El azúcar refinado y los endulzantes

azucar componentes

El compuesto que se conoce como azúcar de mesa es la sacarosa. La sacarosa es un disacárido, un tipo de azúcar hecho de dos unidades de azúcar: glucosa y fructosa. Las dos se someten a una reacción de condensación, durante la cual se elimina el agua, y el resultado es un compuesto en polvo. Actualmente, el azúcar de mesa se extrae industrialmente de la caña de azúcar y de la remolacha azucarera.

El azúcar de mesa es muy nutritivo. Por esta razón, se consume en gran medida. Se utiliza en la cocina para dar un sabor dulce a los alimentos.  El azúcar es un hidrato de carbono, y no tiene vitaminas o minerales. Sólo una cucharada de azúcar tiene 16 calorías.

Ya que el azúcar está presente como un ingrediente de la mayoría de los alimentos, se debe prestar una atención especial a la ingesta de azúcar. Cantidades grandes de azúcar son peligrosas para la salud humana. De hecho, el azúcar refinado es uno de los peores alimentos que se pueden comer. Hay que tener cuidado al elegir una alternativa, porque algunas pueden realmente ser peor que el azúcar, incluyendo algunos edulcorantes que son ampliamente considerados como “saludables”, pero que en realidad son todo lo contrario.

Alternativas al azúcar:

  • Aspartamo
  • Agave
  • Sucralosa

Los edulcorantes artificiales son peores que el azúcar

Analizamos cada uno de ellos:

Aspartamo

El aspartamo es un producto químico sintético compuesto de tres ingredientes: dos aminoácidos y un enlace éster de metilo. Los aminoácidos son fenilalanina y ácido aspártico. En el aspartamo la relación de estos dos aminoácidos es de 50 por ciento de fenilalanina y el ácido aspártico en un 40 por ciento (con 10 por ciento enlace éster de metilo, también conocido como alcohol de madera, un veneno conocido). En otras palabras, sobre una base porcentual, es una cantidad masiva de dos aminoácidos no naturales aislados que simplemente no se encuentran en esta proporción en la naturaleza, unidos entre sí por un veneno conocido (tóxico).

El aspartamo es una gran amenaza para la salud pública y puede dar lugar a defectos de nacimiento, cáncer y el aumento de peso. También se ha vinculado a los tumores cerebrales.

La sucralosa

La sucralosa es un producto químico sintético creado en un laboratorio. En el proceso patentado de cinco pasos para hacer la sucralosa, se añaden tres moléculas de cloro a una molécula de sacarosa (azúcar).

Algunos argumentan que los alimentos naturales también contienen cloruro, lo cual es cierto. Sin embargo, en los alimentos naturales, el cloruro está conectado con enlaces iónicos que se disocian fácilmente. Pero en la sucralosa están en un enlace covalente y no se disocian. De hecho, no hay enlaces covalentes con cloruro de compuestos orgánicos en la naturaleza, sólo existen en forma sintética hecha por el hombre.

Fructosa

Cuando comemos una dieta que es alta en calorías y alta en fructosa, el hígado se sobrecarga y comienza a transformarse la fructosa en grasa.

Lustig y otros científicos creen que el exceso de consumo de fructosa puede ser una causa clave de muchas de las enfermedades más graves de la actualidad, entre ellos la obesidad, la diabetes tipo II, enfermedades del corazón e incluso cáncer.

Si consumimos una gran cantidad de fructosa en forma de azúcares añadidos puede pasar lo siguiente:

  • El hígado sintetiza grasas que son exportadas como colesterol VLDL, lo que conduce a la dislipidemia (triglicéridos y colesterol sanguíneos), a la grasa alrededor de los órganos y finalmente a enfermedades del corazón.
  • Aumentan los niveles de ácido úrico, lo que lleva a la gota y a la presión de la sangre elevada.
  • La deposición de grasa en el hígado puede conducir a enfermedad del hígado graso no alcohólico.
  • Causa resistencia a la insulina, lo que conduce finalmente a la obesidad y la diabetes de tipo II.
  • La resistencia a la insulina conduce a niveles elevados de insulina y al factor de crecimiento similar a la insulina (IGF-1) en todo el cuerpo, que en última instancia puede causar cáncer.
  • La fructosa no afecta a la saciedad de la misma manera que la glucosa, por lo que comemos más calorías totales automáticamente si nuestra ingesta de fructosa es alta.
  • El exceso de consumo de fructosa puede causar resistencia a la leptina, lanzando regulación de la grasa corporal fuera de control y que contribuye a la obesidad.
  • El azúcar puede ser francamente adictivo.

Agave

El néctar de ágave es un edulcorante hecho del jugo del ágave. A esta planta, que se relaciona con la sábila, le gustan los climas áridos y se puede encontrar principalmente en los desiertos de México. Considerada como una alternativa saludable a los edulcorantes tradicionales como la miel y el azúcar, la miel de agave es alta en fructosa, y como resultado conlleva el riesgo de efectos negativos para la salud.

Éstos son algunos de los peligros de la miel de ágave.

  • Puede contribuir a una enfermedad cardíaca: El néctar de ágave es muy alto en fructosa. Las dietas modernas contienen niveles mucho más altos de fructosa, y nuestro cuerpo no puede procesarlas lo suficientemente rápido, por lo que entran en el torrente sanguíneo como triglicéridos. Los altos niveles de triglicéridos en la sangre pueden contribuir a la aparición de enfermedades del corazón.
  • Provoca el aumento de peso: La fructosa puede inhibir la producción de leptina, la hormona que causa la sensación de saciedad cuando estás lleno. Por lo tanto, la fructosa aumenta el apetito y contribuye al aumento de peso.
  • No es seguro para los diabéticos: Cuando usted come sacarosa, por ejemplo, miel, su cuerpo la procesa convirtiéndolo en glucosa o azúcar en sangre. Sin embargo, su cuerpo procesa el néctar de agave convirtiéndolo en grasas en la sangre o triglicéridos.
  • El néctar de agave puede conducir a la deficiencia mineral: Existe cierta evidencia que sugiere que los altos niveles de fructosa en la miel de agave pueden impedir el metabolismo del cobre, lo que lleva a la disminución de la producción de colágeno y elastina en el cuerpo. Esto puede dañar los tejidos conectivos del cuerpo y dar lugar a un debilitamiento de los huesos, deformidad ósea, anemia, infertilidad y enfermedades del corazón.
  • El néctar de Agave puede causar daño hepático. El consumo de miel de ágave en lugar de azúcar, miel u otro edulcorante tradicional hace que los depósitos de grasa se formen en el hígado, y eventualmente puede conducir a cirrosis. Eso es porque, a diferencia de otros azúcares, la fructosa no puede ser metabolizada por todas las células del cuerpo, sino que debe ser metabolizada por el hígado, lo que la convierte en grasas.

Las excelencias terapeúticas de la melaza

La caña de azúcar es una gramínea tropical que ha sido cultivada por los seres humanos durante miles de años. La caña de azúcar es una hierba de raíces profundas enterrada como unos quince pies. Recoge oligoelementos del suelo y subsuelo, los minerales que nuestro organismo necesita.

Azúcar: caña de azúcar

Hacer lo que conocemos como azúcar de mesa a partir de la caña de azúcar puede variar desde un proceso relativamente simple a un proceso de varios pasos, y el resultado final varía en función de los pasos específicos del proceso. El azúcar de color marrón oscuro y claro, el azúcar en polvo y el azúcar blanco granulado son todos altamente refinados, mientras otros, como los que se enumeran a continuación, se hacen con un menor número de pasos en la cadena de procesamiento. Menos pasos benefician el medio ambiente, porque menos procesamiento significa menos impacto ambiental. También significa que más vitaminas y minerales que componen naturalmente la caña de azúcar permanecen en el producto final.

La melaza, a diferencia de otros edulcorantes de caña de azúcar, contiene cantidades significativas de vitaminas y minerales. La “primera” melaza es la que queda cuando se hierve el jugo de la caña de azúcar, se enfría y sus cristales son removidos. Si este producto se hierve de nuevo, el resultado se llama segunda melaza. La melaza tercera, la que se hace con la tercera ebullición del jarabe de azúcar, es la más nutritiva y contiene cantidades sustanciales de calcio, magnesio, potasio y hierro.

Melaza, beneficios

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos en 100 gramos de melaza cruda negra se encuentra la siguiente composición de minerales y vitaminas:

  • Calcio: 684 mg
  • Fósforo: 84mg
  • Hierro: 16,1 mg
  • Sodio: 96mg
  • Potasio: 2.927 mg
  • Magnesio. 258 mg
  • Tiamina: 11 mg
  • Riboflavina: 19 mg
  • Niacina: 2mg

La melaza tiene también un alto contenido en cobre y zinc, y es una fuente de la mayor parte de vitaminas del grupo B con excepción de la vitamina B1.De acuerdo al notable experto dietético Gaylord Hauser la melaza es extremadamente alta en Vitamina B6, en ácido pantoténico y en Inositol y debería ponerse en la mesa tan regularmente como la sal y usada como sustituto del azúcar en los cereales y comerse en lugar de mermelada o jalea.

La melaza de alto valor nutritivo – que contiene todos los minerales y nutrientes absorbidos por la planta – es más probable que se venda como alimento para el ganado. Afortunadamente, el valor nutricional de la melaza se está haciendo más conocido-, y diversos grados de melaza se venden en la actualidad como ingredientes para hornear, sucedáneos de azúcar y suplementos minerales.

Beneficios de la melaza para la salud

Seguidamente mostramos una lista de beneficios para la salud de la melaza, y unos consejos sobre la forma de consumirla como suplemento de salud:

  • Buena para el pelo – Una porción (dos cucharadas) de melaza contiene aproximadamente el 14 por ciento de nuestra dosis  diaria recomendada (RDI por sus siglas en inglés) de cobre, un importante mineral cuyos péptidos ayudan a reconstruir la estructura de la piel que soporta el pelo sano. En consecuencia, el consumo a largo plazo de melaza se ha relacionado con la mejora de la calidad del cabello, el crecimiento del cabello en los hombres y hasta una restauración del color original de su pelo
  • Edulcorante seguro para los diabéticos – A diferencia del azúcar refinado, la melaza tiene una carga glicémica moderada de 55. Esto hace que sea un buen sustituto del azúcar para los diabéticos y las personas que están tratando de evitar los picos de azúcar en la sangre. Además, una porción de melaza no contiene grasa y sólo 32 calorías, por lo que es adecuada para una dieta de pérdida de peso.
  • Cualidades laxantes – La melaza es un ablandador fecal natural que puede mejorar la regularidad y la calidad de las deposiciones.
  • Rica en hierro – Dos cucharadas de melaza contienen el 13.2 por ciento de nuestras necesidades diarias de hierro, mineral que nuestro cuerpo necesita para transportar oxígeno a nuestras células de la sangre. Las personas que padecen anemia (incluidas las mujeres embarazadas) se beneficiarán enormemente de consumir 1-2 cucharadas de melaza por día.
  • Alto contenido de calcio y magnesio – La melaza contiene un perfil mineral que ha sido optimizado por la naturaleza para una absorción superior. Por ejemplo, dos cucharadas de melaza contienen el 11.7 por ciento de nuestra RDI de calcio y 7.3 por ciento de nuestro RDI de magnesio. Esta relación calcio-magnesio es ideal, ya que nuestros cuerpos necesitan grandes cantidades de magnesio para ayudar a absorber igualmente grandes cantidades de calcio. Ambos minerales ayudan al crecimiento y desarrollo de los huesos, haciendo de la melaza una buena protección contra la osteoporosis y otras enfermedades óseas.
  • Contenido mineral adicional – Dos cucharadas de melaza también contienen el 18 por ciento de nuestro consumo diario recomendado de manganeso (que ayuda a producir energía a partir de proteínas y carbohidratos), el 9,7 por ciento de nuestra RDI de potasio (que desempeña un papel importante en la transmisión nerviosa y la contracción muscular), 5 por ciento de nuestro RDI de vitamina B6 (que ayuda el desarrollo del cerebro y la piel) y el 3,4 por ciento de nuestro RDI de selenio, un antioxidante importante.

La mejor manera de tomar la melaza como suplemento es mezclar entre 1-2 cucharadas de melaza en una taza de agua hirviendo y beberla con una pajita una vez que el agua se enfríe. Esto debe hacerse todos los días, principalmente por la mañana que es cuando más energía necesitamos.

El científico Ciryl Scott escribió el libro Crude Black Molasses: The Natural Wonder, en el que puede informarse de todo lo relacionado con la melaza y sus propiedades.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  1. Begoña Suárez

    Muy clara la respuesta a la pregunta que hice sobre la melaza. Muchas gracias….. Puede ayudarme? necesito hacer encontrar máquinas para hacer diagnostico con resonancia magnética.
    Vivo en México y quiero poner una consulta con un Doctor responsable, para apoyo de personas carentes de posibilidades en todos aspectos….. Mi amigo Dr. en Soria está elaborando el Vademécum de Homeopatía y es con quien voy a trabajar….
    Muy agradecida en verdad!!!