La importancia de tener los niveles de aminoácidos correctos

Los aminoácidos son unas sustancias químicas fundamentales en nuestro organismo ya que se combinan para formar las proteínas. Además, son esenciales para diferentes funciones corporales vitales y pueden influir incluso en el estado de ánimo.

Nuestro cuerpo es una compleja máquina que requiere de diferentes sustancias para mantener su actividad. Algunas de estas sustancias las produce nuestro organismo y otras las encontramos en la alimentación. Esto es lo que sucede con los aminoácidos, sustancias esenciales para formar las proteínas y mantener otras funciones biológicas.

Lo cierto es que es importantísimo mantener unos niveles óptimos de aminoácidos en nuestro organismo porque si no lo hacemos, estamos expuestos a sufrir graves enfermedades derivadas de ello: desde los sistemas inmune y digestivo, nervioso y reproductivo, se pueden ver afectados. Las cataratas, trastornos del sueño, el estrés o la depresión son solo algunas de las enfermedades vinculadas a la falta de niveles correctos de aminoácidos.

Existen dos tipos de aminoácidos: los aminoácidos esenciales, que son los que debemos ingerir a través de la dieta ya que nuestro organismo lo los genera y, sin embargo, están en la base de algunos de nuestros procesos vitales; y los aminoácidos no esenciales, que son aquellos que sí que pueden ser sintetizados por nuestro organismo a partir de otras sustancias.

Aminoácidos esenciales y los alimentos en los que los encontramos

Los nueve aminoácidos esenciales, sus funciones y los alimentos en los que podemos encontrarlos son:

  • Histidina: desempeña un papel crucial en el desarrollo del crecimiento y la reparación de los tejidos. Ayuda a la eliminación de metales pesados de nuestro organismo y es importante en el tratamiento de la artritis reumatoide o de la anemia.

Alimentos en los que encontramos la histidina: arroz, vegetales de hoja verde aunque sus fuentes principales son de origen animal – huevos, lácteos y carne.

  • Lisina: papel importante en la absorción del Calcio y en el metabolismo del Nitrógeno. Es esencial en la formación del colágeno y reduce los niveles de triglicéridos.

Alimentos en los que encontramos la lisina: leche desnatada, soja, carne de pavo y pollo, guisantes, maíz o huevo.

  • Metionina: este aminoácido ayuda a evitar la acumulación de grasa en el hígado y las arterias para prevenir la obstrucción del flujo sanguíneo.  Evita problemas en cabello y uñas y en personas que sufren esquizofrenia suele aparecer déficit de este aminoácido.

Alimentos en los que encontramos la metionina: los mariscos, la carne de res y los huevos son los alimentos de origen animal que nos proporcionan metionina. Además, las nueces, la soja y las alubias son fuente de este aminoácido.

  • Triptófano: aminoácido cuyo déficit suele ir acompañado de situaciones de estrés, insomnio, ansiedad, depresión, hiperactividad,… Es muy importante mantener unos niveles correctos  ya que tiene un papel clave en el estado de ánimo.

Alimentos en los que encontramos el triptófano: los huevos, la carne de pavo y de pollo y los pescados azules, dentro de los alimentos de origen animal. Los frutos secos, el plátano, el aguacate o las semillas también constituyen una buena fuente de triptófano.

  • Fenilalalnina: este aminoácido es un precursor de los neurotransmisores tyrosina, dopamina, epinefrina y norepinefrina. Juega un papel fundamental en la estructura y funcionamiento de protenínas y enzimas y en la producción de otros aminoácidos.

Alimentos en los que encontramos la fenilalalnina: además de la carne, los lácteos y los huevos, encontramos fenilalanina en los espárragos, cacahuetes, garbanzos y lentejas, entre otros. La fenilalanina está presente en los dulces, las bebidas refrescantes y los alimentos dietéticos con edulcorante artificial.

  • Valina: es uno de los llamados aminoácidos ramificados por las características de su estructura molecular. Ayuda a estimular el crecimiento y la regeneración muscular y está implicado en la producción de energía. Además, protege el sistema nervioso, ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en sangre y a regular el sueño.

Alimentos en los que encontramos la valina: carne de ave, lácteos –especialmente el requesón- y huevos. En cuanto a los alimentos de origen animal, la valina está presente en el arroz integral, los cacahuetes, la levadura de cerveza o el melocotón, entre otros.

  • Treonina: este es un aminoácido de vital importancia para el buen funcionamiento de las funciones hepáticas. Además, es una parte principal de la estructura del colágeno o la elastina. Es importante también porque contribuye a la formación de anticuerpos, fortalece el sistema inmunitario protegiéndonos contra virus o bacterias.

Alimentos en los que encontramos la treonina:  lácteos, huevos y carne, sobre todo de conejo, pavo, pollo y cerdo, además de las vísceras. Encontramos también treonina en verduras como el brócoli, berenjena, cebolla o calabaza, en rutas como plátanos, fresas y piña y en el arroz, en los garbanzos o la avena.

  • Leucina: es otro de los aminoácidos fundamentales para la síntesis de las proteínas y la regeneración muscular. Además proporciona energía a los órganos y los músculos. Se dice que es el aminoácido esencial para el deporte y puede imitar a la insulina ayudando al azúcar a entrar en las células.

Alimentos en los que encontramos la leucina: carnes rojas, queso –especialmente el parmesano- los huevos y el pescado –salmón, atún, caballa o mero – las legumbres y cereales como trigo, avena o cebada.

  • Isoleucina: una alta concentración de este aminoácido está presente en el tejido muscular y es fundamental para la activación del metabolismo muscular. Además es importante para el sistema inmune, la producción de hemoglobina y la regulación de energía.

Alimentos en los que encontramos la isoleucina: lácteos y huevos, además de carne de cordero, ternera, pollo y pavo. Los alimentos de origen vegetal ricos en isoleucina son las algas marinas, el arroz integral, los cereales integrales, la levadura de cerveza o los frutos secos.

Algunos de los aminoácidos no esenciales más importantes

  • Taurina: este aminoácido se encarga de ayudar a fortalecer el músculo cardíaco y previene la degeneración macular. Su papel más importante reside en que es un componente muy importante de la bilis y por lo tanto ayuda en la digestión de las grasas. En nuestra experiencia, suele ser un aminoácido que casi siempre aparece en niveles inferiores a los necesarios.
  • Glicina: aminoácido que ayuda a frenar la degeneración muscular, ayudando a la regeneración de tejidos dañados.

Muchas de las enfermedades que existen hoy en día, están relacionadas con déficits en los niveles de aminoácidos en el organismo. Por ello, debemos asegurarnos de que los mantenemos en niveles correctos. Lo importante no es ir a tratar los síntomas, sino las causas.

¿Cómo puedo saber si mis niveles de aminoácidos son los correctos?

En Biosalud®, gracias a nuestra dilatada experiencia de más de 30 años en la medicina biológica. Hemos desarrollado el análisis de orina AMINOACIDSCHEK ORINA mediante el cual gracias a una muestra de orina tomada a primera hora de la mañana, podremos saber nuestros niveles de aminoácidos y las carencias de ellos relacionadas con los principales procesos metabólicos de nuestro organismo. Además, en función de las carencias de cada persona, su altura y su peso, elaboramos una receta para suplir las carencias de cada persona y asegurar unos niveles de aminoácidos correctos.

Puedes realizar esta prueba desde tu domicilio gracias a BIOSALUD EN TU CASA. Te llevamos el kit para las pruebas y recogemos las muestras. Después de unos días, recibirás el resultado en tu correo electrónico.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios