¿Cómo se reconoce una intolerancia alimentaria?

 

Los síntomas no son inmediatos

En la alergia a los alimentos, una respuesta anormal del sistema inmune tiene como resultado que el organismo fabrica anticuerpos para combatir con los alimentos. La alergia alimentaria, ya sea  mediada por el anticuerpo IgE o retardada no mediada por IgE, es una reacción causada por el sistema inmune, que afecta a aproximadamente al 1% de los adultos y al 5-9% de los niños.

Sin embargo, algunas personas sufren síntomas después de comer ciertos alimentos, incluso cuando no producen anticuerpos contra ellos. Diferentes mecanismos pueden hacer que los alimentos afecten a las personas de esta forma. Estas reacciones no inmunes se conocen como intolerancias alimenticias.

La intolerancia alimentaria es mucho más común que la alergia a los alimentos y no es causada por el sistema inmune. El inicio de los síntomas suele ser más lento, y puede ser retrasado durante horas después de comer el alimento desencadenante. Los síntomas también pueden durar varias horas, incluso hasta el día siguiente y, a veces más tiempo. La intolerancia a varios alimentos o un grupo de alimentos no es poco frecuente, y puede ser mucho más difícil decidir si la intolerancia a los alimentos es la causa de enfermedad crónica, y qué alimentos o sustancias pueden ser responsables.

Con una intolerancia a los alimentos, algunas personas pueden tolerar una cantidad razonable del alimento, pero si comen demasiado (o demasiado a menudo) tienen síntomas, ya que su cuerpo no puede tolerar cantidades ilimitadas.

La relación de tiempo entre el consumo de la comida y la aparición de los síntomas depende de muchos factores. Si el alimento se come solamente muy de vez en cuando, la aparición de los síntomas después de la digestión varía desde casi de inmediato a varias horas, hasta dos días. Sin embargo, esto es diferente cuando la comida se consume regularmente, entonces cada «reacción» dará lugar a la siguiente, produciéndose la aparición de síntomas crónicos, casi continuos, sin clara reacción inmediata cada vez que se come el alimento. Cuando esto ocurre, puede ser más difícil identificar los alimentos causantes pero todavía puede hacerse, y a menudo con resultados notables.

Los síntomas causados por la intolerancia a los alimentos son variados. Suelen producir síntomas gastrointestinales, como distensión abdominal, diarrea, náuseas, vómitos, colon irritable y pueden incluir erupciones en la piel y en ocasiones fatiga, dolores en las articulaciones, los círculos oscuros bajo los ojos, sudores nocturnos y otras enfermedades crónicas.

Causas de las intolerancias alimentarias

La intolerancia alimentaria puede tener un número de causas diferentes:

Defectos enzimáticos

Las enzimas son necesarias para ayudar en la descomposición de sustancias naturales que se encuentran en ciertos alimentos. Si estas enzimas se pierden, o escasean, después de comer el alimento pueden producirse síntomas debido a que parte del contenido de la comida no puede ser adecuadamente tratado por el cuerpo.

En la intolerancia a la lactosa, por ejemplo, el cuerpo puede carecer de la enzima (lactasa) que descompone la lactosa (azúcar de la leche) en azúcares más pequeños listos para la absorción desde el intestino. La lactosa es demasiado grande para ser absorbida a través de la pared del tubo digestivo sin ser digerida, y su presencia en el intestino provoca espasmo intestinal, dolor, hinchazón, diarrea y «falta de crecimiento». Por cierto, estos mismos síntomas pueden ocurrir en la alergia a la leche, cuando el organismo ha producido anticuerpos a la proteína de la leche, lo que provoca una reacción inmune cuando se bebe leche. Por lo tanto, no siempre se puede distinguir la alergia de la intolerancia por los síntomas sin la ayuda de un experto.

Intolerancias Alimenticias Leche

La mayoría de los alimentos requieren alguna actividad enzimática en su digestión, y las deficiencias de la enzima pueden ser un factor importante en las intolerancias alimentarias.

Causas farmacológicas

Algunos alimentos contienen sustancias químicas naturales que tienen un efecto en el cuerpo, tales como la cafeína en el café, té y chocolate, o aminas en algunos quesos. Algunas personas parecen ser más afectadas que otras por estas sustancias naturales de los alimentos, causando síntomas que no ocurrirían en otras personas a menos que comieran cantidades mucho mayores de ese alimento.

Causas tóxicas

Una serie de alimentos contienen sustancias de origen natural que pueden ejercer un efecto tóxico, causando síntomas de vómitos y diarrea. En casos como alubias rojas o garbanzos que no quedan bien cocidos, hay aflatoxinas (micotoxinas producidas en pequeñas concentraciones por hongos del género Aspergillus) que causan estos síntomas. Si se cocinan completamente las toxinas no están presentes. Esto es muy confuso para alguien que parece tolerar una comida a veces, pero no otras.

La histamina en los alimentos

Algunos alimentos contienen histamina de forma natural, y otros (como ciertos pescados que no son frescos o no se han almacenado correctamente) pueden desarrollar una acumulación de histamina (en el pescado, llamada histidina) en su carne a medida que envejecen. En ciertas personas, esta histamina natural en los alimentos puede causar síntomas cuando se come el alimento; por lo general, erupciones cutáneas, dolores de estómago, diarrea y vómitos y, en algunos casos, los síntomas pueden imitar la anafilaxia. Es el Síndrome HANA

Los salicilatos en los alimentos

Muchos alimentos contienen de forma natural salicilatos, y nuestra tolerancia a ellos puede variar. La mayoría de la gente puede comer alimentos que contengan salicilato sin problemas, pero otras personas pueden sufrir síntomas si comen demasiados alimentos, que cuando se combinan contienen una gran cantidad. Estas personas intolerantes al salicilato van a mejorar si comen una dieta de alimentos bajos y moderados en salicilato y evitan los que tienen niveles más altos.

Aditivos en los alimentos

Una amplia variedad de aditivos naturales y artificiales se utilizan en el colorante, la conservación y el procesamiento de alimentos. Algunas personas pueden sufrir síntomas provocados por una hipersensibilidad a los aditivos alimentarios.

Aditivos Alimentarios

¿Cómo se reconocen las intolerancias alimentarias?

Ciertas características, tales como el patrón y tipo de síntomas pueden ayudar a distinguir las reacciones de intolerancia a los alimentos de las que podrían ser el resultado de una alergia alimentaria, o alguna causa muy diferente sin relación con la alimentación. Manteniendo un diario preciso y detallado de los alimentos que se consumen y  los síntomas, es posible destacar los alimentos que pueden estar causando un problema. Incluso si los culpables no son claros, se da un punto de partida útil para basar las dietas de exclusión y de reintroducción. El dietista puede ayudarte a gestionar estas dietas, que en última instancia pueden dar un diagnóstico claro.

No hay pruebas validadas de forma oficial para las intolerancias alimentarias. El diagnóstico generalmente se hace mediante la eliminación de los alimentos sospechosos de la dieta (una dieta de exclusión) y ver si los síntomas mejoran.

Pero Biosalud Hospital de Día ha desarrollado un sistema de diagnóstico específico que elimina los falsos negativos y permite, con una muy alta sensibilidad, detectar aquellos alimentos que aunque la alteración que produzcan sea mínima, podamos evidenciarla y nos ayude a resolver importantes problemas de salud.

Con frecuencia las intolerancias se sustentan sobre patologías específicas, normalmente localizadas en el tracto gastrointestinal, como puede ser la candidiasis, por lo que muchas veces el análisis FoodInt® es la prueba que nos puede hacer sospechar sobre otras patologías no diagnosticadas en el paciente.

 

8 alimentos alergenos

 

Los alimentos top que causan reacciones alérgicas

Las alergias alimentarias son cada vez más frecuentes y son más comunes en los niños que en los adultos.

Una reacción de alergia a los alimentos se produce porque el sistema inmune  del cuerpo reconoce ciertas proteínas de los alimentos como una amenaza y los ataca.

Los síntomas comienzan generalmente a los pocos minutos después de ingerir el alimento responsable y pueden ser desde leves a graves.

Los posibles síntomas incluyen:

  • Picazón o hinchazón en y alrededor de la boca
  • Una nariz que moquea
  • Dolor de estómago
  • Dificultad para respirar
  • Náuseas o vómitos
  • Calambres
  • Diarrea
  • Anafilaxia

Las alergias alimentarias son diferentes a las intolerancias alimentarias. La intolerancia a los alimentos ocurre cuando el cuerpo no puede digerir totalmente ciertos alimentos y no hay una respuesta inmune. Los síntomas de las intolerancias alimenticias pueden ser similares a algunos de los síntomas de las alergias alimentarias, como calambres o diarrea. Las intolerancias alimentarias son incómodas, pero no son potencialmente mortales.

Si bien hay una amplia variedad de alimentos que pueden causar alergias a los alimentos, los ocho alimentos top son responsables del 90% de las reacciones alérgicas. Son éstos:

  1. Leche
  2. Huevos
  3. Cacahuetes
  4. Frutos secos (nueces y castañas de cajú)
  5. Pescado (salmón, atún, bacalao y tilapia)
  6. Crustáceos (camarones, langostas y cangrejos)
  7. Soja
  8. Trigo

Algunos niños pueden realmente superan sus alergias a los alimentos, como la leche, los huevos y la soja, pero muchas son por lo general para toda la vida, como la alergia alimentaria a los cacahuetes, las nueces, el pescado y el marisco.

Alergais Alimentarias. Cacachuetes

¿Qué pasa si creo que tengo una alergia alimentaria?

El diagnóstico de alergias a los alimentos debe hacerse siempre por un médico. Especialmente en los niños, nunca es una buena idea eliminar grupos de alimentos innecesariamente.

Biosalud ha desarrollado un sistema de diagnóstico específico que elimina los falsos negativos y permite, con una muy alta sensibilidad, detectar aquellos alimentos que aunque la alteración que produzcan sea mínima, podamos evidenciarla y nos ayude a resolver importantes problemas de salud.

Con frecuencia las intolerancias se sustentan sobre patologías específicas, normalmente localizadas en el tracto gastrointestinal, como pueda ser la candidiasis, por lo que muchas veces el análisis FoodInt® es la prueba que nos puede hacer sospechar sobre otras patologías no diagnosticadas en el paciente.

Foodint Test Intolerancias Alimenticias

FoodINT ®, test de intolerancias alimentarias, es un análisis que te permitirá saber en dos días y sin moverte de casa las alergias alimentarias que tienes, testando más de 300 alimentos. De esta forma, mejorarás tu alimentación y, por consiguiente, tú peso, tu salud y tu vida. Con tan sólo una de una gota de sangre seca que estudia la intolerancia de la persona a más de 300 alimentos y aditivos.

Además, las intolerancias pueden ser genéticas, en los casos del gluten o la lactosa. En este caso, recomendamos el FoodGEN®.

Niveles elevados de níquel y problemas de salud


Determinar el nivel de níquel a través de un análisis

EL níquel es un metal con muchas aplicaciones, entre ellas la joyería. Hoy en día multitud de collares, anillos, pulseras y pendientes se elaboran en níquel como sustituto de la plata. El cuerpo al entrar en contacto con este metal, los absorbe, produciendo dermatitis de contacto, con picor y enrojecimiento de la piel.

El níquel es un oligoelemento esencial en pequeñas cantidades para la producción de glóbulos rojos, pero situaciones como ser fumador, comer vegetales de suelos contaminados o comer determinados alimentos en exceso como son los alimentos ricos en grasa, el chocolate, las fresas y los frutos secos pueden elevar nuestros niveles de níquel por encima de lo recomendable produciendo problemas importantes en nuestra salud.

Nivel De Níquel En El Organismo

Las personas fumadoras son las que mayores cantidades de níquel tienen en su organismo. Un cigarrillo contiene muchas sustancias tóxicas y perjudiciales para la salud, entre ellas el níquel. Un fumador está inhalando continuamente níquel a través de sus pulmones, intoxicándose de manera continua. Es una buena ocasión para dejar de fumar y empezar a desintoxicarse.

Las personas intoxicadas por níquel pueden desarrollar multitud de problemas como:

  • asma y bronquitis crónica
  • aumento de la probabilidad de desarrollar cáncer de nariz, laringe, pulmón y próstata (en hombres)
  • embolia de pulmón
  • fallos respiratorios
  • defectos de nacimiento y enfermedades cardíacas

¿Sabe que cantidad de metales pesados, en concreto de níquel, hay en su organismo?

En Biosalud gracias a nuestra dilatada experiencia de más de 30 años en el tratamiento de desintoxicación de los metales pesados hemos desarrollado el Heavymetalscheck. Un test en el que en cuestión de una semana le informará de que cantidad y tipo de metales pesados tiene usted en el organismo. Además, informa de los elementos esenciales que están en exceso y en defecto (como magnesio, calcio, litio, selenio¦). De esta manera podrá modificar los factores relacionados con su estilo de vida que le están intoxicando y ponerse en tratamiento de desintoxicación, contribuyendo así, a mejorar sus síntomas, evitando que se agraven, y su calidad de vida.

¿Sufres de fatiga extrema, irritabilidad, migrañas o autismo?

Gluten y caseína podrían ser los causantes

Estos trastornos y muchos otros similares, son sufridos por muchas personas alrededor del mundo, pero se han llegado a preguntar ¿Por qué?, ¿Han valorado la posibilidad de que esos trastornos sean consecuencia de los alimentos que comen?

La caseína y el gluten son 2 sustancias que están muy presenten en la alimentación de la mayoría de las personas y es que, a no ser que se le diga a alguien lo contrario, nadie elimina los alimentos que contengan estas 2 sustancias de su alimentación habitual.

 

Gluten Y Caseã­na

Tanto la caseína como el gluten son proteínas que deben ser digeridas por enzimas llamadas peptidasas que serán las encargadas de realizar la correcta digestión de las proteínas, haciendo que estas se separen en sus aminoácidos básicos. Cuando una persona tiene alterada la función intestinal por diversos problemas de salud, (recordemos que un correcto funcionamiento del intestino es básico para que nuestro sistema inmune funcione al 100%) estas enzimas no funcionan correctamente y eso produce que las proteínas no se degraden bien y generen unos compuestos que, si nuestro sistema inmune funciona bien no nos afectarán, pero de no ser así, pueden ser muy perjudiciales para el organismo.

La caseína y el gluten son 2 proteínas capaces de generar en nuestro organismo los denominados péptidos opiodes. Estos compuestos son capaces de producir un efecto similar al de otras drogas como la morfina o la heroína. En los casos en los que el sistema inmune de una persona funciona bien, su permeabilidad intestinal será la adecuada, lo que hará que únicamente deje pasar a través de ella los alimentos bien digeridos, impidiendo el paso a sangre de sustancias patógenas o alimentos no digeridos correctamente. En las personas cuyo sistema inmune esté alterado, su permeabilidad intestinal también lo estará permitiendo el paso de esas sustancias perjudiciales, como los péptidos opioides, a la sangre y de ahí llegarán al cerebro. La barrera hemato-encefálica también estará alterada y estos péptidos tienen la capacidad de fijarse en los receptores que normalmente están destinados a los neurotransmisores como la serotonina, dopamina o noradrenalina. Alterarán la función de estos neurotransmisores y con ello la función cerebral.

Otro lugar de fijación de estos péptidos opioides es en los receptores de los glóbulos blancos, lo que debilitará enormemente las defensas del organismo con lo que la capacidad de enfermar aumentará.

Los peptidos opioides generados por el gluten y la caseína son la gluteomorfina y la caseomorfina.

Estos péptidos se producen de forma natural en el organismo pero siempre dentro de unos valores concretos y no perjudiciales. Si, tal y como hemos explicado, la permeabilidad intestinal está alterada, la cantidad de estos péptidos aumentará lo que afectará a nuestra salud produciéndonos patologías graves a nivel cerebral.

¿Qué prueba puedo realizarme para conocer si mis niveles de Caseomorfina y Gluteomorfina son los adecuados?

En Biosalud® gracias a nuestra dilatada experiencia de más de 30 años en la medicina biológica, hemos desarrollado el análisis NEUROPEPTIDOS DE GLUTEN Y CASEINA® mediante el cual gracias a una muestra de orina recogida a primer hora de la mañana podremos saber en un periodo de unas 3 semanas si nuestros niveles de estos péptidos están dentro de los valores óptimos. De no ser así deberemos retirar de nuestra alimentación todos los alimentos que contengan estas proteínas con el objetivo de reducir esos niveles y así mejorar nuestra salud.

 

¿Te sientan mal los alimentos con gluten?


¿Cómo puedo saber si soy intolerante al gluten?

Hoy en día muchos de los alimentos que comemos en nuestra vida diaria contienen gluten y en la mayoría de la población no produce ningún tipo de síntoma, pero en algunas personas, la ingesta de esta proteína puede ocasionar problemas importantes.

El gluten es una proteína que está presente en el trigo, cebada, centeno y en los productos derivados de estos. Su ingesta puede causar importantes alteraciones en el sistema inmune del organismo puesto que muchas personas son intolerantes al gluten pero lo desconocen. La intolerancia al gluten o enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune, crónica y con base genética. Es decir, que si somos intolerantes al gluten, lo seremos siempre, nunca se corregirá y, por ello, debemos tomar medidas. En España se calcula que 1 de cada 100 personas es intolerante al gluten y lo que es más grave es que la mayoría de ellos no lo saben.

Los síntomas que podemos experimentar cuando tomamos gluten y somos intolerantes son hinchazón abdominal, diarreas, náuseas, vómitos, debilidad generalizada, erupciones cutáneas, estreñimiento, dolor de cabeza, …. Todas estos síntomas afectan a nuestro intestino y en consecuencia a todo nuestro organismo.

La intolerancia al gluten es una enfermedad de carácter genético y que por lo tanto, puede venir heredada de nuestros padres. Lo primero que deberíamos hacer es estar muy atentos cuando comamos alimentos con gluten por si notamos alguno de los síntomas citados anteriormente. De ser así, deberíamos plantearnos realizar una dieta libre de gluten durante unos 60 días. Dicha dieta deberá excluir de nuestra alimentación alimentos que contengan trigo, cebada, centeno, espelta, kamut, o avena ya que todos ellos contienen gluten. Los cereales que sí que podremos incluir en nuestra alimentación son harinas de maíz, arroz o quinoa pero es importante que en su etiquetado esté indicado «Libre de gluten».

Quinoa

Si esos síntomas desaparecen al realizar este tipo de dieta será muy indicativo de que podamos padecer intolerancia al gluten. En cuyo caso, y para estar seguros deberíamos realizarnos alguna prueba para confirmarlo.

¿Qué prueba puede realizarme para confirmar si soy intolerante al gluten?

En Biosalud® gracias a nuestra dilatada experiencia de más de 30 años en la medicina biológica. Hemos desarrollado el análisis genético FOODGEN® mediante el cual gracias a una muestra de células de la boca podremos saber en un periodo de unas 3 semanas si somos intolerantes al gluten. Es importante que tengamos en cuenta que como es una intolerancia genética, no se corregirá y, por lo tanto, debemos tomar medidas.

 

Intolerancia a la lactosa. Prueba para detectarla

 

El análisis genético FOODGEN®, un test para la fiabilidad

FoodGen® de Biosalud es un estudio genético que analiza los 20 genes relacionados con las necesidades de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, incluyendo la intolerancia genética al gluten y a la lactosa.

Los genes determinan nuestros requerimientos nutricionales y el FoodGen® se encarga de personalizarlos.

¿Te sientan mal los lácteos?

La intolerancia a la leche y a todos los derivados lácteos es un problema cada vez más común en España y en el resto de Europa Central, produciéndose en el 30%-50% de la población. Los síntomas que podemos experimentar son variados y en ocasiones pueden incluso pasar desapercibidos. Algunos de los síntomas más comunes son: gases y flatulencias, retortijones, hinchazón de estómago, sensación de mal estar, cansancio, problemas cutáneos, nerviosismo,¦.. Todos estos síntomas vienen derivados de la ingesta de alimentos que contienen lactosa.

¿Qué es la lactosa y por qué podemos ser intolerantes a ella?

La lactosa es un azúcar presente en la leche de los mamíferos y que se puede encontrar en multitud de los alimentos que consumimos habitualmente. Es importante saber que no sólo la leche contiene lactosa sino que hay muchos alimentos que en su preparación se les añade éste azúcar y que, por lo tanto, también pueden producirnos los síntomas citados anteriormente. Alimentos tales como queso, yogures, helados,…. son algunos ejemplos de productos que la contienen.

El intestino delgado de los humanos normalmente produce una enzima que se encarga de digerir la lactosa. Esta enzima se llama Lactasa y su papel es fundamental para poder absorber correctamente la lactosa. Para evitar cualquier tipo de problema en nuestro intestino, es necesario que los niveles de dicha enzima sean los correctos o de lo contrario seremos incapaces de digerir los alimentos con lactosa y, por lo tanto, sufriremos las consecuencias.

La intolerancia a la lactosa cada vez aparece en mayor número de personas en España y el tipo de intolerancia más común es la denominada Intolerancia a la Lactosa Primaria o Hereditaria. Cuando nacemos los niveles de lactasa se encuentra en su punto más alto y, gracias a ello, somos capaces de digerir sin problemas la leche materna. Sin embargo, la actividad de la lactasa comienza a disminuir conforme pasan los años. Esta disminución está regulada por nuestros genes y normalmente, viene heredada de nuestros padres. Debemos tener muy presente que es un síntoma hereditario, es decir, que si un miembro de la familia es intolerante, es muy probable que alguno de sus padres o sus hijos también lo sea.

¿Cómo puedo saber si soy intolerante a la lactosa?

En Biosalud® gracias a nuestra dilatada experiencia de más de 30 años en la medicina biológica, hemos desarrollado el análisis genético FOODGEN® mediante el cual gracias a una muestra de células de la boca podremos saber en un periodo de unas 3 semanas si somos intolerantes a la lactosa y al gluten. Es importante que tengamos en cuenta que como es una intolerancia genética, no se corregirá y, por lo tanto, debemos tomar medidas.

¿Qué debo hacer si soy intolerante?

En caso de ser intolerantes a la lactosa disponemos de varias opciones.

Lactasa. Comprimidos

Lo principal es disminuir el consumo de lácteos y productos que contengan lactosa. La opción más drástica sería dejar de tomarlos, pero para las personas que no puedan vivir sin el sabor de un vaso de leche o de un trozo de queso, pueden optar por tomar comprimidos de lactasa antes de comer este tipo de alimentos. Así ayudarán a su intestino a digerirlos mejor y con ello evitaremos posibles problemas de salud.

La Lactasa

Hoy en día la intolerancia a la leche es muy común en la población adulta. Se estima que el 58% de la población española es intolerante, y lo más grave de todo, es que muchos de ellos todavía no lo saben.

Lactasa

La lactosa es el azúcar de la leche, compuesto por glucosa y galactosa. Podemos encontrar la lactosa en la leche de todos los mamíferos, como las vacas, ovejas, cabras¦

Nuestro organismo solo puede absorber azúcares simples, por lo que para que la lactosa presente en la leche sea absorbida, es necesario su desdoblamiento en los dos azúcares por los que está compuesta: galactosa y glucosa. Para poder llevar a cabo ese desdoblamiento, y consiguiente absorción en el intestino delgado, es necesario que entre en juego una enzima denominada lactasa.

El problema de la intolerancia a la lactosa se encuentra en el déficit de esta enzima, que no permite la absorción de la lactosa. Hay varios tipos de intolerancia a la leche. El primero es genético e incurable, aparece conforme va aumentando la edad, las personas producen lactasa en cantidades nulas o inferiores a las necesarias.

La lactosa al no poderse absorber en el intestino delgado, pasa al intestino grueso sin haber sido absorbida o parcialmente absorbida. Allí las bacterias presentes en el intestino grueso descomponen la lactosa y produce multitud de síntomas: naúseas, gases, hinchazón abdominal, diarreas ácidas, dolor abdominal, cansancio, problemas cutáneos¦

Hay una intolerancia que no es genética y es temporal y curable, que se produce secundaria a otras patologías como el síndrome de Crohn, celiaquía, intolerancia a las proteínas de la leche, toma de antibióticos, situaciones de malnutrición¦

 

Los empastes de amalgama y la intoxicación por metales pesados

 

Test de los metales pesados: conocer los niveles de Mercurio

Quizá no se lo haya preguntado nunca pero¦ ¿Sabe de que están compuestos sus empastes de amalgama y qué efectos tienen para el organismo?

La amalgama está compuesta en su mayor parte por mercurio, aunque también está formada por otros metales dependiendo de su elaboración, entre los que pueden estar cobre, plata, oro, níquel¦

¿Se ha planteado que alguna de sus dolencias puede estar relacionada con una intoxicación por mercurio?

Los empastes de amalgama, tan comúnmente utilizados, hacen que se liberen toxinas a nuestro organismo, entre ellos el mercurio, uno de los metales más peligrosos para el ser humano debido a su alto grado de afectación al organismo. Hay situaciones como la masticación, las bebidas ácidas o muy calientes o el bruxismo que hacen que estas sustancias dañinas se liberen en nuestro organismo, intoxicándonos lenta, continua y progresivamente en el tiempo.

¿Dónde se acumula el mercurio? ¿Qué efectos tiene para el organismo?

Los síntomas que nos llevaría a pensar que existe una intoxicación por mercurio son cansancio, debilidad, dolor de cabeza, falta de memoria, dolor en las articulaciones, dermatitis, cambios de humor¦ entre muchas otras.

Para poder poner fin a la intoxicación de mercurio, es primordial el inicio de un tratamiento de desintoxicación, y para el establecimiento del tratamiento, es necesario un conocimiento previo de que tipo y cantidad de metales se encuentra en el organismo.

Con el Heavymetalscheck o Test de los Metales Pesados puede conocer las concentraciones de metales que hay en su organismo, y de esta manera empezar a eliminarlas y a contribuir a mejorar sus síntomas y su salud en general.

 

Las intolerancias alimenticias y sus consecuencias

 

¿Sabes que el estreñimiento, los gases y la hinchazón de estómago pueden ser consecuencia de una intolerancia alimenticia?

En nuestra vida diaria nos gusta sentirnos bien en todo momento, sin embargo hay  pequeñas situaciones que escapan a nuestro control y  nos hacen sentir incómodos.

En nuestro día a día a menudo sentimos gases, hinchazón, dolor abdominal, estreñimiento o diarrea que no sabemos muy bien de que proceden.

Esto puede ser debido a una intolerancia alimenticia de la que todavía no tenemos conocimiento, y que consumiendo diariamente ese alimento que no nos sienta bien, y que nos produce esos molestos síntomas nos impide continuar con nuestra vida diaria con total normalidad. ¿Quién no se ha ido a cenar con su pareja o amigos y ha empezado a sentir hinchazón abdominal a causa de los gases?

En la intolerancia alimenticia el organismo no puede digerir de manera adecuada los alimentos, por lo que es necesario disminuir su toma, o eliminarlos de la dieta. Esta lenta digestión de los alimentos, también puede producir sobrepeso, ya que el cuerpo no los metaboliza como debería y a la vez puede enlentecer el metabolismo de otros alimentos e incluso su absorción.

Para conocer las intolerancias alimenticias está el Test Foodint o Test de Intolerancias Alimenticias. En el que se nos proporcionara una detallada lista de alimentos que debemos suprimir de nuestra alimentación, para ayudar a nuestro cuerpo a liberarse de esas toxinas que nos producen gases malolientes, estreñimiento, sensación de hinchazón, o incluso acné.

Conociendo los alimentos que nos producen esos incómodos síntomas, podemos dejar de padecerlos con una alimentación adecuada, consiguiendo mejorar nuestra calidad de vida y la salud en general, sintiéndonos más vitales y más agusto con nosotros mismos.

 

Análisis clínico de intolerancias alimenticias

¿Es efectivo el test de intolerancias alimentarias?

Averiguar qué alimentos están causando una intolerancia alimentaria puede ser sencillo para algunas personas e increíblemente difícil para otras. Depende de los síntomas; la rapidez con que los síntomas aparecen después de comer un alimento; y que alimentos están causando el problema.

En Internet hay multitud de test disponibles. Pero las pruebas de intolerancia alimentaria deben realizarse bajo la dirección de un médico cualificado. Las pruebas son sólo una parte de la obtención de un diagnóstico, ya que será esencial un examen a fondo de la historia clínica de la persona y una interpretación a la luz de las pruebas.

En Biosalud siempre garantizamos una atención personalizada y además hemos creado, después de nuestra experiencia de más de 30 años, un test específico de intolerancias alimenticias, llamado FoodINT®. Con este test, conoceremos en dos días y desde casa (si lo eliges),  las intolerancias alimentarias que padecemos, testando más de 300 alimentos y aditivos. De hecho, el  FoodINT® es el único que incluye todos los aditivos.

Mira el vídeo del test de intolerancias alimentarias:

Una vez que sepamos los alimentos que desencadenan las intolerancias, haremos una dieta de exclusión de esos alimentos. Pero es importante recalcar que la dieta de exclusión de alimentos intolerantes debe seguirse estrictamente para fines de diagnóstico. La exclusión es seguida por un período de reintroducción estructurada de los alimentos uno por uno, mientras que se mantiene una alimentación precisa diariamente. Esta es la forma más confiable de ‘prueba’ para cualquier reacción adversa a un alimento. Y lo mejor es hacerla bajo la supervisión de un médico.

Respecto a la fiabilidad del test FoodINT®, si la muestra es positiva, tiene una fiabilidad del 99.99%.  Nos avalan miles de análisis realizados en España y varios países europeos.

Las intolerancias alimenticias suelen producirse por reacciones inmunitarias, por los efectos farmacológicos o tóxicos de otros compuestos presentes en alimentos o aditivos, o por defectos enzimáticos en el sistema digestivo. Son uno de los principales motivos de mal funcionamiento de nuestro sistema defensivo y están relacionadas con multitud de patologías.

La segunda parte de la prueba es la reintroducción -comer una porción normal de los alimentos que hemos estado evitando, y buscar sus síntomas típicos en desarrollo durante los próximos días-.

Puede que tu alimentación reúna todos los requisitos nutricionales, pero puedes saber qué alimentos no le sientan bien a tu organismo.

Es recomendable combinar este análisis con el FoodGEN®, y así saber si hay intolerancia genética a la lactosa y/o el gluten, además de saber las necesidades nutricionales según tu ADN y así poder llevar una dieta personalizada.

Otro mecanismo que utilizaremos es el Método Inmunoplus, para desensibilizar al sistema inmune frente a los alimentos intolerantes.

Si tenemos una candidiasis, van a aparecer intolerancias a alimentos que son buenos para que se mantenga la infección por hongos. Si hay intolerancias al azúcar blanco, levadura en polvo, levadura,  champiñón, boletus, cerveza, vino tinto o blanco, muy probablemente habrá una candidiasis y habrá que hacer una analitica CANDITEST® con orina para confirmar la candidiasis intestinal.

Test De Intolerancias Alimentarias. Pan. Levadura

El FoodINT® es el test que nos da mayor seguridad en cuanto a los datos ofrecidos y a un precio muy asequible, de tal manera que está al alcance de cualquiera.

Una vez que tenemos la seguridad de que la intolerancia se ha solucionado, la dieta tiene que ser variada, correspondiente a cada época del año según lo que la tierra nos ofrece. Por ejemplo la naranja es fruta de invierno, por lo que lo ideal es consumirla en invierno. Y no hay que consumir alimentos que no sean de nuestra zona. Así, comer naranjas traídas de otros lugares con climas diferentes, puede tener su riesgo para la salud, dado que se trata de zonas muy distintas.

Intolerancias alimenticias en niños


Análisis y tratamiento de las intolerancias infantiles

A la hora de hablar de intolerancias alimenticias en niños, hay que recordar la diferencia entre alergias e intolerancias. En las alergias, existe una reacción inmunitaria después de ingerir un determinado alimento.  En las intolerancias, no hay una respuesta inmune, los síntomas pueden ser parecidos a los de una alergia a los alimentos, incluidos gases, vómitos, diarrea, ardor de estómago y dolores de cabeza. Un niño con una intolerancia a los alimentos a veces puede digerir pequeñas cantidades de comida sin una reacción. La intolerancia a los alimentos no involucra al sistema inmunológico y por lo general no se presenta inmediatamente. Una intolerancia implica la incapacidad del cuerpo para procesar y digerir los alimentos correctamente, lo que resulta en problemas gastrointestinales, como distensión abdominal y calambres.

Un caso en el que se suele confundir intolerancia y alergia es en el de la leche. Cuando alguien es intolerante a la lactosa, su cuerpo es incapaz de procesar la lactosa, un azúcar de la leche, que puede causar hinchazón, gases y diarrea. Cuando un niño tiene una alergia a la leche, su sistema inmune reacciona a una o más proteínas de la leche, que pueden causar una reacción potencialmente mortal, como dificultad para respirar, opresión en la garganta y la inflamación.

En relación con las intolerancias alimenticias a la leche, es muy frecuente encontrar niños asmáticos, a los que simplemente con suprimir la leche de su alimentación se les corrige el asma y no vuelven a tener ataques.

Intolerancias Alimenticias Leche

El gran problema de las intolerancias alimenticias es que suelen pasar desapercibidas, y por eso son tan dañinas, ya que las principales reacciones se dan en el tubo digestivo y no se relacionan con la ingesta de tal o cual alimento. Se detectan cuando los signos son tan evidentes que ya han creado serias consecuencias en el organismo mucho más allá de la propia intolerancia.

Por ello es muy aconsejable hacer un Test de intolerancias alimenticias o FoodINT® cada 2 años, pues al ser intolerancias no genéticas, varían con frecuencia y es importante detectarlas a tiempo.

Los alimentos más intolerantes para los niños suelen ser:

  • los huevos
  • la leche de vaca. En este caso, hay que buscar otras vías de administración de calcio, como verduras o frutos secos
  • el trigo

Análisis de intolerancias alimenticias FoodINT® y Análisis  genético de alimentos FoodGen®

En este test, analizamos 300 alimentos. El FoodINT ® nos sirve para detectar los alimentos que no nos sientan bien y nos generan malestar. Identificando estos alimentos y reduciendo su consumo, se eliminarán los problemas de digestión, la sensación de hinchazón, problemas respiratorios, alergias¦ mejorando nuestra calidad de vida.

En el caso de las intolerancias alimenticias infantiles, también es muy positivo realizar el análisis FoodGen® para conocer cómo el niño tiene que comer según su genética. Los resultados se ven enseguida y normalmente con eso es suficiente. El FoodGen® es un completo estudio genético que analiza los 20 genes relacionados con las necesidades de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, incluyendo la intolerancia genética al gluten y a la lactosa.

Tratamiento de las intolerancias infantiles

En Biosalud utilizamos varios métodos dentro del mismo protocolo, pero individualizándolo para cada caso, de manera que se consiga la máxima efectividad para la eliminación de la intolerancia alimentaria, salvo que sea genética.

En concreto, los métodos que usamos son:

    • Dieta de exclusión de alimentos intolerantes. Es decir, evitar el alimento que produce la alergia.  Pero con la finalidad es incorporar estos alimentos a la dieta a la mayor brevedad

  • Para ello hacemos un tratamiento que es como una especie de vacuna, el Inmunoplus®, consistente en un sistema de desensibilización específica secuenciada a los alérgenos bajo las bases de la homeopatía.
  • Biorresonancia:  Se trata de un sistema electrónico de regulación funcional del sistema inmunitario frente a los alérgenos positivos.
  • Homeopatía: para el tratamiento sintomático específico según los síntomas del niño.

Con los análisis descritos y este tratamiento de las intolerancias infantiles logramos que muchos niños acaben con sus problemas de salud y mejoramos su alimentación y, por consiguiente, su peso, encauzándolos hacia una vida sana y plena.