Diagnóstico del Síndrome intestino irritable.

 

Trastorno funcional del intestino

Los síntomas del síndrome de intestino irritable son dolor abdominal, hinchazón abdominal y modificaciones del hábito intestinal, es decir, diarreas, estreñimiento o ambos.

Casi todos los pacientes tienen síntomas leves como son:

  1. El dolor abdominal
  2. Sensación de estar lleno
  3. Gases
  4. Distensión y modificaciones del ritmo intestinal

Pero en ocasiones los síntomas pueden ser más graves y consistir en un dolor tan intenso que incapacita a la persona a la hora de realizar cualquier tarea diaria.

 

A pesar de estos síntomas tan claros 2 de cada 5 personas en nuestro país no saben qué es este síndrome y que lo padecen.

Como en estos pacientes los estudios analíticos, endoscópicos y radiológicos están dentro de lo normal, el diagnóstico se hace por criterios clínicos. Es fundamental en este sentido una buena batería de preguntas al paciente, ya que una historia clínica ajustada aporta más del 80 por ciento del diagnóstico.

La tónica habitual suele ser que le piden al paciente pruebas y pruebas para descartar otras enfermedades, cuando se sospecha con precisión que es un síndrome del intestino irritable. En los supuestos en que haya diarrea, hay que hacer test para descartar otras patologías como mala absorción de lactosa, enfermedad inflamatoria del intestino o enfermedad celiaca.

En Biosalud para el diagnóstico del síndrome de intestino irritable consideramos que es básico un análisis de heces  o Koprocheck®, ya que esta enfermedad coincide con cambios en la consistencia de las heces y en la frecuencia deposicional.

El análisis supone recoger 3 muestras en 3 días consecutivos para cuantificar la flora intestinal, la existencia de candidiasis y diversos parámetros de digestión y absorción, así como cuantificación de la IgA secretora, y marcadores de salud intestinal (sangre oculta, hematíes, pH)

El síndrome de intestino irritable es  un trastorno crónico del tubo digestivo que supone la segunda causa de absentismo laboral tras el resfriado común. Aunque existen mecanismos y terapias para aliviar los síntomas no existe hasta ahora un método para la curación.

Sí es muy aconsejable la realización de una hidroterapia de colon para limpiar bien el intestino

Causas del síndrome de intestino irritable

Se trata de una enfermedad en la que la investigación no ha llegado aún a conclusiones evidentes.

Síndrome Intestino Irritable. Intestinos

Tampoco están  claras las causas que originan este síndrome.

  • Una teoría indica que se produce por contracciones en el colon anómalas, que pueden causar calambres, cuyo tratamiento requiere fibra y antiespasmódicos. Pero estas contracciones anómalas no explican todos los casos y tampoco se sabe si las contracciones son la causa o más bien un síntoma.
  • Otras veces se produce el síndrome del intestino irritable tras una salmonella o campylobacter, es decir, tras una infección gastrointestinal grave, aunque se desconoce cómo la infección desencadena el síndrome
  • También suelen acompañar a esta enfermedad la ansiedad y la depresión, puesto que ya se sabe que el estado emocional se manifiesta en el intestino. Incluso hay estudios que indican que el síndrome es más habitual en personas que tienen historia de abuso sexual, físico o verbal.
  • Se ha apuntado también como origen del intestino irritable las intolerancias alimentarias o la sensibilidad alimentaria a ciertos alimentos. Se sabe que hay alimentos, como derivados de los lácteos, o brócoli, o coliflor que causan gases en el intestino y éstos pueden dar lugar a calambres. En este sentido, es bueno realizar una dieta de eliminación de estos alimentos intolerantes, pero siempre bajo la guía de un especialista médico o nutricionista, ya que , en caso contrario, se pueden producir déficits alimentarios y desnutrición.
  • Finalmente, otra tesis es que el síndrome se produce por un aumento de la sensibilidad visceral a sensaciones normales. De alguna forma, movimientos intestinales normales se perciben como dolorosos y excesivos por el afectado.

Desconocimiento general en la población

Recientemente se ha realizado a nivel europeo un estudio en 9 países y se ha evidenciado que las personas no disponen de la necesaria información sobre este síndrome. El estudio, denominado Estudio Taboo: Mujeres con síndrome de intestino irritable determina que España es el quinto país en información de la patología por detrás de países como Italia, Alemania y Holanda.

Síndrome Intestino Irritable Desconocimiento De La Población

El paciente puede alternar con etapas de diarrea y otras de estreñimiento y el dolor, como hemos dicho, a veces puedes ser incapacitante. Así que afecta a la calidad de vida de la persona que lo padece de una forma significativa, aunque no suponga un riesgo para la vida y no implique una mayor posibilidad de cáncer.

Como consejos generales, los especialistas indican que hay que seguir una alimentación saludable, sin muchas grasas, y con una buena hidratación, realizar ejercicio físico adecuado a cada uno y practicar relaciones sociales y actividades relajantes que nos gratifiquen

 

Cura hepática: limpeza de hígado y vesícula


La limpieza de hígado es una terapia que puede poner a punto este órgano depurador cuando vivimos con estrés o mala alimentación.

Se dice que el hígado es un filtro de nuestro organismo pero es mucho más, un laboratorio en el que se almacenan nutrientes; se sintentizan factores de coagulación de la sangre; se produce la bilis y se metabolizan las sustancias que ingerimos para ser eliminadas por la orina o por las heces.

Cuando el hígado está enfermo y no realiza bien esas funciones vitales para el organismo, se derivan graves problemas de salud y se debe abordar la patología de forma inmediata.

Si hablamos de limpieza de hígado, estamos haciendo referencia a un cuidado en la alimentación y estilo de vida que puede ayudarnos a prevenir enfermedades, siempre desde la perspectiva de un buen estado de salud.

En muchas ocasiones se recomienda la limpieza del hígado y vesícula biliar y la eliminación de los cálculos biliares del hígado con métodos como el recomendado por Andreas Moritz. Sin embargo, desde Biosalud Day Hospital recomendamos que cualquier tratamiento sea prescrito por un especialista y se aplique con su supervisión.

El consumo de drogas, fármacos, sustancias químicas, los malos hábitos nutricionales, el estrés o estilos de vida desequilibrados puede afectar a los conductos biliares del hígado. Esto puede dar lugar a la aparición de numerosas enfermedades de toda clase: intestinales, circulatorias, de páncreas o dolencias cardíacas.

La formación de cálculos biliares en el hígado puede producir problemas en el sistema nervioso, ya que los mismos reducen la distribución de glucosa al cerebro y al resto del sistema nervioso.

El método Moritz para la limpieza de hígado

Todo tratamiento debe hacerse bajo prescripción médica. A modo de información, explicamos el métido de limpieza del hígado que se realiza en dos fases: seis días de preparación, seguidos de la limpieza propiamente dicha, que dura de 16“20 horas.

La hidroterapia de colon es un tratamiento que complementa este método y que favorece su eficacia al reducir problemas en el momento de las evacuaciones.

El equipo de Biosalud es especialista en la aplicación de hidroterapia de colon en sus tratamientos. Cuando hablamos de limpiar el organismo, favorecemos que los cálculos arrojados sean eliminados del intestino grueso con facilidad.

  • Se debe hacer también al 2º ó 3º día de la limpieza hepática.
  • Si hay cálculos en el colon, estos pueden causar irritación, infección, dolores de cabeza y de estómago, problemas en el tiroides, etc.
  • Estas piedras pueden convertirse en una fuente de toxemia en el organismo.
  • El aceite de ricino es un excelente remedio tradicional para limpiar el intestino. Hay que tomar de 1 a 3 cucharaditas de aceite de ricino en un vaso de agua tibia en ayunos por la mañana o antes de dormir. Se puede recomendar para casos graves de estreñimiento.

Para la limpieza o cura hepática, hay que tomar durante 6 días un litro de zumo de manzana en pequeños tragos a lo largo del día, no hay que tomar nada frío durante esos días y evitar las comidas de origen animal, lácteos y fritos.

La limpieza en sí comenzará el sexto día por la tarde, cuando deberá hacerse un preparado de 4 cucharadas de Sales de Epsom con 3 vasos de agua grandes. Una vez mezclado todo, tomamos el primer vaso llenos en sus ¾ partes, por ejemplo, a las 7 de la tarde. Y repetimos la operación de nuevo a las 9 de la tarde. El magnesio y efecto laxante de las Sales de Epsom dilatarán los canales del hígado para facilitar la salida de las piedras o cálculos biliares.

El otro ingrediente, sobre las 11 de la noche, será medio vaso de aceite de oliva virgen extra con tres cuartos de vaso de zumo de pomelo.

Cura Hígado, Zumo Pomelo

El aceite es un lubricante que facilita la expulsión de los cálculos y el zumo de pomelo le quita el sabor al aceite. Este proceso se puede repetir al día siguiente por la mañana.

En Biosalud Day Hospital trabajamos para la promoción de la salud. La alimentación y el estilo de vida constituyen la mejor forma de mantener nuestros órganos sanos y con un buen rendimiento. Si no podemos evitar el envejecimiento biológico ni la aparición de enfermedades, sí que podemos ayudar a mantener una calidad de vida acorde con la edad y procurar tratamientos eficaces.

*Este es un artículo de información general y no sustituye la opinión, diagnóstico y tratamiento prescrito por un médico. 

Colitis ulcerosa

 

Enfermedad autoinmune, inflamatoria y crónica del intestino grueso

La colitis ulcerosa es una enfermedad autoinmune que afecta al intestino grueso. Como en todas las enfermedades autoinmunes, el sistema inmunitario interpreta, que una parte del intestino no forma parte de ese organismo, y lo ataca como a un intruso, creando una inflamación crónica intestinal (colitis) que va lesionando (ulcerando) el intestino.

El concepto de una enfermedad autoinmune puedes visionarlo en este vídeo del Doctor Mariano Bueno

Es también una enfermedad inflamatoria. Y es también crónica, aunque los afectados tienen bastantes períodos de tiempo asintomáticos, con picos de la enfermedad que aparecen y desaparecen en dependencia de varios factores.

Afecta a la parte del intestino grueso que va desde el ano, por el recto, hasta su inicio, el ciego. El resto del tubo digestivo no resulta afectado por la enfermedad, lo cual diferencia la colitis ulcerosa de la enfermedad de Crohn. No obstante, la colitis puede tener repercusiones significativas en otras partes del organismo.

Es difícil pronosticar cuándo tendrá lugar un nuevo brote de colitis en la persona que la padece. Y no existe en Medicina Convencional un tratamiento definitivo contra esta dolencia.

Por el contrario, la Medicina Integrativa nos ofrece primer la posibilidad de detectar la causa que realmente ha ocasionado el proceso autoinmune y por tanto, tratarlo. Finalmente, la Medicina Regenerativa puede contribuir a la regeneración de las zonas lesionadas y poder retornar al estado de salud previo a la enfermedad.

La colitis ulcerosa tiene más incidencia en países como EE.UU o Canadá que en España, por ejemplo, donde se dan 5-10 casos por cada 100.000 habitantes. Asimismo, es posible que una predisposición genética sea la responsable de que haya más personas afectadas de raza judía que de otras razas.

El desarrollo de esta enfermedad en España y en otros países industrializados resulta de factores genéticos y factores ambientales, como reconoció el presidente de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), Enrique Domínguez.

El estrés, la alimentación que llevamos y nuestro ritmo de vida son factores ambientales que pueden determinar la aparición de colitis ulcerosa, quizá no uno por uno, pero sí todos juntos.

Respecto a la cualidad de enfermedad inflamatoria, la colitis se dará más en aquellas personas que tengan cierto sobrepeso u obesidad, ya que la obesidad favorece la aparición de reacciones inflamatorias más intensas.

Lo cierto es que en nuestro país, y debido al abandono paulatino de la llamada dieta mediterránea por las nuevas generaciones, se está dando un aumento de estas patologías y de los procesos inflamatorios, lo que, a la postre, se traduce en un mayor gasto sanitario.

Además, la inflamación crónica es siempre la antesala de las mutaciones que pueden llevar al cáncer.

¿Por qué el sistema autoinmune se equivoca provocando una enfermedad como la colitis ulcerosa?

Aunque no se ha demostrado aún su relación con un microorganismo concreto, es la opción más lógica que la colitis se desarrolle por una infección, quizá una infección sin importancia, pero que provoca el error en el sistema autoinmune.

En Biosalud, siempre decimos que la causa está en el intestino y siempre, también, tenemos la sospecha de que una infección como el Lyme, que simula otras enfermedades, podría estar detrás. Y el Lyme sí que tiene importancia.

Los genes del cromosoma 6 que contribuyen a la constitución del sistema inmune se han relacionado también con la colitis ulcerosa. Pero tiene que haber algo más que inicie esta enfermedad y no basta sólo con esta predisposición genética.

La colitis ulcerosa. Síntomas intermitentes

Los síntomas de la colitis ulcerosa pueden variar, dependiendo de la severidad de la inflamación y de donde se produce.

