Gripe, una de las infecciones víricas que más amenazan nuestra salud

Prevenir la gripe

Entre 2018 y 2019, más de 35.000 persona fueron hospitalizadas en España por gripe. Esta epidemia se lleva también miles de vidas, sobre todo entre los grupos de riesgo, pero hay unos factores sobre los que podemos actuar para preparar nuestro cuerpo ante los virus.

Dos personas se infectan con el virus de la gripe ¿qué hace que una enferme y la otra no? la respuesta parece sencilla: el estado previo del organismo, más o menos saludable. O lo que en medicina biológica llamamos, el medio interno.

Pero empecemos por el principio. Una epidemia es una enfermedad infecciosa que afecta a mucha gente en un periodo corto de tiempo. Por ejemplo, en España, en la temporada 2018-2019, se registraron 490.000 casos de gripe leve en los centros de atención primaria, más de 35.000 personas fueron hospitalizadas y más de 6.000, fallecieron. Estas son las cifras de la epidemia de gripe en nuestro país ¿Podrían evitarse? Realmente no conocemos el comportamiento de este virus, del que aparecen nuevas cepas cada año, pero sí sabemos lo que podemos hacer cada persona y el cuidado que debemos tener para prevenir entre los grupos de riesgo – niños, personas ancianas e inmunodeprimidas – .

La gripe es el virus sobre el que más alertas hay por parte de las autoridades de salud pública a nivel global, ya que se considera que puede haber una nueva pandemia (una epidemia de gran extension, menos local y menos veloz, pero que afecta a más gente y a más distancia). No obstante, la infección viral más grave en la actualidad es, probablemente, la epidemia de VIH que ha tenido devastadoras consecuencias en los los países más pobres de África, con millones de víctimas.

Otra enfermedad endémica menos conocida es la hepatitis C, una enfermedad viral que incrementa progresivamente su incidencia en todos los países, al igual que el virus Epstein-Barr que se está extendiendo en los países occidentales y que deriva endiferentes enferedades neurodegenerativas.

Además de estas infecciones virales, lo que podemos ver en la actualidad es:

  • Las enfermedades virales están en aumento y prácticamente todas las pandemias nuestro tiempo son virales.
  • Las epidemias bacterianas, como la escarlatina, la sífilis y la tuberculosis, están disminuyendo en intensidad y apenas están presentes en el mundo occidental.
  • Las pandemias y epidemias (bacterianas o virales) ocurren cada vez que la población se debilita severamente por las guerras o las crisis climáticas.
  • El VIH crece en los países más pobres y donde prevalece la desnutrición.
  • La gravedad de la enfermedad depende en gran medida de la resistencia inmune de la persona infectada.
  • Las enfermedades endémicas están relacionadas con la región en la que se propagan y las características de su población. Por eso, hay virus que no llegan a propagarse fuera de las regiones en las que se desarrollan.
  • Las personas con un sistema inmunitario débil enferman con más frecuencia. Esta debilitación del sistema immune, es a su vez ma´s frecuente por los cambios en la microbiota y la debilitación de la integridad de la membrana mucosa intestinal (el ochenta por ciento de los linfocitos o células inmunes se encuentran en la pared intestinal).

EL hecho de que no todas las personas infectadas con un virus, contraen la enfermedad, es un mensaje importante; lo que nos hace enfermar no es solo el virus sino las condiciones de nuestro cuerpo. En medicina biológica, estas condiciones coexistentes se denominan “el medio interno” de una persona y están determinadas por:

  • Dieta y estilo de vida (incluida la exposición a factores perjudiciales como el estrés electromagnético)
  • Equilibrio ácido-base del cuerpo (la hiperacidez del tejido disminuye los mecanismos de defensa del cuerpo)
  • Estado de vitaminas, minerales y oligoelementos del cuerpo.
  • Toxicidad de metales pesados ​​en el cuerpo (mejora la propagación de enfermedades virales y fúngicas y daña la flora intestinal)
  • Bienestar mental y emocional.

Los informes sobre el peligro potencial de la gripe a menudo carecen de una información crucial que desde el punto de vista holístico de la medicina se contemplaría, y es lo que cada persona puede hacer por si misma.

En general, podríamos decir que un virus no puede propagarse de manera pandémica y ciertamente no epidémica si la persona tiene un “ambiente interno” saludable. No obstante, es importante atender las recomendaciones sobre prevención y tratamiento de las autoridades sanitarias.

¿Qué debemos hacer para proteger nuestro sistema inmune?

El sistema immune es la auténtica barrera de protección contra las enfermedades. Para protegerlo es importante:

  • Mantener la integridad de la flora intestinal. El microbioma o flora intestinal es como una capa de césped sobre la membrana mucosa intestinal y protege el tracto gastrointestinal de ser contaminado con bacterias, virus o parásitos malos. Una flora intestinal saludable puede mantenerse o restaurarse específicamente con la nutrición adecuada y evitando irritantes intestinales como alérgenos o conservantes de alimentos.
  • Los glóbulos blancos. La actividad de estas células determina si los virus o las bacterias pueden llegar al organismo a través de la pared intestinal y comenzar a multiplicarse. La actividad de los glóbulos blancos puede ser bloqueada por sustancias tóxicas como los metales pesados.
  • El hígado. Un hígado sano, no cargado con depósitos de grasa y toxinas, puede reforzar el sistema inmunitario y el tracto intestinal.

Si somos capaces de entender la fisiología y el funcionamiento del oganismo, podemos mirar a las infecicones virales y bacterianas de otra forma; la prevención empieza al nivel de las células blancas, el medio interno, la alimentación y la flora intestinal.

La prevención y tratamiento de la gripe con medicina biológica

Mantener sana la microbiota y el medio interno, pasa por mantener una alimentación sana, alejada de azúcares refinados, lácteos y tóxicos como el tabaco o el alcohol. El consumo de antibióticos y el estrés también son agentes perjudiciales para nuestra microbiota.

El análisis del estado presente del organismo, la presencia de metales pesados en sangre, el pH…son factores que nos pueden indicar la predisposición a tener una enfermedad. Un chequeo global desde la perspectiva de la medicina biológica es una forma ideal de poner el cuerpo a punto y prevenir. Entre las terapias más eficaces de medicina biológica de los que disponemos en Biosalud Day Hospital, está la gran automehoterapia, una terapia que se sirve del gran valor terapéutico del ozono.

En cuanto al tratamiento de la gripe, si nos centramos en los síntomas, el primero que aparece es la fiebre. La medicina convencional trata de bajarla ante un caso de gripe pero la fiebre es el mecanismo natural que tiene nuestro organismo para “defenderse” de los virus. En líneas generales podemos decir que hay que dejar a la fiebre actuar y evitar los antitérmicos. La vitamina C y el descanso, también son buenos aliados contra la gripe. En cualquier caso, siempre hay que consultar con especialistas ante una enfermedad o si, simplemente, se quiere seguir un tratamiento preventivo.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios