El gran aliado para las terapias oncológicas, el calor

HIpertermia molecular

La hipertermia mejora la respuesta del organismo a los tratamientos contra el cáncer convencionales de cirugía, radioterapia y quimioterapia y reduce sus efectos secundarios

Desde la antigüedad, la fiebre ha sido reconocida como un componente beneficioso a la hora de estimular el sistema inmunológico. De hecho, ya en los tiempos de Hipócrates se decía que las enfermedades se curaban con calor. En la actualidad, y en línea con esa premisa, el calor puede ser un gran aliado para las terapias oncológicas, tanto para aumentar la eficacia de la quimioterapia o la radioterapia como para reducir los efectos secundarios de las mismas. ¿Cómo conseguirlo? Con la hipertermia.

La hipertermia es un tratamiento que lo que busca es aumentar de forma controlada la temperatura de tu cuerpo por encima de su nivel fisiológico, hasta un rango comprendido entre los 39 y los 44 grados centígrados. Y es que una temperatura superior a 42,5 grados tiene un efecto letal sobre tus células cancerosas (que puede acabar induciendo su destrucción), mientras que la mayoría de tus tejidos normales no resultan dañados.

Además, ésta también aumenta la perfusión y oxigenación de tus células tumorales hipóxicas (con poco oxígeno) que son tres veces más resistentes a la radiación que las células sanas, con lo que ayuda a mejorar la eficacia de los tratamientos oncológicos. Otro aspecto positivo que debes considerar es el papel que juega el sistema inmune y su activación por el calor de la aplicación de la hipertermia.

Mayor receptividad a la quimioterapia

A la vista de todo esto y, de manera sencilla, se puede decir que la hipertermia actúa en dos sentidos:

  • Llegada de una mayor cantidad de sustancias de la quimioterapia a tus células cancerosas mediante el torrente sanguíneo gracias al aumento de la temperatura
  • Ayuda a tu cuerpo a eliminar la toxicidad de la propia quimioterapia, por lo que te sentirás mucho mejor

De acuerdo con nuestra experiencia y como atestiguan diferentes estudios, la hipertermia mejora la respuesta de los tratamientos oncológicos convencionales de cirugía, radioterapia y quimioterapia. Por ejemplo, en España, el cáncer de mama es el que tiene una mayor prevalencia entre las mujeres y cada año se diagnostican en torno a 26.000 casos. Su tratamiento combinado con la hipertermia tiene éxito en el 66% de los casos, frente al 42% ( ) cuando el tratamiento convencional se aplica sin hipertermia (EL Jones et al., 2005). En el cáncer de próstata, la supervivencia a los tres años del tratamiento alcanza el 97% de los casos en los que se combina la quimioterapia con la hipertermia, frente al 67%, sin hipertermia (Strotsky et al., 1991).

La hipertermia como técnica para el tratamiento complementario del cáncer

Por todo ello, en Biosalud Day hospital hemos incorporado el calor a nuestras técnicas específicas para el tratamiento complementario del cáncer, formando parte de un protocolo desarrollado por nuestro Departamento de I+D+i, aumentando hasta 10 veces la efectividad de tus células dendríticas en cuanto a la capacidad de destrucción de las células cancerosas.

En Biosalud Day Hospital contamos con dos tipos de hipertermia, ambos de última generación. Teniendo en cuenta la instrumentación utilizada, este método puede ser más o menos eficaz e invasivo para el paciente, por la mayor o menor sensación de calor. Dependiendo de tu caso, será más conveniente uno u otro. Por un lado, disponemos de una cama de hipertermia corporal total única en España. Por otro, también contamos con equipos de hipertermia molecular, una tecnología recién adquirida, que se aplica, con unas almohadillas, sobre la piel. El tipo de energía que emite hace que se caliente la zona en profundidad, de forma interna y focalizada, aumentando el flujo sanguíneo sin la sensación de calor.

Mejora del bienestar

Además, los resultados actuales de combinar los tratamientos oncológicos convencionales con hipertermia reflejan no solo un aumento de la respuesta del tumor y supervivencia del paciente, sino un aumento de su calidad de vida con una disminución de los efectos secundarios tanto de la enfermedad como del resto de tratamientos aplicados y una mejora de tus síntomas.

En definitiva, lo que tratamos de hacer en Biosalud es aplicar técnicas complementarias que ofrezcan las mayores posibilidades de éxito. Tratamos de sumar efectos beneficiosos, nunca de restarlos. Solo así, conseguiremos tener el máximo de posibilidades de superar esta situación. Si te encuentras inmerso en un tratamiento oncológico y quieres mejorar tu bienestar, visítanos.

 

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios