientes. (Stricker Minerva 2010)

LYMECHECK®, nuestro método propio de prueba

Biosalud es la única clínica en España que está certificada por la ILADS para el uso de sus protocolos de tratamiento de la enfermedad de Lyme.

Lyme análisis

Todas aquellas personas que crean haber sufrido la picadura de una garrapata de patas negras del tipo Ixodes, y hayan podido infectarse con la bacteria borrelia burgdorferi, pueden hacerse nuestro test propio, específico y patentado: Lymecheck®

A diferencia de estas pruebas que hemos hablado que se suelen realizar en EE.UU, el Lymecheck® de Biosalud cuenta con un mayor porcentaje de seguridad. ¿Por qué? Porque el Lymecheck® examina el Lyme pero además nos permitirá saber qué coinfecciones habrá que analizar.

El test de Lyme consta de unas pruebas específicas, pero la enfermedad de Lyme suele acompañarse de otras coinfecciones, además de la Borrelia, como por ejemplo: Coxsackie, Bartonella, Babesia, Rickettsia, Chlamydia trachomatis, Chlamydia pneumoniae, Mycoplasma, etc…

Cuando hagas la consulta con nuestro equipo médico y según los síntomas que tengas te aconsejaremos qué co-infecciones hay que analizar.

Todas las personas que son diagnosticadas de las siguientes enfermedades: fibromialgia, artritis reumatoide, síndrome de fatiga crónica, demendia, autismo, parkinson, escleroris múltiple, ELA, enfermedad de chron, colitis ulcerosa, Lupus, etc, y cuyo tratamiento prescrito por su médico no controle la evolución de la enfermedad, deben hacerse el Lymecheck®.

El Lymecheck® te permite conocer si tienes una infección por borrelia burgdorferi y las coinfecciones que puedas tener asociadas, y gracias a este test podremos prescribirte el mejor protocolo para tu tratamiento personalizado.

Si nuestra muestra es positiva, tiene una fiabilidad del 99 por ciento

El Lyme es una enfermedad compleja muy difícil de diagnosticar por la gran variedad de su sintomatología. Pero en Biosalud disponemos del Lymecheck, único método acreditado por la ILADS aquí en España. ¡Si quieres una certeza, ven a Biosalud!

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios