Ozonoterapia. La mezcla de oxígeno-ozono para activar el sistema inmune

Las modalidades de la ozonoterapia

El ozono  tiene su origen en descargas eléctricas que se producen en la atmósfera, pero en un plano médico, el gas ozono se produce a partir de una bombona de oxígeno y un generador que provoca una descarga eléctrica y trasforma el oxígeno en ozono.

Se puede decir que Alemania es la reina en la aplicación del ozono con fines médicos. Entre Alemania, Francia y Austria más de 8.000 médicos usan diariamente la ozonoterapia. En España somos muy pocos, por su desconocimiento. Biosalud Day Hospital es experto desde hace años en esta terapia.

Sala Biosalud Day Hospital

 

Gran Autohemoterapia

El ozono tiene la virtud de liberar más oxígeno en las células cuando entra en contacto con la sangre o glóbulos rojos, instante en el que absorben más oxígeno. Esto sucede en una de las modalidades de la ozonoterapia, la Gran Autohemoterapia. En ella se extraen entre 150 y 300 centímetros cúbicos de sangre a una persona, se deposita en una bolsa, se introduce ozono en la misma y posteriormente se reinyecta la sangre ozonizada. Lo explica muy bien en el siguiente vídeo el Dr. Mariano Bueno, fundador de Biosalud Day Hospital: “crear un circuito cerrado entre el paciente, la máquina de ozono médico y una botellita al vacío estéril, a la que se extraen 150 o 200 centímetros cúbicos de sangre venosa. Después, se cierra el circuito entre el paciente y esta botella. Posteriormente, se abre el circuito entre el equipo de ozono y esta botella y se llena esta botella con otros 200 o 250 centímetros cúbicos de ozono, con una concentración determinada, previo el estudio de radicales libres que tiene el paciente”

Según la ACEOOT entre las modalidades de aplicación de la ozonoterapia figuran:

  • La intranal o rectal,
  • la intravaginal (para tratar las infecciones por hongos vaginales),
  • la gran autohemoterapia y
  • la pequeña autohemoterapia (autotransfusión con sólo 20-25cc. de ozono, que se inyecta por vía intramuscular),
  • las inyecciones intramusculares o subcutáneas,
  • el gaseado en bolsas
  • el agua ozonificada. En este último caso se puede utilizar para lavar heridas o ingerir con el fin de tratar úlceras gástricas causadas por el “Helicobacter pylori”

Aplicaciones médicas del ozono

El ozono tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas, de modulación del estrés oxidativo y de mejoría de la circulación periférica y oxigenación tisular. Esto determina las aplicaciones que tendrá. Existen muchas patologías en las que es eficaz el ozono, bien sea solo, como tratamiento complementario.

Las concentraciones y modo de aplicación varían enormemente dependiendo del problema que vayamos a tratar, porque la concentración de ozono establece el tipo de efecto biológico que produce y el modo de aplicación marca su ámbito de acción en el organismo.

Así pues, se pueden beneficiar de la ozonoterapia las patologías con origen inflamatorio, infeccioso, isquémico y con alteraciones del stress oxidativo.

Como conclusión y como decimos al explicar en vídeo que es la ozonoterapia, “la ozonoterapia constituye una de las técnicas más interesantes en el campo de la Medicina Biológica, bien aplicada en exclusiva o para potenciar el efecto de otras técnicas. Sus indicaciones son muy extensas, pues al organismo del hombre de hoy en día siempre le viene bien un aumento de la oxigenación celular, limpieza de toxinas del medio intercelular y en síntesis, una estimulación del sistema inmunitario

Es una técnica que está suficientemente avalada por multitud de estudios científicos publicados en todo el mundo y que le ofrecerá la posibilidad de volver a encontrarse bien. Ahora, usted tiene la palabra.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios