Calor para combatir el cáncer

hipertermia para el tratamiento del cáncer

La hipertermia corporal es una técnica terapéutica que consiste en el incremento de la temperatura corporal de forma artificial. Esta tecnología es una gran aliada en los tratamientos complementarios al cáncer ya que multiplica la probabilidad de éxito.

Desde hace años la técnica de la hipertermia viene apoyando diferentes tipos de tratamientos médicos con éxito. En el caso de los tratamientos oncológicos, numerosos estudios y la experiencia, avalan la eficacia de esta técnica complementaria que, en el caso del cáncer actúa en dos sentidos:

  • el incremento de la temperatura permite que llegue a las células cancerosas mediante el torrente sanguíneo, una mayor cantidad de sustancias de la quimioterapia.
  • al mismo tiempo, ayuda al cuerpo a eliminar la toxicidad de la propia quimioterapia.

Teniendo en cuenta la instrumentación utilizada, el método de la hipertermia puede ser más o menos eficaz e invasivo para el paciente, por la mayor o menor sensación de calor. En Biosalud Day Hospital contamos con dos tipos de hipertermia, ambos de última generación: una cama de hipertermia corporal total, y la hipertermia molecular.

La hipertermia molecular se aplica, con unas almohadillas, sobre la piel, y el tipo de energía que emite, hace que se caliente la zona en profundidad, y de forma interna y focalizada, aumentando el flujo sanguíneo sin la sensación de calor. Este sistema puede mantener de forma segura un rango de temperatura entre 39º a 44ºC.

El principal efecto terapéutico de la hipertermia es la vasodilatación: conforme se calienta el tejido local, el flujo sanguíneo desencadena dos efectos:

  • promueve un transporte más eficiente de oxígeno y nutrientes.
  • Aumenta la evacuación de toxinas y residuos celulares de los tejidos que se calientan.

¿Cómo mejora la hipertermia el efecto de la quimioterapia?

En los protocolos estándar de quimioterapia, la oportunidad de que el medicamento entre en un tumor no es del 100% sino que, después de 24 horas, el 90 por ciento de lo que se ha inyectado en el paciente se pierde. Sin embargo, los estudios que analizan los resultados de los tratamientos con hipertermia molecular son más positivos; por ejemplo, en cáncer de colon la combinando la quimioterapia con la hipertermia molecular, los desarrollladores de la tecnología, han concluido con éxito el 92% de los tratamientos. En cualquier caso, las revisiones después de un tratamiento de cáncer, deben ser periódicas.

especialistas en hipertermia

En Biosalud Day Hospital disponemos de esta tecnología, que siempre debe utilizarse de manera complementaria al tratamiento que el oncólogo prescribe y con su conocimiento. Trabajamos de la mano para evaluar resultados y comprobar la evolución del tratamiento en cada caso.

En España, por ejemplo, el cáncer de mama es el que tienen mayor prevalencia entre las mujeres, cada año se diagnostican en torno a 26.000 casos. Su tratamiento combinado con la hipertermia tiene éxito en el 66% de los casos, frente al 42% cuando el tratamiento convencional se aplica sin hipertermia (EL Jones et al., 2005). En el cáncer de próstata, la supervivencia a los tres años del tratamiento alcanza el 97% de los casos en los que se combina la quimioterapia con la hipertermina, frente al 67%, sin hipertermia (Strotsky et al., 1991)

El sistema inmune, que nos protege de las enfermedades, no distingue entre las células cancerosas y las t-cells, así que cuando actúa, ataca a todas por igual. Sin embargo, las células cancerosas son muy sensitivas al calor porque se desarrollan entre venas y vasos por los que reciben sangre y glucosa que favorecen su desarrollo. Este es uno de los motivos por los que la hipertermia es eficaz en los tratamientos contra el cáncer.

Los protocolos de aplicación de la hipertermia molecular en casos de cáncer, tienen previsto un seguimiento de los pacientes para controlar su evolución. De hecho, el inicio de la respuesta de las células se detecta a las dos semanas de iniciado el tratamiento, cuando ya se puede observar la necrosis del tumor y la apoptosis, o suicidio, de las células.

Tratamientos complementarios al cáncer
¿Te ha gustado el post? Compártelo en tu red social
También puede interesarte


Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios