Qué mascarillas protegen contra el covid-19

Las mascarillas nos protegen del contagio de enfermedades e impiden que nosotros mismos contagiemos a otras personas. Pero no todas las mascarillas son iguales ni nos aislan igual frente a todas las enfermedades. Te contamos cuáles son las más eficaces contra el covid-19 y como debes usarlas cuando salgas de casa.

La cantidad de mensajes que estamos recibiendo desde el inicio del estado de alarma así como la terminología sanitaria que manejamos, pueden impedir que la información llegue de manera adecuada a la ciudadanía y que, en ocasiones, no sepamos cuál es la mejor forma de actuar. Desde Biosalud Day Hospital vemos que esto está sucediendo, por ejemplo, con el uso de las mascarillas durante la pandemia por el covid-19, así que queremos ayudaros a saber cuál es la mejor forma de protección.

En primer lugar ¿qué diferencias hay entre los diferentes tipos de mascarillas? El nivel de protección y la reutilización son dos factores importantes que debemos tener claros, llevemos la mascarilla que llevemos.

Antes de describir los tipos de mascarillas y sus características, aclaramos qué es el término FFP. FFP son las siglas de “filtering facepiece” o “máscaras que filtran” las partículas. El número se refiere al nivel de protección. Así, FFP1 tiene una baja eficacia frente a agentes infecciosos, FFP2 una eficacia media y FFP3 una alta eficacia. La certificación en cada uno de estos tipos se obtiene a partir de los ensayos realizados, y es independiente del diseño o del material utilizado para su fabricación.

Por otra parte, cuando leemos P1, P2 o P3, estamos ante una terminología que se refiere a la eficacia de los filtros, no de las mascarillas por lo que solo es aplicable a las mascarillas que llevan filtros incorporados.

TIPOS DE MASCARILLAS Y SUS CARACTERÍSTICAS

  • Mascarillas consideradas Producto Sanitario (PS)

Mascarilla quirúrgica: se usa para evitar la transmisión de agentes infecciosos por parte de la persona que la lleva puesta. Solo si lleva el Marcado IIR, puede proteger frente a salpicaduras de fluidos potencialmente contaminados.

Esta mascarilla no se ajusta de manera hermética a la cara. Además, es desechable y no reutilizable por lo que no se puede limpiar ni desinfectar. No se considera EPI (equipo de protección individual)  pero sí es PS (producto sanitario)

Mascarilla dual: esta mascarilla recibe el nombre de mascarilla autofiltrante o media máscara filtrante frente a partículas y se diferencia de la mascarilla quirúrgica en que protege frente a la inhalación de bioaerosoles, sólidos y líquidos. Es EPI (equipo de protección individual)  y puede tener certificado FFP1, FFP2 o FFP3, y PS (producto sanitario, como la mascarilla quirúrgica)

Esta mascarilla se ajusta de forma hermética con la cara de la persona portadora. No es reutilizable por lo que debe desecharse al salir de una zona contaminada o al terminar una determinada terea.

  • Mascarillas no PS

Mascarilla Autofiltrante o media máscara frente a partículas. Su apariencia es similar a la mascarilla dual pero esta no puede utilizarse en el ámbito sanitario, aunque sí es EPI. Esta mascarilla protege de la inhalación de partículas peligrosas a la persona que la lleva puesta. Según el Ministerio de Sanidad, proporciona un nivel aceptable de protección aunque hay que fijarse en su clasificación FFP1, FFP2 o FFP3.

Esta pieza deba ajustarse de forma hermética a la cara. Es desechable excepto las que van marcadas con una R, que son reutilizables para más de un turno de trabajo.

Mascarilla + filtro de partículas. Estas mascarillas llevan adheridos unos filtros muy reconocibles y protegen de la inhalación de partículas peligrosas a las personas que la llevan puesta por lo que son EPI. El filtro puede ser P1, P2 o P3 y el nivel de protección que proporcionan es aceptable. No obstante, no se consideran PS.

Esta mascarilla debe ajustarse herméticamente y hay que tener en cuenta que la mascarilla sí que puede limpiarse y desinfectarse pero los filtros, no.

difernetes mascarillas covid-19

Por otra parte, nos encontramos con la mascarilla higiénica. El Ministerio de Sanidad considera que no están diseñadas para proteger de ningún riesgo por lo que no se recomienda para situaciones que impliquen la exposición a agentes peligrosos. No son PS  ni EPI. En este caso ¿Cómo deben ser las mascarillas que estamos haciendo en casa?

Hay que tener en cuenta que estas mascarillas son más bien “cubre bocas” aunque su confección debe estar dentro de unas características que desde el propio Gobierno facilitaron:

  • Una pieza rectangular con pliegues para que cubra desde la nariz hasta la barbilla y gomas o tiras para atar que ajusten bien la mascarilla a la cara-
  • Uno de los elementos más importantes es la tela: se recomienda el uso de Tejido no Tejido (TNT: textile non-tissé) convencional de 50-60 g/m2 o con un espesor de 0,3 -0,5 mm. Una de las usadas para curas es la mezcla de 50% viscosa 50% poliéster. Este tejido tiene gran capacidad de absorción y se usa en gasas para curas o, esterilizadas, como gasa en cirugía. El TNT convencional es biocompatible con la piel sana de las personas. Una de las características importantes para este caso es su poder de absorción. Hay otros materiales alternativos pero ¿dónde los encontramos? En la guía publicada por el Gobierno también sugiere proveedores.

El problema está en la accesibilidad de materiales. Las mascarillas que muchas personas, de forma voluntaria, están confeccionando en su casa, se hacen con materiales cercanos como las telas de algodón, por ejemplo. Pero ¿Sirven estas mascarillas para algo?

Los expertos coinciden en que protegen más que si no llevamos, sobre todo para evitar la difusión de las gotitas que expulsa la persona portadora. Sin embargo hay que tener cuidado porque llevar estas mascarillas nos puede dar una sensación de seguridad que es falsa: debemos seguir atendiendo a todas las medidas de higiene y distanciamiento de la misma forma.

Por otra parte, estas mascarillas deberían esterilizarse después de cada uso.

Un estudio publicado en 2013 en la revista “Disaster Medicina and Public Health Preparedness” de la Universidad de Cambridge, establece el nivel de efectividad de los tejidos domésticos como barrera protectora frente a una bacteria  (Bacilus atrophaeus) de entre 0,93 y 1,25 micras y un virus (Bacteriophage MS) de 0,023 micras. El tipo de tela más efectivo (ver tabla) es el de la mascarilla quirúrgica,  seguido del filtro de las bolsas del aspirador y de los paños de cocina.

¿Es relevante el tiempo que llevamos la mascarilla? Ni el Ministerio de Sanidad ni la Organización Mundial de la Salud hacen referencia al número de horas que es conveniente llevar una mascarilla para que mantenga o no su eficacia. En este sentido, vemos que esto depende de las cualidades de la mascarilla y del uso o exposición que tengamos al covid-19.

Es importante seguir las indicaciones de higiene para el uso de mascarilla y las medidas generales de higiene

Las indicaciones del Ministerio de Sanidad para un uso correcto de la mascarilla son:

  • Lávate las manos antes de ponerte la mascarilla
  • La mascarilla debe cubrir nariz, boca y barbilla
  • Debes evitar tocar la mascarilla mientras la llevas puesta
  • Si la mascarilla no es reutilizable, deséchala cuando esté húmeda y en cualquier caso, después de su uso
  • No toques la parte delantera de la mascarilla al quitártela, Hazlo por la parte de atrás y lávate las manos cuando la hayas retirado

Por otra parte, es importante saber que la mascarilla NO SUSTITUYE ninguna otra medida de higiene y de prevención del contagio recomendadas por las autoridades sanitarias.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios