Análisis genético de alimentos

 

Adelgazar gracias al perfil genético

Adelgazar gracias al perfil genético es adelgazar ajustándonos a nuestro mapa genético, lo que equivale a un tratamiento de adelgazamiento a la carta.

La obesidad depende de factores ambientales, como la dieta o el sedentarismo, pero también de los genes. Por ejemplo, las señales de la saciedad se regulan genéticamente. Hay más de 300 genes que intervienen en la obesidad.

Con una alimentación conforme a las necesidades de los genes del individuo podemos tratar las enfermedades relacionadas con el metabolismo y otras que genéticamente pudieran estar determinadas para un individuo en concreto.

Los test genéticos de nutrición

Pero, ¿Cómo podemos saber lo que tenemos que comer según nuestros genes?

Es sencillo. Biosalud utiliza el test FoodGen®

Este análisis genético de alimentos nos dice como tiene que alimentarse una persona respecto a su genética.

Es también un estudio genético que analiza además 20 genes relacionados con las necesidades de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, incluyendo la intolerancia genética al gluten y a la lactosa.

Los genes determinan nuestros requerimientos nutricionales y el FoodGen® se encarga de personalizarlos.

El informe explica las variantes genéticas y la Tabla de Nutrientes facilita el diseño de una dieta personaliza con las cantidades óptimas de cada uno.

El resultado es una dieta para su cliente y para nadie más, con efectos significativos en su salud y bienestar.

Si además queremos conocer qué proporción del acúmulo de grasa de una persona puede atribuirse a factores genéticos y cuál va a ser su respuesta al tratamiento, tenemos el test de obesidad ObesityGEN®, que nos permite elegir la intervención dietética de mayor probabilidad de éxito para el paciente.

Adelgazar con una dieta personalizada

Obtener a través del estudio genético de un individuo una dieta personalizada para él es el objetivo de la Nutrigenómica. Y uno de los mayores especialistas en este tema es español, nacido en Zaragoza. Se trata del Dr Jose María Ordovas.

Análisis Genético Obesidad. Dr. Ordovas

Está considerado como uno de los fundadores de la nutrigenómica y ha contribuido a la formación de un gran número de investigadores. Sus estudios genéticos incluyen poblaciones en todos los continentes.

Con la nutrigenómica tendemos a un modo de nutrición personalizada que puede evitarnos enfermedades como la obesidad o la diabetes. Se trata de combinar dos ciencias que no han caminado juntas, la nutrición y la genómica.

No obstante, se necesitan todavía más estudios y la generalización de esos estudios a toda la población. Mientras tanto, el Dr. Ordovas nos recomienda mantener los hábitos nutricionales de cada región. Y la región se entiende en sentido amplio. Por ejemplo, la región mediterránea. Otro consejo de este experto es que respetemos la estacionalidad de los alimentos. Además, mientras para unos individuos una grasa determinada, como la del bacon, puede ser realmente nociva, para otras personas no lo será tanto o simplemente no lo será.

Y es que existen sujetos más predispuestos a la obesidad porque lo expresa su ADN. Sin embargo, el sujeto tiene que proyectar esa predisposición con hábitos poco saludables. Y por otra parte, si una persona que tiene predisposición genética a la obesidad practica buenos hábitos, evitará que la obesidad se exprese.

Dietas basadas en los genes. Estudios

Una investigación reciente llevada a cabo por el Dr. Nicola Pirastu, de la Universidad de Trieste, en Italia,  dividió en 2 grupos a individuos obesos, dando a uno una dieta según sus genes , y al otro grupo no, y demostró que «a pesar de que no hubo diferencias significativas de edad, sexo y de IMC (Índice de Masa Corporal) entre los dos grupos al inicio del estudio, las personas del grupo que habían seguido la dieta a base de genes perdió el 33 por ciento más de peso que los individuos del otro grupo, y el porcentaje de la masa corporal magra también aumentó más en el segundo grupo.

Análisis Genético De Obesidad. Estudios

Descubrir las bases genéticas de las preferencias de gusto y de los alimentos, puede llevarnos a aumentar no sólo la eficacia de las intervenciones nutricionales, sino también el cumplimiento de las mismas.

Otro estudio realizado por el Dr. Pirastu involucró un análisis de muestras de ADN de 4.000 voluntarios europeos y asiáticos que descubrió 17 genes asociados con el gusto por ciertos alimentos.

La gama de alimentos fue amplia, incluyendo el tocino, café, achicoria, el chocolate negro, queso azul, helado, hígado, mantequilla, zumo de naranja, yogur, vino blanco y champiñones.

Sorprendentemente, ninguno de los genes juega un papel activo en el sabor o la percepción del olfato.

Hemos encontrado una fuerte correlación entre el gen HLA-DOA y el gusto por el vino blanco, pero no tenemos idea de cuál de las características del vino blanco influye en este gen «, dijo el Dr. Pirastu, quien presentó sus hallazgos en la reunión anual de la Sociedad Europea de Genética Humana (ESHG) en Milán.

Estos estudios sobre la influencia de los genes en la dieta serán importantes para la comprensión de la interacción entre el medio ambiente, los estilos de vida, y el genoma en la determinación de los resultados de salud.

 

 

La medicina genética gana terreno en el tratamiento de las enfermedades mentales

Los investigadores, buscando desentrañar la base genética compleja de trastornos mentales como la esquizofrenia, han dado un gran paso hacia su objetivo. Un documento publicado en la Revista Nature asocia 108 ubicaciones genéticas a la esquizofrenia -la mayoría por primera vez. Los alentadores resultados llegan el mismo día que una donación de 650 millones de dólares para ampliar la investigación de las enfermedades psiquiátricas.

Pionera investigación sobre genética aplicada a las enfermedades mentales

Ted Stanley donó dinero al Centro de investigación siquiátrica Stanley en el Instituto Broad en Cambridge, Massachusetts. El instituto ha descrito la donación como el regalo más grande para la investigación psiquiátrica.

El director del centro Steven Hyman ha afirmado que «la garantía de una larga vida del centro nos permite tener ambiciosos proyectos a largo plazo y riesgos intelectuales».

El centro utilizará el dinero para financiar los estudios genéticos, así como investigaciones sobre los procesos biológicos implicados en enfermedades como la esquizofrenia, el autismo y el trastorno bipolar. El esfuerzo de investigación también busca mejores modelos animales y celulares para los trastornos mentales, e investigará las sustancias químicas que podrían desarrollarse en los medicamentos.

El documento1 de Nature fue producido por el Consorcio de Genómica Siquiátrica (PGC), una colaboración de más de 80 institutos, incluyendo el Instituto Broad. Cientos de investigadores del PGC agruparon muestras de más de 150.000 personas, de las cuales 36.989 habían sido diagnosticadas con esquizofrenia. Este enorme tamaño de la muestra les permitió detectar 108 ubicaciones genéticas, en las que la secuencia de ADN en las personas con esquizofrenia tiende a diferir de la secuencia en las personas sin la enfermedad. «Este trabajo es en cierto modo una prueba de que la genómica puede tener éxito», dice Hyman.

«Este es un momento muy emocionante en la historia de este campo», coincide Thomas Insel, director del Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) en Bethesda, Maryland, quien no participó en el estudio.

El gran tamaño de la muestra también permitió a los investigadores a desarrollar un algoritmo que calcule una «puntuación de riesgo» para la contribución de cada variante de la esquizofrenia. Esto a la larga podría ser utilizado para predecir quién podría desarrollar el trastorno o para dar más peso a un diagnóstico incierto de esquizofrenia, dice Insel. El NIMH es probable que dedique más dinero pronto a hacer encuestas genéticas intensivas y siguiendo las pistas genéticas que salen de ellas.

Hallados 83 nuevos genes involucrados en la esquizofrenia

De las 108 genes identificados en el documento de PGC, 83 no habían sido identificados anteriormente. Muchos de las ubicaciones genéticas se encuentran en o cerca de genes sospechosos de estar involucrados en la esquizofrenia y otros trastornos mentales, dice Michael O Donovan, psiquiatra de la Universidad de Cardiff, Reino Unido, quien dirigió el estudio. Uno de ellos era el gen que codifica el receptor de dopamina DRD2, que es un objetivo de todos los medicamentos actuales para el tratamiento de la esquizofrenia, pero nunca ha surgido como un factor de riesgo. Los ubicaciones también incluyen genes que codifican varias proteínas implicadas en la transmisión de señales eléctricas entre las neuronas y la creación de las conexiones entre las células cerebrales.

Varios genes asociados con la esquizofrenia codifican proteínas implicadas en el sistema inmune, que durante mucho tiempo se ha sospechado que tiene un papel en el desencadenamiento de la enfermedad.

El PGC también está utilizando una plataforma llamada PsychChip, que se enfoca en partes del genoma asociadas con varias enfermedades psiquiátricas, incluyendo algunas menos estudiados, como la anorexia nerviosa y el trastorno obsesivo-compulsivo. A finales de este año, Sklar dice, el equipo espera haber secuenciado muestras de 100 000 personas con enfermedad mental: lo suficiente como para identificar las asociaciones más significativas.

Que es la esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad mental que afecta a más de 24 millones de personas en el mundo.

Los investigadores consideran que con este hallazgo están más cerca de entender la enfermedad, que suele afectar en los últimos años del periodo de la adolescencia.

Fuente: Nature

El triunfo de la medicina genómica

No pasa una semana sin el anuncio de un avance científico en medicina genómica. La edición del New England Journal de 6 de Marzo detalla como las células humanas pueden ser genéticamente modificadas para hacerlas resistentes al virus que causa el Sida. Una semana antes, el mismo diario había publicado una constatación de que analizar el ADN fetal de la sangre de una mujer embarazada era un modo de detección más exacto y menos intrusivo del síndrome de Down y otras anomalías cromosómicas que métodos como la ecografía y análisis de sangre.

 

El cáncer, una enfermedad esencialmente genómica

El análisis del genoma está ya siendo usado para guiar el tratamiento de los cánceres de cerebro y de mama. Eric Green, director del Instituto Nacional de investigación del genoma humano de EE.UU., explica que el cáncer es esencialmente una enfermedad genómica. «En lugar de clasificar los cánceres por el tejido donde se detectaron por primera vez -colon, mama o cerebro-, los médicos están comenzando a clasificar el cáncer por sus características genómicas y seleccionar tratamientos basados en la autoría de diferentes mutaciones. Este enfoque promete tratar a los pacientes con los medicamentos más efectivos y reducir al mínimo los efectos secundarios no deseables, especialmente cuando es improbable que la quimioterapia ayude.

Green afirma que el fin del Proyecto del Genoma Humano fue el punto de partida en el camino a la medicina genómica. Al principio, hace una década, las científicos se centraron en usar la secuenciación del ADN y las tecnologías computacionales para interpretar el genoma y comprender su biología. Ahora los están usando para mejorar diagnósticos, medicamentos y práctica clínica. Después de poco tiempo, los médicos adaptaran el tratamiento de muchas enfermedadees sobre la base de la información genómica de un individuo.

Los primeros triunfos de la medicina genómica se están viendo con las enfermedades hereditarias raras.

Podemos estar predispuestos a ciertas enfermedades a causa de nuestros genes, pero no son sólo los genes los que determinan nuestra salud. También es nuestro estilo de vida, los hábitos y el medio ambiente. Esto puede provocar que los genes se activen y desactiven e incluso alteren. También queda mucho por saber de lo que en su dia se llamó «Adn basura» y sobre el microbioma- un ecosistema de microorganimsos que viven en y dentro del cuerpo humano-. Así que se necesita mucha más información y mucha más investigación y análisis.

El progreso de otras tecnologías ayudará al progreso de la medicina genómica

La buena noticia es que otras tecnologías están progresando rápidamente lo que facilitará estas investigaciones. Con el coste de la secuenciación del genoma cayendo a niveles asequibles, pronto habrá datos del genoma disponibles para millones de personas. Adicionalmente, los smartphones que llevamos están capturando información sobre nuestro estilo de vida y hábitos, ubicación y niveles de actividad. Los dispositivos médicos usables, que muchas empresas están desarrollando, van a grabar nuestros signos vitales como la temperatura, la oxigenación de la sangre y el ritmo cardíaco. Cuando se combinan estos datos, se obtiene la capacidad para analizar rápidamente la correlación entre nuestro genoma, nuestros hábitos y nuestra enfermedad – exactamente lo que se necesita para desarrollar tratamientos individualizados-.

ESto significa que la medicina en pocos años comenzará a avanzar al mismo ritmo que internet y el software, lo que hará que veamos una auténtica revolución en el cuidado de la salud.

No obstante, es necesario mantener la investigación básica que llevó a la secuenciación del genoma y al propio internet. Estas tecnologías suelen tardar décadas en dar sus frutos y por el camino hay decepciones y fracasos. Hay todavía muchas investigaciones que hacer en el campo de la medicina genómica. Estamos en el camino de librar a la humanidad de muchas enfermedades. Es el momento de doblar la inversión y no de alejarse de la misma.

Fuente: GulfNews.com

Seis campos de aplicación de la medicina genómica

Los nuevos secuenciadores de genomas y la interpretación de los datos obtenidos han hecho avanzar la medicina genómica y su aplicación en la asistencia sanitaria personalizada

 

El futuro inmediato de la medicina genómica

Los avances en la tecnología de secuenciación del ADN y la interpretación de los datos adquiridos han impulsado avances en la medicina genómica y su aplicación en la prestación de asistencia sanitaria personalizada. Illumina ha anunciado recientemente un nuevo hito que llevará a la industria a metas que no había siquiera imaginado -un super equipo de secuenciación del ADN (HiSeqX) diseñado para procesar 20.000 genomas por año a un coste de 1.000 dólares cada uno. El coste actual de secuenciar un genoma humano es de aproximadamente 10.000. Se espera que el secuenciador de genomas HiSeqX de bajo coste relativo y alta velocidad elimine las barreras existentes y permita una amplia difusión de la recogida de datos genómica al reducir el coste y aumentar la velocidad de secuencia, que a su vez permitirá un análisis más sofisticado y la aplicación de esa información para tratar y prevenir la enfermedad.

Campos de aplicación de la medicina genómica

Pero a corto plazo, ¿dónde están las oportunidades de aplicación de la medicina genómica? El Dr. Eric Green, Director del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano de Estados Unidos, hablando en la Conferencia Mundial de Medicina Personalizada en Silicon Valley con el título «La llegada de la medicina personalizada. La edad del manejo guiado de la enfermedad», informó de la lista de temas candentes en 2014 para la medicina genómica.

  1. Cáncer: El Dr. Green cree que el uso de la genómica en el cuidado del cáncer llegará a ser tan común como el uso de la química clínica.
  2. Farmacogenómica: Por ejemplo, el uso de las pruebas genéticas para identificar los posibles efectos adversos del tratamiento en sí.
  3. El uso de la medicina genómica en el cuidado clínico: El Dr. Green señaló que actualmente hay dos programas de investigación diferentes que prueban el uso de la medicina genómica en la atención clínica. El Programa Clínico de Secuenciación de Investigación exploratoria (CSER) examina el uso de la secuenciación genómica como parte de la atención al paciente y el Implementing Genomics in Practice revisa ejemplos de casos para extraer las mejores prácticas.
  4. La prueba genética prenatal y del recién nacido no invasiva es un área con grandes oportunidades para la medicina genética. Se trata en usar la información genómica para ampliar la comprensión de las enfermedadees identificadas en el período neonatal, incluidos los asuntos legales y éticos para dichas pruebas y el uso apropiado de esta información.
  5. Sistemas de información genómica clínicos para entender mejor el significado de la genómica y traducirla para el profesional que realiza el tratamiento: El Dr. Green explicó que hay una necesidad de sistemas más potentes para integrar la información genómica en el laboratorio, al médico y a la historia clínica.
  6. Aplicación de diagnósticos genéticos para el tratamiento de las enfermedades genéticas ultra-raras. El objetivo es facilitar la investigación de la etiología de las enfermedades no diagnosticadas y crear una comunidad de investigación de gran colaboración para identificar las mejores prácticas para el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad sin diagnosticar.