3 consejos para mejorar tus defensas

El sistema inmune es la barrera natural que posee el cuerpo humano contra las infecciones, patologías y dolencias. Es importante mantenerlo en perfectas condiciones porque si se cumple esa premisa, nuestra salud mejora notablemente. Para ello, en el artículo de hoy podéis leer tres consejos fundamentales para tener las defensas en óptimas condiciones.

  • Realizar algo de actividad física moderada es uno de los consejos fundamentales: el deporte puede ayudar a mejorar la inmunidad y la salud a largo plazo.
  • Dormir las horas que recomiendan los médicos: hay pruebas científicas que demuestran que la carencia de sueño debilita nuestras defensas.
  • Consejos de alimentación: los alimentos que ingerimos nos pueden ayudar a reforzar nuestro sistema inmunológico o, por el contrario, debilitarlo. Está explicado en los párrafos de la siguiente sección debido a que hay mucha información al respecto.

Consejos de alimentación para mejorar nuestro sistema inmune

La alimentación es la forma más efectiva de reforzar el sistema inmunitario y requiere constancia y un cambio de hábitos alimenticios. Ahora os vamos a recomendar algunos de los alimentos que nos ayudan a tener nuestras defensas en condición óptima.

El ajo, por ejemplo, es un anti bacteriano, anti fúngico y anti viral, que nos ayuda a combatir la fiebre y a prevenir los resfriados.

Las aves como el pollo y el pavo espolean la producción de glóbulos rojos y el caldo del pollo ayuda a la inmunidad de los intestinos gracias a la condroitina.

Por otro lado, todas las frutas en general son una fuente de vitaminas y todos los nutricionistas las recomiendan, pero en este caso, vamos a mencionar los cítricos, porque con su vitamina C estimulan la producción de glóbulos blancos, que luchan contra las infecciones.

Las pipas de girasol nos aportan una gran cantidad de fósforo y magnesio, así como vitamina E y B-6 con poder antioxidante. Se pueden comer, por ejemplo, en un poke de arroz.

Para terminar con los alimentos, os vamos a recomendar la cúrcuma, que es un antiinflamatorio natural y que ayuda a disminuir los dolores musculares.

Los análisis de Biosalud: en busca del origen del problema en el sistema inmunológico

Por último, hay que recordar que Biosalud Day Hospital está catalogada como Clínica Internacional de Medicina Biológica desde el año 1985 y en la actualidad se realizan pruebas diagnósticas y tratamientos que utilizan la tecnología más avanzada del sector para lograr la curación de los pacientes. Lo que se busca con los análisis es detectar el origen de la enfermedad y así combatir de raíz la enfermedad autoinmune. La medicina personalizada se ha convertido en el protocolo de actuación básico y permite lograr el éxito en un alto porcentaje de los primeros tratamientos. Además, Biosalud Day Hospital está acreditada con el sello Pyme Innovadora que otorga el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y es un reconocimiento a la innovación diaria y a la introducción de técnicas de última tecnología a los tratamientos médicos.

Doctor Mariano Bueno, un referente en el sector

El doctor Mariano Bueno lleva más de 35 años trabajando en uno de los sectores profesionales más exigentes. El reciclaje continuo y la formación permanente son dos premisas ineludibles en el ámbito de la medicina. El Dr. Bueno ha profundizado especialmente en las aplicaciones de las nuevas tecnologías a los tratamientos y se ha especializado en enfermedades como el Lyme, dolencias autoinmunes y en terapias curativas sin hacer uso de antibióticos, evitando así los efectos adversos. Otra faceta a destacar es sus tratamientos implementando métodos innovadores como la INUSpheresis®.

Es el fundador y director en la actualidad de Biosalud Day Hospital. Su formación se realizó en la Universidad de Zaragoza, licenciándose en Medicina y Cirugía en el año 1983 y con una licenciatura en Farmacia en la Universidad Alfonso X El Sabio en el año 2013. Hay que destacar también que posee un Máster en medicina biológica y antienvejecimiento y un Máster en reumatología y enfermedades médicas del aparato locomotor. Además, es director y asesor científico de sociedades médicas y empresas distribuidas por toda Europa: Roma, Génova, Viena, etc.

Opiniones positivas de pacientes sobre el doctor Mariano Bueno

En internet, los pacientes agradecidos por la diagnosis y la dedicación del Dr. Bueno, han dejado muchísimas valoraciones positivas y aquí tenéis una pequeña muestra de ellas.

“En mi opinión, el Dr Bueno es uno de los mayores expertos en la enfermedad de Lyme. Le llevé a mi hija, que sufría fatiga crónica desde hacía algunos años y él le diagnosticó Lyme. Después de 4 semanas de tratamiento él logro unos fantásticos avances. Ella se siente mucho mejor después de la terapia, y lo había intentado con otros médicos sin experiencia. Muchas gracias Dr Bueno.” (traducida del inglés). 5 estrellas, William.

“Agradezco mucho la ayuda del Dr. Mariano y todo su equipo en mi proceso de recuperación de la enfermedad de Lyme. Desde un primer momento se volcaron conmigo al 100% ayudándome y luchando por conseguir un buen diagnóstico que acabara con todos los dolores musculares que llevaba tantos años padeciendo, las migrañas, dolores de garganta… Soy pianista y gracias a Mariano, después de dos años sin poder tocar nada estoy pudiendo volver a realizar mi actividad con normalidad. Nunca podré agradecerle lo suficiente todo lo que ha hecho por mí. Gracias.” 5 estrellas, Marta.

“Probé más de 10 doctores diferentes para la esclerosis múltiple y ninguno conseguía mejoría. Aquí encontré un doctor que me hizo muchas pruebas y el tratamiento está funcionando.” 5 estrellas, Servando.

“Los recomiendo!!!! Me estoy tratando con ellos de Lyme Crónico, pero además me detectaron Candidiasis Intestinal, intestino permeable, Helicobacter Pylori, disbiosis, intoxicación por metales pesados y otras cosas. Nada de eso eso me lo encontraron en la Seguridad Social y gracias a ellos ya solo me queda librarme por completo del Lyme, para lo que me queda muy poco. Y además toooodo el personal es increíble por lo bien que me trataron, hicieron que la parte más difícil del tratamiento fuese más llevadera y guardo muy buenos recuerdos. Gracias a todos por todo!!!.” 5 estrellas, Diva.

Evolución de las clínicas de Biosalud Day Hospital en Zaragoza y Madrid

En estos centros de especialidades médicas y hospital de día, los profesionales cuentan con tecnología e instrumentación avanzada para el desarrollo de varios tratamientos dentro de la medicina biológica e integrativa.

Con el paso de los años hemos incorporado unidades especializadas en medicina regenerativa, enfermedades autoinmunes, enfermedades crónicas e infecciosas, tratamientos contra el cáncer entre otras. Hay que destacar la unidad dedicada en exclusiva al tratamiento de la enfermedad de Lyme.

La máxima de Biosalud Day Hospital es encontrar la cura siempre que esta sea posible y en esa dirección vamos a enfocar todos nuestros esfuerzos en los años venideros.20

La importancia de la vitamina D en tu sistema inmune

Nuestro sistema inmune es un escudo que nos mantiene a salvo de infecciones bacterianas, virus y otros bacilos. Esta barrera natural es un elemento esencial para nuestro organismo y la salud se ve profundamente afectada cuando este sufre un desajuste. En este artículo explicamos de forma pormenorizada el funcionamiento del sistema inmune y ahondamos en la importancia de la vitamina D en el refuerzo del mismo.

El funcionamiento del sistema inmunológico

El primer movimiento del sistema inmunológico es identificar los agentes exógenos que pretenden atacar al organismo. Las células del sistema inmune detectan los agentes patogénicos con celeridad y reaccionan, o bien con una respuesta inmunitaria innata, o bien una respuesta adaptativa. La innata es inmediata y desde el primer momento se combate la infección, causando una inflamación en el tejido circundante. La respuesta inmunitaria adaptativa es una reacción lenta pero dirigida a patologías específicas y mediante las células B y T.

La forma exacta de combatir las infecciones es mediante la producción de anticuerpos, que son moléculas proteicas que se enfrentan a los agentes patógenos hasta destruirlos.

Después de esta breve explicación, vamos a argumentar por qué la vitamina D puede ayudar a tener un sistema inmune más robusto y que ofrezca unas respuestas más contundentes ante posibles enfermedades.

Vitamina D Para reforzar el sistema inmunitario

La vitamina D es beneficiosa para el sistema inmune por varios motivos y, en primer lugar, hay que remarcar que es muy recomendable para el correcto mantenimiento de la mucosa intestinal. Esta víscera situada en el final del sistema digestivo está en contacto con el torrente sanguíneo y la mucosa intestinal es la barrera que impide que los patógenos se distribuyan por el cuerpo humano, afectando a otros órganos y tejidos. Cuando la mucosa está dañada, la posibilidad de contraer una enfermedad es muy superior. Por este motivo, la microbiota debe de estar bien cuidada y la vitamina D es una buena forma de mantener su fortaleza.

Por otro lado, la vitamina D también tiene una acción específica, estimulando a los macrófagos y a las células dendríticas. Estos son los elementos principales para las respuestas inmediatas que ofrece el sistema inmunitario en caso de agresión de un agente patógeno.

Por otro lado, la vitamina D incrementa la cifra de linfocitos Th2, que pertenecen al sistema inmunitario adaptativo y que aporta un efecto antiinflamatorio en este tipo de respuesta ante un ataque patogénico.

Hay que añadir que la vitamina D se relaciona con la prevención de las infecciones pulmonares y que se relaciona en innumerables investigaciones médicas con una disminución del riesgo de dolencias en las vías respiratorias.

Por todos estos motivos, en Biosalud Day Hospital consideramos que la vitamina D, muy presente en pescados grasos como el salmón, la trucha, el atún y la caballa, (también está presente en los quesos, la yema de huevo y los hongos) es una buena forma de reforzar el sistema inmune y, en consecuencia, una forma saludable y sencilla de prevenir patologías.

Enfermedades autoinmunes: de más frecuentes a más raras

En Biosalud Day Hospital somos especialistas en tratar enfermedades autoinmunes. En las siguientes líneas os aportamos información sobre estas patologías y os explicamos cuáles son sus síntomas más recurrentes y habituales.

Enfermedades autoinmunes más conocidas

-Enfermedad de Behçet: esta patología afecta a los vasos sanguíneos, provocando una inflamación conocida como vasculitis sistémica. La boca y los genitales son las partes más afectadas. Suelen ser objeto de úlceras dolorosas y profundas con base blanca o amarilla y halo rojo.

Espondilitis anquilosante: también es conocida como la enfermedad de Bechterew y es un tipo de artritis que se focaliza en el final de la columna vertebral. Su síntoma principal es un dolor cervical cerca de las caderas y la pelvis.

-El síndrome de Sjögren: este síndrome ataca al sistema inmunitario a través de las glándulas de secreción corporales y los primeros síntomas son la sequedad generalizada. En concreto, suele afectar a la cantidad de producción de lágrimas y saliva., aunque puede dar lugar a complicaciones en pulmones e hígado, y también a sarpullidos en la piel.

-Enfermedad de Crohn: esta enfermedad autoinmune se centra en el aparato digestivo, desde el comienzo hasta el final y uno de los síntomas habituales es sentir la necesidad de ir muchas veces al servicio, hasta más de 10 veces durante la fase aguda de la enfermedad. Las inflamaciones abdominales también son muy habituales.

-Síndrome de Reiter: esta enfermedad autoinmune provoca una infección urinaria y también inflamación articular. Afecta también a la capacidad de movilidad y a los ojos, con uveítis y conjuntivitis frecuentes.

-Colitis ulcerosa: es otro tipo de enfermedad intestinal autoinmune que afecta al intestino grueso, con una inflamación crónica del mismo. Sus síntomas son la fatiga, la fiebre, sangrado al ir al servicio y dolor rectal.

-Hepatitis ulcerosa: en este caso, el órgano objeto de esta dolencia es el hígado, provocando una inflamación y la muerte celular en el mismo. Es una enfermedad crónica degenerativa con periodos de latencia. Los síntomas son la fiebre y la ictericia, además de nauseas, e hinchazón abdominal.

-Tiroiditis de Hashimoto: en los pacientes que la sufren se detecta una actividad anormal de la tiroides, que no produce suficientes hormonas. El cansancio y la lentitud en los movimientos y a la hora de reflexionar o pensar son síntomas que nos deben de poner en alerta.

-Enfermedad de Graves-Basedow: también afecta a la tiroides, pero en esta dolencia con una inflamación de dicha glándula, que puede derivar en un hipertiroidismo. Los ojos suelen aparecer sobresalidos, y hay falta de apetito y pérdida de peso, así como debilidad muscular a nivel generalizado.

Artritis reumatoide: esta dolencia se focaliza en las partes blandas y en las zonas cercanas a las articulaciones. Esta inflamación de dichos tejidos destruye poco a poco el cartílago de las mismas y eso reduce la movilidad y erosiona los huesos. Antes de presentar los síntomas evidentes como el dolor o la rigidez, suelen detectarse patrones como el cansancio o los dolores de cabeza sin una explicación aparente.

-Lupus: el colágeno es el elemento principal afectado por esta enfermedad. La consecuencia directa es una pérdida de elasticidad y dolores musculares inexplicables. También se han detectado casos de anemia, fiebre, alopecia y coágulos de sangre.

-Esclerosis múltiple: es una de las enfermedades autoinmunes más conocidas y es una patología crónica neurodegenerativa. El cerebro, el sistema nervioso central y la medula espinal son las partes más afectadas. Loa nervios pierden la mielina y su funcionalidad se ve progresivamente afectada.

-Diabetes mellitus: esta dolencia autoinmune afecta al páncreas, que termina perdiendo su capacidad productiva de insulina, y eso termina desembocando en un incremento anormal de la glucosa en sangre. Los síntomas son cansancio, micción con mucha frecuencia, sed, pérdida de peso o visión borrosa entre otras.

Si quieres recibir la atención de un doctor especialista en autoinmunes, te esperamos en Biosalud Day Hospital. Somos expertos en este tipo de patologías y serás tratado en una clínica pionera con terapias especializadas basadas en la medicina integrativa.

El virus de Epstein-Barr, causa de esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad progresiva que afecta a 2,8 millones de personas en todo el mundo. Se trata de una patología para la cual hoy en día todavía no existe una cura definitiva.

Se trata de una enfermedad autoinmune inflamatoria crónica del sistema nervioso central que ataca las vainas de Mielina. Estas vainas protegen las neuronas del cerebro y la médula espinal. Por el momento, se desconocen las causas, aunque se tiene constancia de que existen un conjunto de factores genéticos y ambientales que pueden desencadenarla. En la actualidad, no se sabe bien porqué afecta a unas personas y a otras no.

Estudio sobre la causa de la esclerosis múltiple

Es posible que una de las principales causas de su aparición probablemente sea la infección con el virus Epstein-Barr (EBV, sus siglas en inglés), según un estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard y la Escuela de Medicina de Harvard.

Epstein-Barr es un virus del género herpes que puede causar mononucleosis infecciosa y se convierte en una infección que está presente durante toda la vida del paciente.

Se ha llevado a cabo un estudio realizado entre más de diez millones de militares estadounidenses, durante 20 años, y el resultado del mismo indica que este virus podría ser uno de los principales culpables que provoque la esclerosis múltiple (EM), porque multiplica el riesgo de sufrir esta enfermedad. A pesar de todo, no han podido demostrar directamente una relación de causalidad.

Con esta investigación, los científicos pretendían determinar la conexión entre el Epstein-Barr y la esclerosis múltiple. En el estudio han detectado que el 5% dieron negativo al EBV cuando comenzaron del servicio militar y 955 finalmente desarrollaron EM.

Los investigadores han comparado la evolución de los que se infectaron posteriormente y de los que no se llegaron a infectar. Los resultados del estudio, que se publicaron el 13 de enero en la revista Science, aseguran que el riesgo de padecer esclerosis múltiple se multiplica por 32 tras padecer la infección con el virus Epstein-Barr.

“Durante varios años, nuestro equipo y otros hemos estado investigando la hipótesis de que el EBV causa esclerosis múltiple, pero este es el primer estudio que ofrece una convincente evidencia de causalidad”, dice Alberto Ascherio, profesor de epidemiología y nutrición de la Harvard Chan School y autor principal del estudio. Este es un gran paso porque apunta a que la mayoría de los casos de esclerosis múltiple podrían prevenirse al detener la infección por Epstein-Barr y que centrarse en este virus podría llevar a encontrar una cura para la esclerosis múltiple”.

Relación Virus Epstein-Barr y Esclerosis múltiple

Establecer una relación causal entre el virus y la enfermedad ha resultado complicado porque el Epstein-Barr infecta aproximadamente al 95% de los adultos y, por el contrario, la esclerosis múltiple es una enfermedad relativamente rara y la aparición de sus síntomas comienzan unos 10 años después de haberse infectado.

Los niveles séricos de la cadena ligera de neurofilamentos, un biomarcador de la generación nerviosa típica de la esclerosis múltiple, aumentaron solo después de la infección por EBV.

Los hallazgos no pueden explicarse por ningún factor de riesgo de la EM y sugieren que el virus Epstein-Barr podría ser la principal causa de la esclerosis múltiple.

Esta investigación podría conducir al descubrimiento de una cura para la esclerosis múltiple.

Alberto Ascherio, asegura que el retraso entre la infección y la aparición de la enfermedad puede deberse en parte a que los síntomas no se detectaron durante las primeras etapas y en parte por la evolución de la relación entre el EBV y el sistema inmunitario del paciente, que se estimula repetidamente cuando el virus latente se reactiva.

En Biosalud Day Hospital realizamos una serie de pruebas diagnósticas para detectar la esclerosis múltiple, incluyendo una resonancia magnética para conocer bien el alcance de las lesiones. La desmielinización se produce más frecuentemente en la masa cerebral, el tronco encefálico o la médula espinal.
En nuestra clínica, especializada en medicina biológica, estudiamos además la historia clínica del paciente, y tratando de esclarecer los motivos y factores causales de esta patología crónica.

Tras detener el proceso autoinmune con el tratamiento personalizado aplicado, el siguiente paso es recuperar la funcionalidad perdida con tratamiento de regeneración.

Si necesitas más información, en Biosalud asesoramos a los pacientes y le recomendamos la mejor opción desde un punto de vista médico y profesional.

Levotiroxina e hipotiroidismo: Todo lo que necesitas saber

El  hipotiroidismo es una enfermedad frecuente, sobre todo entre mujeres de mediana edad, que puede tener origen autoinmune. Por ello, vamos a explicarte en qué consiste y cómo ayuda un tratamiento como la levotiroxina. 

¿Qué es el hipotiroidismo? 

Denominamos así a una enfermedad causada porque la glándula tiroides no genera la cantidad necesaria de ciertas hormonas fundamentales. Entre ellas, la T4 y la T3, cuya síntesis es regulada por la TSH, que a su vez es secretada en la hipófisis.

Son las llamadas hormonas tiroideas y se encargan de regular el metabolismo del cuerpo. Cuando existe escasez de ellas, la TSH aumenta tratando de que la tiroides produzca más. Sin embargo, el hipotiroidismo lo impide. La consecuencia es una disminución de la actividad general del organismo. Y esto afecta tanto a funciones cardíacas como neuronales o digestivas.

Causas del hipotiroidismo

La causa más común de esta enfermedad es la llamada tiroiditis de Hashimoto, que provoca fenómenos de autoinmunidad. A su vez, estos últimos producen la destrucción de la tiroides. Es el propio organismo el que no reconoce a esta glándula y la ataca con anticuerpos producidos por el sistema inmunitario.

Otros motivos menos habituales por los que puedes sufrir esta dolencia son el carcinoma de tiroides y el tratamiento con yodo radioactivo, el hipertiroidismo o la cirugía en esta glándula.

Síntomas del hipotiroidismo

De acuerdo con todo lo anterior, debes saber que los principales síntomas de esta enfermedad son el cansancio y la fatiga, una especial sensibilidad al frío, la apatía y el aumento de peso. No obstante, también pueden aparecer otros como fragilidad de cabellos y uñas, sequedad de la piel e incluso depresión.

Si crees que padeces esta dolencia, debes buscar tratamiento, ya que en casos extremos puede derivar en enfermedades más graves.

Tratamiento del hipotiroidismo: la levotiroxina

Afortunadamente, esta enfermedad tiene un tratamiento relativamente sencillo que permite llevar una vida completamente normal. A través de la medicación, sustituimos lo que no produce la glándula tiroides.

Concretamente, si padeces esta dolencia, el tratamiento con levotiroxina, que reemplaza a la hormona T4. La levotiroxina es una hormona que debe combinarse con otras terapias, farmacológicas o no. Esta última tiene una prolongada vida en el cuerpo y, además, se encarga de producir T3. Con ello, no es necesario que se haga un aporte extra de la T3 como parte del tratamiento.

Una vez el facultativo ha establecido la dosis adecuada, se debe controlar de forma periódica cómo está actuando el tratamiento para te realizaremos análisis periódicos para ver tus niveles de T4 y T3 y ajustar la dosis de levotiroxina. Sin embargo, te interesa saber que es una enfermedad crónica. Pero la buena noticia es que, bien tratada, no te producirá limitaciones en tu día a día.

No obstante, el mejor tratamiento contra el hipotiroidismo es el integral. A la levotiroxina, que puede lo más importante, con un enfoque de medicina integrativa te darán unas pautas añadidas. Así, te aconsejarán una dieta que no incluya alimentos con mucha fibra o soja, ya que estas dificultan la absorción de levotiroxina y, también, te recomendarán ejercicio físico.

En conclusión, el hipotiroidismo es una enfermedad que se produce por el mal funcionamiento de la glándula tiroides. Aunque crónica, con el tratamiento adecuado, podrás llevar una vida completamente normal.

El frío afecta más a las personas mayores ¿por qué?

Las personas mayores son más sensibles a diferentes estímulos pero ninguno les afecta tanto como el frío. La causa está en el deterioro de la función inmunitaria de la grasa.

El envejecimiento es un fenómeno que afecta a todas las personas a lo largo de la vida.  Cuando transcurre de forma natural, las células y funciones del organismo van perdiendo su capacidad, pero en principio este proceso no conlleva ningún trastorno más allá de las progresivas limitaciones del propio envejecimiento.

Sí es cierto que el deterioro de diversos elementos del organismo, hacen que las personas mayores sean más susceptibles a diversos estímulos y tengan una mayor propensión a desarrollar trastornos autoinmunes. 

La caída de las temperaturas tiene consecuencias a nivel físico en todas las personas, pero especialmente en las personas mayores. Esto se debe a algunas características de las células adiposas. Sí, cuando se dice que la grasa “nos protege del frío”, estábamos en lo cierto, y ahora, gracias a un estudio de las universidades de Yale y la de California – San Francisco, sabemos por qué.

El papel de las células y los efectos del frío en los mayores

Este proyecto de investigación científico ha arrojado respuestas concretas a las preguntas que nos hacemos en relación a las personas mayores y el frío. Resulta que las células inmunitarias de la grasa están pensadas para protegernos de las bajas temperaturas. Sin embargo, esta función puede deteriorarse con el tiempo, haciendo que las personas padezcan más inflamaciones debido al frío, así como un mayor número de enfermedades crónicas.

El estudio, publicado en la revista ‘Cell Metabolism’, utilizó como muestra a una serie de ratones en los que se estudió la evolución del tejido adiposo. Resultó que las células innatas, que se dedican a restablecer el calor corporal, podían causar muerte inducida por el frío debido al deterioro de sus funciones. Con el tiempo, estas células pierden su capacidad de acción y, tanto ratones como personas, se vuelven más vulnerables a los daños de las bajas temperaturas.

¿Qué peligros tiene el frío para las personas mayores?

Uno de los principales riesgos que tiene el frío para las personas de estas edades es la rigidez de las articulaciones. Además, los huesos pueden resentirse y tener mayor facilidad para dañarse en personas mayores de salud débil. Uno de los motivos es que el frío contrae la materia, haciendo que cualquier elemento del cuerpo sea menos flexible en general.

Además de este aspecto motor, las personas mayores pueden sufrir problemas para respirar, tales como bronquitis, amigdalitis o neumonías. En personas de avanzada edad, este tipo de enfermedades pueden causarles dificultades respiratorias graves. Las personas que son incapaces de inspirar y espirar de forma repetida, pueden sentir ahogos de diferente tipo.Muchas personas de esta edad viven solas, por lo que pueden exponerse a enfermedades respiratorias severas sin los cuidados adecuados.



También las capas superficiales de la piel pueden secarse y rasgarse con el frío. Las personas mayores no cuentan con tanta vitalidad epidérmica, ni con la capacidad para regenerarse de forma rápida. Igualmente, las heridas pueden tardar más en curarse y cicatrizarse de forma segura en personas mayores.

Está comprobado que puede haber una serie de daños a nivel cognitivo, ya que las personas mayores tienen más dificultad para razonar y comunicarse.

Y además, está el virus de la gripe, que en invierno afecta a más del 10 por ciento de la población mayor porque el virus se propaga más rápidamente en bajas temperaturas y mayor humedad.

Esta relación de síntomas corresponden a procesos de envejecimiento biológico. Sin embargo, a estos pueden sumarse  procesos de envejecimiento patológico   que tienen que ver con el estrés oxidativo o con una mayor liberación de radicales libres.

¿Qué se puede hacer para prevenir los daños causados por el frío?

Las personas mayores deben contar con calefacción apropiada en casa y evitar salir durante las horas en las que las temperaturas son más bajas. No obstante, conviene ventilar bien las habitaciones de la casa por la mañana.

Es importante que estén correctamente abrigados y que ingieran alimentos apropiados para las bajas temperaturas, siempre comida caliente y especialmente caldos, sopas o infusiones que preparan el cuerpo y reconfortan.

Lo esencial es que sean controladas por especialistas a nivel médico para hacer seguimiento de su salud, y por parte de familiares o personas cercanas, un seguimiento de sus hábitos y rutinas en estos momentos del año.

 

http://biosalud.org/blog/claves-para-retrasar-el-envejecimiento/

 

 

La contaminación «legal» también afecta a la salud

Los niveles permitidos de contaminación en las ciudades ¿realmente nos protegen? un proyecto de investigación relaciona la contaminación «baja» con la mortalidad.

Los efectos de la contaminación atmosférica sobre la salud se dejan ver cada día. Sin embargo, una vez establecidos los niveles de contaminación que se consideran “seguros”, los efectos de la polución se siguen notando. El estudio Elapse Project investiga la asociación entre la contaminación atmosférica y la mortalidad en áreas en las que la polución está por debajo de los estándares determinados por las autoridades de la Unión Europea, Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud.

Los investigadores piden que se revisen los límites de sustancias contaminantes, los estándares y las directrices porque hay una evidencia de que la baja polución está asociada con la mortalidad. La investigación está basada en los cambios en la exposición a partículas finas, a dióxido de nitrógeno, al ozono y al carbono, siempre por debajo del límite permitido. Se relacionan leves incrementos en la exposición con una mayor mortalidad por causas naturales y la presencia de enfermedades respiratorias.

El asma se asocia a la exposición, a largo plazo, a la “baja” contaminación por combustibles fósiles.  Esta polución también está detrás del desarrollo de un EPOC o un empeoramiento del estado de salud quienes la sufren. El cáncer de pulmón es la primera causa de muerte por cáncer en el mundo y, aunque por regiones varían mucho el tipo de partículas contaminantes prevalentes, lo cierto es que muchos factores constituyen un riesgo independiente, y hablamos de contaminación del aire tanto en interiores como en exteriores por los agentes antes mencionados o con partículas de asbestos, radón o arsénico.

Como mencionábamos, los responsables de este proyecto piden que se revisen los niveles aceptados de partículas contaminantes en el aire con la intención de prevenir estas y otras enfermedades en el futuro. A estos niveles de partículas, debemos sumar además los efectos del cambio climático sobre la calidad del aire.

La contaminación atmosférica y los niños

Uno de cada diez niños puede tener asma y la principal causa, es la contaminación derivada del tráfico de las ciudades.  La exposición al dióxido de carbono y a las partículas finas pueden desencadenar episodios fuertes de asma y los expertos en pediatría alertan de que la calidad del aire está empeorando, también por la falta de lluvia, lo que puede llevar a cronificar estos estados.

Otros riesgos de la contaminación en edades tempranas es la influencia en el desarrollo neurológico y las funciones cognitivas y el desarrollo físico y motor.

Por otra parte, la exposición a niveles elevados de contaminación por parte de la madre gestante, puede afectar al desarrollo de las células inmunitarias del bebé y predisponer a los niños a sufrir alergias o asma. Además, la polución eleva el riesgo de nacimiento prematuro.

A nivel mundial, se estima que el 90 por ciento de los niños respiran aire tóxico cada día y cada año, unos 600 mil niños mueren por alguna infección respiratoria aguda en las vías respiratorias bajas.

Los niños son más vulnerables ante cualquier ataque externo porque su organismo está en formación  y pueden ver comprometido su desarrollo. La medicina biológica, sin embargo, tiene en cuenta este nivel madurativo y los agentes externos como enfoque en diferentes tratamiento.

Los incendios forestales ¿también nos afectan? 

En las últimas semanas hemos vivido en España algunos de los incendios más trágicos de los últimos tiempos. Además de las consecuencias medioambientales y sociales de la devastación de miles de hectáreas, la salud de las personas que los viven de cerca, también se ve afectada.

Algunos síntomas de los incendios pueden ser normales durante un periodo de tiempo: la irritación en los ojos, la tos e irritación en la garganta e incluso la dificultad para respirar. Además, el dolor de cabeza y de pecho, los ataques de asma, el cansancio o la aceleración del ritmo cardíaco, afectan amuchas personas, especialmente mayores, niños y mujeres embarazadas.

El mayor riesgo, no obstante, lo sufren quienes tienen una enfermedad pulmonar o cardíaca previa.

Como en la contaminación por polución, la inhalación de partículas finas que se produce cuando se queman la leña y otras materias orgánicas, es la mayor amenaza para la salud ya que llegan a penetrar en los pulmones.

 

 

 

El sol y las enfermedades autoinmunes

El sol marca el ritmo de toda la vida que hay en la Tierra, la hace posible. Sin embargo puede afectar la salud de las personas con enfermedades autoinmunes.

El sol es la fuente de vida más importante y es imprescindible para el desarrollo de los seres vivos. Las personas necesitamos el sol para mantener nuestro organismo equilibrado y, aunque presenta riesgos, sabemos como prevenir las consecuencias de una exposición excesiva al sol.

Sin embargo, las personas con enfermedades autoinmunes deberían alejarse de los rayos solares ya que puede conllevar un agravamiento de su enfermedad. En Biosalud somos conscientes de ello y queremos ofrecerte algunos consejos que te ayuden a llevar una vida más sana.

Fotosensibilidad y enfermedades autoinmunes

La enfermedad autoinmune se origina cuando el sistema inmunológico de nuestro cuerpo falla y comienza a atacar células sanas, confundiéndolas con agentes agresores. Pueden tener un origen genético pero los factores ambientales tienen una gran influencia sobre la aparición de estas patologías. Cuando el cuerpo reacciona y se genera un estado de autoinmunidad, pueden aparecer una serie de dolencias, las enfermedades autoinmunes, que pueden compartir síntomas.

Algunos de los síntomas compartidos por diferentes enfermedades autoinmunes podrían resumirse en:

  • Dolor o hinchazón en articulaciones.
  • Problemas de piel.
  • Dolor abdominal o dificultades digestivas.
  • Fiebre recurrente.
  • Glándulas inflamadas.

En cualquier caso, la sintomatología es muy amplia y diversa y cursa con diferentes grados de intensidad. De hecho, muchas personas podrían estar sufriendo una enfermedad autoinmune sin ni siquiera ser conscientes de ello, achacando las molestias al estrés laboral, personal o familiar.

Pero ¿qué ocurre con los rayos del sol? muchas personas con una enfermedad autoinmune adquieren fotosensibilidad; la exposición al sol activa algunos de los síntomas de su enfermedad y aparecen brotes de sintomatología con cierta duración.

En Biosalud somos especialistas en enfermedades autoinmunes y queremos ayudarte. Un diagnóstico acertado podría contribuir a tomar las medidas necesarias para aliviar tu dolencia, como por ejemplo, protegerte del sol. En este sentido, lo primero que recomendamos es mantener una pauta de fotoprotección durante todo el año, incluso los días nublados.

Radiación UV, radicales libres y enfermedad autoinmune

El sol nos envía luz que incluye radiación ultravioleta. Al interactuar con las células de nuestro cuerpo, provoca que estas comiencen a generar radicales libres. Cuando hay exceso de radicales libres, las células empiezan a deteriorarse y a envejecer. En este estado, podrían confundir a un sistema inmunológico dando paso a la enfermedad autoinmune.

Todos debemos protegernos de la radiación solar, pero mucho más aquellas personas que sufren algunas de las dolencias catalogadas como autoinmunes. Recientes estudios creen encontrar una relación entre los ciclos solares y la incidencia de enfermedades autoinmunes.

Y parece ser que se produce un aumento de estas dolencias durante los picos de actividad solar. Aún hay mucho que estudiar, pero cada vez parece estar más claro la mala influencia del sol en nuestro sistema metabólico.

Consejos de protección solar

Muchas enfermedades autoinmunes, como el lupus o la esclerodermia, cursan fotosensibilidad y los pacientes están acostumbrados a protegerse del sol. Sin embargo sabemos que la radiación UV empeora cualquier dolencia autoinmune. En Biosalud te recomendamos que sigas los siguientes consejos, utilizándolos en tu día a día.

  • Usa protección solar de factor elevado. Es tu mejor escudo contra la radiación UV. Concéntrate en la cara y en las zonas expuestas. Aplica cada dos horas mientras estés al aire libre.
  • El sobrecalentamiento influye negativamente. Intenta quedarte en el interior de los edificios en las horas más calurosas del día. Si estás obligado a moverte procura llevar siempre bolsas de gel de hielo o botellas de agua congelada que permitan refrescarte,
  • Si te expones al sol, evita daños mayores cubriéndote. Tapa sobre todo aquellas partes del cuerpo que sufren la dolencia.
  • Utiliza tejidos frescos como el algodón o el lino. Si puedes utiliza ropa que incorpore protección solar.

Recuerda que en Biosalud estamos a tu lado. Conocemos las enfermedades autoinmunes y podemos ofrecerte un tratamiento personalizado, acompañándote en todo el camino que conduce hacia tu mejora.

Comida procesada en la infancia, un hábito peligroso

En ocasiones, los niños nos sorprenden deseando comida de una cadena de comida rápida o un snack que todavía no han probado. Este deseo por la “comida basura” se lo introducimos los adultos y las consecuencias para la salud pueden ser irreversibles.

Llega el verano y en vacaciones, podemos relajarnos con la dieta. Incluso llevamos a nuestros hijos a algún restaurante de comida rápida como premio de final de curso o un día especial. Y es cierto que lo excepcional no crea un hábito pero es preferible mantener ciertos alimentos (y la publicidad) fuera del alcance de los niños ¿quieres saber por qué?

Además de ser adictiva, la comida procesada puede derivar en complicaciones como la obesidad, enfermedades inflamatorias y crónicas e incluso la depresión. Una mala alimentación, además influye en el desarrollo académico y extracurricular.

Riesgo de obesidad en niños

La comunidad médica y la sociedad en general están demandado una estrategia gubernamental para frenar la obesidad infantil. Sin embargo, mientras el precio de los alimentos afecte en gran medida a las economías familiares, es difícil que puedan cambiar los hábitos de alimenticios.

Con todo, mucho podemos hacer para evitar el riesgo de obesidad. El consumo de comida rápida lleva a una mayor cantidad de calorías y grasa o azúcares añadidos y está demostrado que los niños que comen este tipo de comida, tienen patrones alimentarios poco saludables. El mayor consumo de estos alimentos, resta espacio a las frutas y verduras, la fibra y todos los alimentos saludables y no procesados necesarios en la dieta.

La obesidad infantil es factor de riesgo de enfermedades en el presente del niño pero también en su edad adulta. A corto plazo, la obesidad se asocia con alteraciones metabólicas – diabetes o hipertensión, entre otras- y en la adolescencia con obesidad, se presentan hipertensión, altos triglicéridos o bajos niveles de “colesterol bueno”. Además, la obesidad en la adolescencia se relaciona con mayor riesgo de desarrollar un síndrome poliquístico ovárico. Apnea del sueño, asma o estrés son otras de las patologías que se han puesto en relación con la obesidad infantil.

En el largo plazo, la obesidad infantil y adolescente, se convierte en una obesidad adulta incrementa el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular, ciertos tipos de cáncer, diabetes o asma.

Pero ¿qué debe comer un niño? La respuesta es sencilla, lo mismo que un adulto,  pero en cantidades adecuadas a sus necesidades. Excepto las leches infantiles, que pueden ser necesarias en el crecimiento, no existen los alimentos infantiles que no estén justificados exclusivamente por el mercado. Las galletas para niños, los yogures o los zumos infantiles ¿qué aportan?

El problema de la comida procesada son, además, las cantidades. En numerosos anuncios vemos raciones desproporcionadas para las necesidades de un niño, y es esto lo que puede llevarles a pedir este tipo de alimentos. Y no saben que, además, corren el riesgo de engancharse a este tipo de comida por la cantidad de aditivos y azúcares que liberan dopamina. Asociaremos esta alimentación a momentos de placer y los buscaremos siempre. Pero es una trampa que tiene consecuencias, también para los más pequeños.

El efecto inflamatorio de la comida procesada

En Biosalud Day Hospital siempre defendemos la dieta libre de azúcares añadidos, harinas refinadas o grasas trans. Justo los ingredientes que contienen la comida procesada. Más allá de los efectos sobre el peso, y sin quitarles importancia, este tipo de alimentos, además, van provocando una inflamación progresiva de ciertos tejidos del organismo.

El AZÚCAR promueve la liberación de citoquinas, una sustancia que promueve la inflamación de los tejidos. Por su parte, las GRASAS SATURADAS desencadenan inflamación del tejido adiposo y las GRASAS TRANS son culpables de la inflamación sistémica en el organismo. El GLUTAMATO es un aditivo para potenciar el sabor que se relaciona también con la inflamación crónica y la salud hepática y los CARBOHIDRATOS REFINADOS también estimulan la inflamación.

En niños, se ha demostrado que el estado inflamatorio se relaciona con sus patrones de alimentación y, entre sus principales consecuencias a esas edades, está el incremento del riesgo cardiovascular.

La alimentación puede causar inflamación intestinal al igual que lo hacen las alergias o las bacterias, y esto, además de afectar a todo el sistema digestivo, permite a las toxinas traspasar las paredes del intestino y entrar en el torrente sanguíneo. El síndrome de permeabilidad intestinal es un problema que puede tener consecuencias a nivel hormonal, articular e incluso del sistema nervioso.

En este proceso, nuestro organismo activa una respuesta autoimmune ante los agentes extraños, como puede ser la alimentación procesada. Según los expertos, cuando nuestro organismo es sensible a este tipo de alimentación y provoca respuestas como la inflamación, lo hace porque actúa como si tuviera una infección crónica que despierta la respuesta inmune.

Cuando vivimos con esta sensibilidad ¿por qué el cuerpo nos pide más y más azúcar? Nuestro cerebro necesita azúcar para funcionar sin embargo, un estado de inflamación intestinal supone una barrera a ese transporte de glucosa a las células cerebrales y por eso, el cuerpo nos pide comer más y más azúcar, porque nuestro cerebro lo está pidiendo, y esto provoca a su vez más inflamación.

Por eso, la comida procesada no solo afecta a nuestro peso sino también a nuestra respuesta inmunitaria. Si un niño o adolescente adquiere este tipo de hábitos su sistema inmunitario estará debilitado y sufrirá más riesgo de padecer enfermedades. Detectar esta inflamación a tiempo es importante para darse cuenta de la urgencia en adquirir unos buenos hábitos alimentarios.