Picaduras de garrapata en ciudades

garrapatas en las ciudades

Las garrapatas son una peligrosa realidad en el entorno rural y cada vez más en la ciudad. En zonas como la región de Murcia o Zaragoza, las autoridades han puesto medidas y no solo para proteger a los animales, las personas sufrimos grandes riesgos con su picadura.

Te encuentras en el centro de tu ciudad, paseando a tu mascota que olfatea entre las hojas de un seto. En seguida, te das cuenta de que un bicho está subiendo por su costado, una garrapata. Esto mismo puede pasarte a ti o a tus hijos cuando juegan en el parque. Especialmente este año.

La primavera pasada se explicaba la proliferación de garrapatas por el crecimiento de la hierba la abundante lluvia y la inacción del ser humano sobre las plantas a causa de la pandemia. Este año se refuerza la teoría del cambio climático y lo cierto es que se han localizado plagas de garrapatas en zonas verdes de numerosas ciudades: Zaragoza, Leganés o la Plana Alta, en Castellón. Lo que pocas personas saben es que estos ácaros son endémicos en zonas del norte de España y muy frecuentes en zonas ganaderas.

Las garrapatas están cada vez más extendidas por todo el territorio y su presencia va más allá de la época estival. Numerosos Ayuntamientos ya consideran que este es un problema de salud pública porque transmiten enfermedades y en ciudades como Zaragoza se ha tomado la decisión de llevar a cabo una gran desinfección en los parques de la ciudad.

El por qué de esta actuación lo sabemos bien en Biosalud Day Hospital: las garrapatas pueden transmitir numerosas enfermedades infecciosas, entre ellas la enfermedad de Lyme. Sin embargo ¿por qué no se informa a la ciudadanía de los riesgos reales? La prevención es el arma más eficaz contra las garrapatas y todas las personas deberíamos saber cómo proceder para que una tarde en el parque o en la piscina no tenga consecuencias para toda la vida.

Aunque sea paradójico, la cantidad de zonas verdes dentro de las ciudades aumenta las probabilidades de proliferación de garrapatas pero también un fenómeno térmico llamado “efecto isla” que señala que, al ser las temperaturas superiores, dentro de las ciudades, a las de su entorno, los vectores aumentan su actividad dentro de las ciudades.

Los vectores son animales que actúan de transmisor de virus o bacterias. La garrapata, por ejemplo, transmite bacterias como la babesia, bartonela o la borrelia, que transmite la enfermedad de Lyme.

¿Qué puedes hacer si te pica una garrapata en la ciudad?

Las consecuencias de una picadura de garrapata pueden ser las mismas que en zonas rurales y las primeras 24 horas después de la picadura son cruciales; cuanto más tiempo pasa una garrapata dentro de nuestra piel, más probabilidades hay de que nos transmita una enfermedad.

No obstante, ni todas las garrapatas transmiten infecciones como la enfermedad de Lyme ni todas las personas contraen las patologías de la misma forma. La densidad de las garrapatas infectadas decrece con el nivel de urbanización de la zona pero crece en función de la procedencia de las especies animales que habitan o pasan por las zonas urbanas. Por ejemplo, los expertos afirman que una de las causas de la proliferación de garrapatas en Zaragoza puede ser la aparición de plagas de conejos que hay en zonas como Valdespartera o en los Pinares de Venecia.

Si frecuentas las zonas verdes de tu ciudad, ten en cuenta:

  • Infórmate de las poblaciones de garrapatas y otros vectores en tu ciudad.
  • Protégete de la misma forma que en tus salidas al campo, con ropa clara y de manga larga, usa repelente y sobre todo, revisa bien tu cuerpo y el de tus hijos cuando llegues a casa.
  • Si encuentras una garrapata subiendo por la piel, o ya enganchada a tu cuerpo, retírala con unas pinzas y no la toques con las manos, usa unos guantes de goma.
  • Si la garrapata te ha picado, tienes que guardarla para analizar si porta agentes infecciosos en el caso de que tengas síntomas de alguna enfermedad. La mejor forma de hacerlo es envolviendo la garrapata completamente en celo. De esta forma, la garrapata morirá y no podrá escapar. También puedes introducirla en alcohol en un bote cerrado para evitar que escape.
  • Si crees que no vas a ser capaz de eliminar la garrapata del cuerpo porque no tienes el instrumental adecuado, acude a urgencias o a tu centro de salud para que lo hagan profesionales.

Si has detectado una garrapata y además tienes síntomas como de gripe, lo mejor es que acudas a un especialista que pueda tratar tu caso y recuerda que la enfermedad de Lyme puede aparecer meses e incluso semanas después de la picadura. Por eso es tan importante la prevención y contar con especialistas como los de Biosalud Day Hospital que pueden elaborar y diagnóstico y tratamientos adecuados para esta patología tan grave. 

Tus mascotas y las garrapatas

El cuidado habitual de los perros implica la aplicación de antiparásitos, ya sea internos o externos. La conocida pipeta es uno de los métodos más eficaces para evitar que infecten a los animales ya que si la garrapata muere al entrar en contacto con la sangre de tu perro.

Esto no significa que tu animal no porte este tipo de ácaros al entrar en casa. Lo más recomendable es aplicar un repelente para evitar que tu perro resulte atractivo para las garrapatas. Marcas como Frontline, Bolfo o Fletcare son eficaces y fáciles de encontrar.

En ocasiones te recomendarán repelentes naturales como la citronella y otros que puedes elaborar en casa. Sin embargo, su eficacia es menor ya que el producto no permanecen en el pelo del animal mucho tiempo.

También puede interesarte


Envía un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios