Invierno, la época para controlar la gripe

gripe en invierno

Iniciadas las campañas de vacunaciones para prevenir la gripe entre la población de mayor riesgo, lo cierto es que este virus afecta a miles de personas cada invierno. La medicina biológica defiende la prevención y la capacidad curativa de la fiebre. Con control, eso sí.

La gripe afectó durante 2017 a más de 750 mil personas en España. La mayor parte de los casos no revestían gravedad pero sí es cierto que unas 52 mil personas estuvieron ingresadas por esta enfermedad. La causa del fortalecimiento del virus durante el invierno, es el descenso de temperaturas y de la humedad ambiental, según el virólogo Peter Palese.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la vacunación para la gripe estacional entre la población de mayor riesgo de sufrir una gripe grave: personas mayores de 65 años (entre las que la mortalidad por esta enfermedad es mayor), menores de 59 meses y embarazadas y personas con enfermedades crónicas e inmunodepresión. En España también se recomienda la vacuna para el personal sanitario.

En cuanto al tratamiento, generalmente se centran en el alivio de los síntomas y se advierte de la conveniencia de permanecer en casa para evitar el contagio. La medicina biológica va más allá.

El tratamiento de la gripe y la medicina biológica

La medicina biológica trata de activar las fuerzas curativas del organismo, sus propios mecanismos de defensa o sistema inmunitario. Precisamente, como explica el dr. Mariano Bueno, “uno de estos mecanismos de defensa es el causante de la fiebre”. El director médico de Biosalud y especialista en medicina biológica, considera que es un error utilizar medicamentos antitérmicos, “nuestro organismo crea una reacción en la que por una parte facilita la llegada de gran cantidad de células defensivas y por otro, “caldea” el ambiente para que las células defensivas trabajen con más eficacia.

Si tomamos algún medicamento para bajar la fiebre, estamos mejorando la sintomatología aparentemente pero cronificamos el proceso y no dejamos al organismo curado del todo. ¿Quiere decir esto que cuanto más alta es la temperatura, es mejor? No, en la medicina biológica esta temperatura de 39 ºC es el límite, y 38 en el caso de los niños. Por encima de esas cifras, sí que recomendamos controlar la temperatura para que no suba más.

“Que tu alimento sea tu medicina”, dijo Hipócrates, y es cierto que la alimentación es una buena aliada en los tratamientos para la gripe, especialmente cuando hablamos de la Vitamina C.

Para la prevención de la gripe el doctor Mariano Bueno recomienda el kiwi de forma especial, y las naranjas y las mandarinas si proceden de cultivo ecológico. “El problema con las naranjas y las mandarinas es que contienen una gran cantidad de pesticidas y en este caso, ocurre al contrario que en otras frutas, no se quedan estos pesticidas en la piel y penetran en la pulpa, con lo que los ingerimos sin darnos cuenta”, afirma.

Cuando hablamos de tratamiento para curar la enfermedad, se puede llegar a recomendar la aplicación de Vitamina C por vía intravenosa por su eficacia.

¿Qué podemos hacer en casa si tenemos gripe?

Descanso, evitar ambientes fríos, lavarse las manos y cuidar las vías respiratorias exteriores con gárgaras o vahos de eucalipto. Estos son algunas pautas eficaces pero lo más importante es acudir a un especialista antes de tomar cualquier medicación.

Cuando hay fiebre, dormir y descansar es muy importante ya que el organismo puede recuperar fuerzas. Además, hay que tratar de cubrirse bien, sobre todo el pecho, los pies, el cuello y la espalda y evitar el frío y los cambios bruscos de temperatura.

Aquí encontrarás otras pautas para controlar la gripe, y otras, para diferenciarla de un resfriado.

gripe y resfriado

Infografía de EFESalud

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios