Procurar
Close this search box.

Tratamiento Detox facial precio Zaragoza

Centro especializado en programas Detox

Es cierto que en los últimos años se han reducido algunos impactos ambientales. Los ríos son más limpios, los coches tienen filtros y la gasolina no contiene plomo. Pero también hay muchos contaminantes nuevos, como cientos de sustancias químicas nunca vistas, micro plásticos, nanopartículas y radiaciones de los smartphones.

 En la búsqueda de metales raros, estamos excavando media tierra y liberando en el aire y el agua muchas sustancias que llevan millones de años bajo tierra. Luego absorbemos estas sustancias en pequeñas cantidades al respirar, comer y beber. Debido a la multitud de toxinas y al hecho de que difícilmente podemos escapar de ellas independientemente del lugar del mundo en el que vivamos, la mayoría de las personas se ven afectadas tarde o temprano.

¿Cuáles son las toxinas típicas?

Por desgracia, sólo conocemos las sustancias que hemos investigado, y son pocas:

  • Metales pesados
    – Mer4curio (Hg), a través de amalgamas y pescado azul
    – Plomo (Pb) en el agua, los alimentos, la cerámica, la gasolina y las tuberías de agua
  • Compuestos organoclorados
    – Pesticidas, insecticidas (piretroides, PCP), herbicidas (glifosato)
  • COV (compuesto orgánico volátil)
  • Productos químicos (plásticos, flúor, xenohormonas, etc.)
  • Plastificantes, ftalatos, disolventes, etc.
  • Campos electromagnéticos (CEM)
  • Infecciones crónicas (carga viral, bacterias deficientes en la pared celular, etc.)
  • Conservantes y aditivos alimentarios (números E)

¿Por qué no enferman todas las personas?

Algunas personas pueden tolerar las toxinas sorprendentemente bien. Casi todo el mundo conoce a un fumador que ha vivido más de 90 años. Pero incluso estas personas probablemente habrían podido vivir unos años más y más sanas sin estas toxinas.

Con el tiempo, seas quien seas, la exposición a toxinas ambientales provocará una sobrecarga del organismo, que puede manifestarse en diversos síntomas como fatiga, dolores de cabeza, mala memoria, problemas cutáneos, problemas digestivos, dolor y otros problemas de salud. No todas las enfermedades, pero sí muchas, están causadas por toxinas. También hay infecciones bacterianas, etc., que pueden hacernos enfermar. Pero las toxinas pueden marcar la diferencia entre enfermar gravemente o sólo levemente de una infección, y lo bien que nos recuperemos después.

Cuáles son los trastornos típicos causados por las toxinas ambientales?

A menudo los pacientes acuden con molestias generales para las que no se encuentra una causa clara (enfermedades multisistémicas, enfermedades «psicosomáticas»). A veces las llamamos «enfermedades misteriosas». Según nuestra experiencia, en la mayoría de los casos están relacionadas con acumulación de toxinas. La toxicidad suele manifestarse en la parte más débil del cuerpo, lo que puede producir síntomas como fatiga, depresión, problemas digestivos, pérdida de memoria o dolor de espalda o en articulaciones. También se observa a menudo que, a pesar de las buenas terapias y tratamientos, los pacientes no se recuperan porque las toxinas subyacentes impiden la autocuración y autorregulación del organismo (bloqueo curativo).

Ejemplos de enfermedades relacionadas con toxinas ambientales:

Enfermedades respiratorias:

Enfermedades como el asma, la bronquitis y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) pueden estar causadas por la contaminación atmosférica, el humo de los cigarrillos y otras partículas nocivas presentes en el aire que respiramos.

Cáncer:

Ciertos tipos de cáncer, como el de pulmón, piel y vejiga, pueden estar causados por la exposición a sustancias nocivas como los productos químicos, la radiación y los contaminantes del aire o el agua.

Enfermedades neurológicas:

Las enfermedades neurológicas como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y la Esclerosis Múltiple pueden estar causadas por la exposición a sustancias tóxicas, productos químicos y contaminantes.

Enfermedades cardiovasculares:

Las enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio y el ictus, pueden estar causadas por la contaminación atmosférica y otros factores ambientales nocivos.

Enfermedades de la piel:

Las enfermedades de la piel, como el eccema y la psoriasis, pueden deberse a la exposición a sustancias tóxicas y productos químicos presentes en el aire o el agua.

Enfermedades psicológicas:

Burn-out, Long-Covid, Síndrome de fatiga crónica y Depresión.

Estudios muy recientes han demostrado la acumulación de hidrocarbonos policíclicos aromatizados como causante de la Artritis reumatoide. Seguramente en los próximos meses se van a ir publicando muchas otras asociaciones entre el acúmulo de toxinas específicas con enfermedades concretas que hoy en día afectan a gran parte de la población.

Los factores ambientales nocivos que tienen efectos adversos para la salud son principalmente metales pesados como el cadmio, mercurio, plomo, arsénico; pesticidas como el glifosato, el DDT; dioxinas como las de los alimentos grasos de origen animal, metales ligeros como el aluminio y toxinas orgánicas como las xenohormonas, y pueden variar en función de la edad, el estado de salud, la epigenética y la duración de la exposición.

¿Qué debo comprobar?

La atención se centra en una entrevista detallada, con o sin cuestionario, y un examen físico exhaustivo que incluye la boca y los dientes (cuidado con los materiales dentales). Además, se requieren Pruebas diagnósticas de metales pesados (análisis HEAVYMETALCHECK® cabello) pruebas de minerales y vitaminas en sangre, análisis de toxicidad celular y análisis del microbioma (análisis GUTCHECK® heces 1 muestra).

Aquí, en Biosalud Day Hospital, comprobamos la presencia de metales pesados y toxinas orgánicas como las xenohormonas mediante un test de quelación urinaria (HEAVYMETALCHECK® con prueba de provocación) Además, la Termometría de Regulación nos muestra campos de interferencia (bloqueos en la funcionalidad de órganos), y el Test de Neuromodulación Adaptativa (para comprobar desequilibrios entre nuestro Sistema Nervioso Simpático y el Sistema Nervioso Parasimpático) que encontramos sobre todo, debido a procedimientos y materiales dentales o cicatrices. En el caso de la mayoría de las demás toxinas (por ejemplo, la carga vírica), para aplicar la prueba adecuada son necesarias pruebas que apunten en la dirección correcta (Immunocheck®). Por lo tanto, el gran número de toxinas posibles hace que encontrar las toxinas correctas, que causan o contribuyen a la enfermedad, sea una búsqueda que debe realizar un centro especializado con un médico especialista o experto en la materia.

¿Cómo podemos evitar las toxinas ambientales?

Es importante reducir al máximo la exposición a sustancias tóxicas y radiaciones. Esto incluye las restauraciones dentales para sustituir los empastes de mercurio y minimizar los campos electromagnéticos, especialmente el uso de teléfonos móviles.

Puesto que es difícil cambiar el aire que respiramos, es vital vigilar el agua y los alimentos que consumimos. Por tanto, procure beber agua pura y comer productos de cultivo ecológico. Aunque esto no nos protege al 100%, es útil y reduce los contaminantes en general, como los pesticidas y las dioxinas que se utilizan generosamente en la agricultura.

Sin embargo, hoy en día son necesarios programas regulares de desintoxicación y limpieza para mantenerse sano. Para los enfermos crónicos, la desintoxicación en Biosalud Day Hospital es el primer pilar de la recuperación. Todo tratamiento comienza por ahí, con diferentes niveles, según el caso y, sobre todo, según lo que nos muestran las pruebas de toxicidad realizadas.

Medidas para la desintoxicación

Estas son algunas de las medidas que se suelen tomar en Biosalud Day Hospital para favorecer la desintoxicación en un entorno seguro.

El apoyo nutricional es una parte importante de la desintoxicación para minimizar la carga tóxica. A través de los alimentos tenemos acceso directo a los intestinos. Por lo tanto, la nutrición sirve como medio directo para influir positivamente en los principales órganos de desintoxicación. Además, el intestino está directamente conectado con el hígado, por lo que puede ser estimulado directamente por diversos alimentos.

Para una limpieza óptima del hígado y del tracto intestinal, la dieta durante la Semana de Desintoxicación de Biosalud Day Hospital consiste en una dieta orgánica, basada en frutas y verduras de cultivo ecológico, sin gluten y sin azúcar. A medida que el cuerpo se limpia y se deshace de las toxinas, debe recibir apoyo terapéutico. Por ejemplo, mientras se limpia y disminuyen los depósitos de grasa, las toxinas liposolubles que se almacenan en el tejido adiposo se liberan en la sangre. Las toxinas liposolubles son más difíciles de eliminar, por lo tanto, podríamos ayudar al paciente dándole ácido alfa lipoico para ligar las toxinas orgánicas liposolubles. Así, se excretan y no pueden atacar a otros órganos. Así, controlamos y apoyamos.

Nuestro objetivo es eliminar de forma segura las toxinas del tracto intestinal, los pulmones, las células y el tejido conjuntivo entre las células. Es especialmente importante darse cuenta de que algunas toxinas pueden bloquear las mismas vías de desintoxicación que necesitamos para la eliminación, con lo que se inicia un círculo vicioso.

Existen varios métodos para desintoxicar el organismo, como el ayuno, los programas especiales de desintoxicación, el ejercicio físico, la sauna, la hipertermia molecular, la hipertermia corporal, la INUSpheresis® o la ingesta de hierbas o suplementos.

Intentamos activar los tres mecanismos de desintoxicación: Desintoxicar, Limpiar y Eliminar.

La desintoxicación por vía intestinal incluye la chlorella, un alga de agua dulce; la zeolita, un mineral natural de origen volcánico; o el carbón medicinal. Por ejemplo, cuando se ingiere zeolita, ésta se une a toxinas como metales pesados y tóxicos que se encuentran en el tracto intestinal. Los contaminantes son expulsados, e inmediatamente nuevas toxinas atraviesan la pared intestinal. Así, podemos eliminar gradualmente las toxinas de la matriz corporal a través de los intestinos.

 La zeolita también favorece la desintoxicación a través del hígado. El hígado desintoxica toxinas en el intestino delgado y a menudo las mismas toxinas se reabsorben en el colon. Esto se conoce en medicina como el ciclo enterohepático (intestino-hígado). La zeolita puede ayudar a ligar las toxinas para que sean excretadas de forma segura.

Los programas de desintoxicación de la Medicina Integrativa no sólo proporcionan una desintoxicación activa, sino también apoyo a los órganos de desintoxicación como el hígado, los intestinos, el sistema linfático y los riñones. Para ello, utilizamos hierbas medicinales de apoyo, terapia neural y terapias como el drenaje linfático con presoterapia e hidroterapias de colon, o incluso diversos tipos de sueros intravenosos Detox.

Existen algunos sistemas de desintoxicación importantes que funcionan con nutrientes y enzimas específicos. Un ejemplo es el sistema del glutatión, que consta de tres aminoácidos, uno de los cuales es la cisteína, que contiene azufre. En las personas estresadas, los niveles de glutatión pueden disminuir, por lo que deben suplementarse en consecuencia. Las enzimas que trabajan con el glutatión, como la glutatión peroxidasa, necesitan selenio para funcionar eficazmente. Además, desintoxicar el tejido conjuntivo y el medio interno puede ayudar al organismo a recuperar la capacidad de activar sus mecanismos reguladores y favorecer la eliminación de toxinas a través del sistema linfático.

Toxinas como los metales pesados en el organismo y los radicales libres resultantes pueden provocar disfunciones y daños celulares. Por eso es importante, por un lado, neutralizar los radicales libres con antioxidantes y, por otro, reconstruir las células. Para ello, ofrecemos sueros intravenosos especiales destinadas a regenerar células y órganos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los suplementos por sí solos no bastan para promover una regeneración celular saludable. Una dieta y unos hábitos saludables, la introducción de ritmos naturales y la actividad física, un sueño suficiente y la reducción del estrés son también factores importantes para la regeneración celular y mantener/mejorar la salud

Programa de desintoxicación del hígado y la vesícula biliar

Este programa médico está diseñado para aquellos que sufren de problemas de hígado y vesícula biliar, problemas gastrointestinales crónicos, migraña, síndrome metabólico, niebla cerebral o reumatismo, o que simplemente quieren limpiarse en semanas regulares de desintoxicación.

O Programa de Desintoxicación Hepática de Biosalud Day Hospital está diseñado para desintoxicar y simultáneamente estimular el metabolismo. En este programa, combinamos nuestros muchos años de experiencia con la nutrición, las terapias de desintoxicación y el ayuno para proporcionar un cuidado óptimo del hígado, la vesícula biliar y el tracto intestinal. Esto estimulará la renovación celular, aumentará su metabolismo y le hará sentirse con más energía.

La limpieza hepática es intensa, pero muy eficaz para eliminar el «lodo biliar» y otras toxinas que sobrecargan el hígado.

Ventajas:

Este programa es una maravillosa experiencia de limpieza que le permite sentirse libre del estrés tóxico y le permite recuperar la agudeza mental y la vitalidad y reequilibrar su metabolismo. Se encontrará bajo estrecha supervisión médica y en buenas manos.

Suscríbete a nuestra newsletter