Inmunoterapia y enfermedades autoinmunes

tratamiento de inmunoterapia para autoinmunes

Más de 3 millones de personas en España padecen una enfermedad autoinmune, la mayoría de ellas mujeres. Estas enfermedades crónicas obligan a seguir una medicación constante sin aparente esperanza de cura, pero hay terapias como la Inmunoterapia, que pueden cambiar esto.

La inmunoterapia tolerogénica estimula y regula el buen funcionamiento de las defensas naturales del organismo, el sistema inmune, devolviéndole su nivel normal de tolerancia. Cuando hablamos de inmunoterapia para las enfermedades autoinmunes, nos referimos a un tipo de tratamiento que “reeduca” los linfocitos del paciente para que recuperen su función de detección y destrucción de los antígenos.

¿Qué es una enfermedad autoinmune?

Una enfermedad autoinmune se desencadena porque los linfocitos consideran peligrosas, extrañas o dañinas, células normales de nuestro organismo y las atacan y destruyen progresivamente, desencadenando la enfermedad. Este giro en las funciones de los linfocitos, está provocado por factores genéticos y por factores ambientales que disminuyen el nivel de tolerancia del sistema inmunitario, hasta el  punto de reconocer como extrañas determinadas estructuras del organismo. En dependencia del tejido atacado, se trata de una u otra enfermedad autoinmune.

En Biosalud Day Hospital, somos especialistas desde hace más de 33 años en el tratamiento de las enfermedades autoinmunes. Nuestro enfoque de con la Medicina Biológica nos hace buscar las causas de la enfermedad, esos desencadenantes del proceso autoinmune, y diseñar tratamientos personalizados para su curación o control. Uno de los aspectos importantes de estos tratamientos es la regulación del organismo, eliminando previamente todos los factores ambientales (alimentación intolerante, productos químicos tóxicos, infecciones crónicas concomitantes intestinales o sistémicas, metales pesados, mohos entre otros).

Ahora, con la incorporación de la Inmunoterapia, damos un paso más en el tratamiento de estas enfermedades, ofreciendo mayores oportunidades de curación a nuestros pacientes.

El tipo de inmunoterapia que desarrollamos en Biosalud para estas patologías es la Inmunoterapia Tolerogénica, un tratamiento personalizado realizado a partir de las células dendríticas autólogas del propio paciente que, en lugar de inmunodeprimir los linfocitos (como hace la medicina convencional), los regula.

Esta terapia biológica se sirve de las células dendríticas del paciente para, una vez programadas en el laboratorio,  mediante sus exosomas, inducir tolerancia  inmunitaria a los linfocitos. La aplicación de esta vacuna terapéutica, totalmente autóloga y personalizada, no ofrece rechazo por parte del paciente. Además, aporta a los linfocitos su función de “memoria”, de manera que la curación de la enfermedad es también una prevención para el futuro.

Es importante saber que este tratamiento es el único que ha demostrado ser efectivo para “parar” el proceso autoinmune y evitar que aparezcan posteriormente otras enfermedades autoinmunes. Hoy en día es cada vez más frecuente que un paciente con tratamiento inmunosupresor, acabe desarrollando 3 enfermedades autoinmunes o más, además de padecer los efectos secundarios de dicho tratamiento supresor.

¿Por qué son importantes las células dendríticas en esta terapia?

Los linfocitos son los encargados de atacar y eliminar los antígenos (sustancias extrañas, gérmenes patógenos, etc…) que entran en el organismo, y se forman en los llamados tejidos linfoides (amígdalas, ganglios linfáticos, bazo o timo).Por su parte, las células dendríticas son las consideradas “marcapasos” del sistema inmunitario y son las que inician, dirigen y regulan la respuesta del sistema inmune. También se les llama “células presentadoras de antígenos” y son efectivamente las que les dicen a los linfocitos quienes son los “enemigos” y a quién tienen que atacar. En el proceso del tratamiento de inmunoterapia, se somete a estas células a un proceso de “maduración y programación molecular”.

Las células dendríticas son extraídas de la propia sangre del paciente, mediante una extracción o una aféresis selectiva.

De estás, y mediante diversos procedimientos de laboratorio de Biología Molecular, se extraen sus exosomas, que son unas vesículas con los que realmente las células ejercen su acción. Si hablamos de células dendríticas tolerogénicas, tendremos exosomas tolerogénicos.

Cuando se trabaja en el cáncer con células dendríticas inmunogénicas, entonces hablamos de exosomas inmunogénicos.

Si se trata de células madre mesenquimales de la fracción vascular estromal de tejido adiposo, entonces obtenemos exosomas regeneradores, que son más de 50 veces más efectivos que sólo las células madre.

Cuáles son los pasos a seguir?

Lo primero que hacemos es una historia clínica completa y exploración del paciente, estudio de todas las pruebas complementarias que nos aporta, y en su caso, realización de aquellas que precisamos para poder eliminar los factores que han activado la carga genética o bien el propio proceso autoinmune.

Una vez que el tratamiento evoluciona favorablemente, y si el cuadro clínico del paciente lo permite, podemos iniciar una nueva fase que nos permita recuperar aquellos tejidos dañados por la enfermedad. La regeneración celular con exosomas  regenerativos es también un tratamiento de Inmunoterapia con el que se puede completar el tratamiento y devolver a nuestros pacientes su salud en mayor medida.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  1. Maria

    En qué condiciones de salud debe estar el paciente, su relación en cuanto a otras enfermedades. cuál es el perfil del candidato a este sistema de curación?

    1. Biosalud Day Hospital

      María, buenos días. Los tratamientos de Biosalud Day Hospital son personalizados y se diseñan tras el análisis de la historia clínica y las pruebas que realizamos. Estas pruebas son, precisamente, lo que nos indica la idoneidad de cada paciente para recibir el tratamiento pero, a priori, no hay contraindicaciones. saludos