Colitis Ulcerosa

Si quieres insertar esta infografía en tu web copia este código:

<div><a href=http://biosalud.org/blog/colitis-ulcerosa/ title=Colitis ulcerosa target=_blank>
<img src=http://biosalud.org/wp-content/uploads/colitisulcerosa-1024×793.jpg alt=Colitis ulcerosa></a></div>

Los médicos suelen clasificar a menudo la colitis ulcerosa de acuerdo a su localización.

Los síntomas que puedes tener si tienes colitis ulcerosa son:

  • Diarrea, muchas veces son sangre o pus.
  • Dolor abdominal y calambres
  • Dolor en el recto
  • Sangrado rectal, con pequeña cantidad de sangre con heces
  • Urgencia para defecar
  • Incapacidad para defecar a pesar de la urgencia
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Fiebre
  • En los niños, fallo de crecimiento

Complicaciones

Las posibles complicaciones de la colitis ulcerosa son:

  • La hemorragia grave
  • Un agujero en el colon (colon perforado)
  • La deshidratación severa
  • Enfermedad hepática (rara)
  • La pérdida de hueso (osteoporosis)
  • La inflamación de la piel, las articulaciones y los ojos, y úlceras en el revestimiento de la boca
  • Un aumento del riesgo de cáncer de colon
  • Una rápida hinchazón del colon (megacolon tóxico)
  • Mayor riesgo de coágulos de sangre en las venas y arterias

Tratamiento de la colitis ulcerosa por la medicina biológica (integrativa)

Ya hemos hecho referencia bastantes veces a la conveniencia de la hidroterapia de colon para el mantenimiento del buen funcionamiento del intestino. La técnica consiste en la irrigación del intestino con agua filtrada e ionizada y con una temperatura controlada.

Igualmente, será necesario controlar la alimentación y prestar especial atención a un tratamiento individualizado en la dieta

Remedios de la medicina  biológica

Y hay más remedios de la medicina  biológica para esta enfermedad.  Exponemos algunos:

Algunas terapias de uso general incluyen:

  • Los suplementos fitoterápicos y nutricionales.
  • Los probióticos. Los investigadores creen que añadir bacterias beneficiosas (probióticos) que se encuentran normalmente en el tracto digestivo podría ayudar a combatir la enfermedad.
  •  El aceite de pescado actúa como un anti-inflamatorio, y hay evidencia de que la ingesta de aceite de pescado para los aminosalicilatos puede ser útil por ser rico en Omega 3.
  • Aloe vera. El gel de aloe vera puede tener un efecto anti-inflamatorio para las personas con colitis ulcerosa, aunque también puede causar diarrea.
  • Acupuntura. El procedimiento consiste en la inserción de agujas finas en la piel, lo que puede estimular la liberación de los analgésicos naturales del cuerpo.
  • La cúrcuma. La curcumina, un compuesto encontrado en la cúrcuma, se ha combinado con las terapias estándar con colitis ulcerosa en los ensayos clínicos. Existe alguna evidencia de beneficio, pero se necesita más investigación.

Recomendación para la colitis ulcerosa

Los cambios en la dieta y el estilo de vida pueden ayudar a controlar los  síntomas y alargar el tiempo entre los brotes de la enfermedad. 

No hay evidencia firme de que lo que comemos realmente cause  la enfermedad inflamatoria intestinal. Pero ciertos alimentos y bebidas pueden empeorar los signos y síntomas, especialmente durante un ataque o brote.

Si descubres que algunos alimentos están causando un brote de síntomas, puedes intentar eliminarlos

Nosotros te aconsejamos que:

  • Limites los productos lácteos
  • Pruebes alimentos bajos en grasa
  • Limites la fibra si es un alimento problemático
  • Haz comidas pequeñas
  • Piensa en consumir multivitaminas

Y, muy importante, controla el estrés, con ejercicios de respiración y relajación, o con la técnica de la biorretroalimentación, cuyo objetivo es reducir la tensión muscular y conseguir un estado de relax.

 

Enfermedad del colon irritable


¿Cuáles son los síntomas del colon irritable? Dolor abdominal y cambios en el ritmo intestinal son laos más característicos.

Dolor abdominal y cambios en el ritmo intestinal, sin que aparentemente haya una alteración en el metabolismo del intestino son los síntomas más característicos del colon irritable.

Colon Irritable Dolor Estomacal

Si ha habido una infección intestinal como causa, este síndrome se llama síndrome de intestino irritable pos-infeccioso.

El síndrome del colon irritable sucede con más frecuencia en personas menores de 45 años, y normalmente las personas comienzan a experimentar los síntomas entre los 25 y los 30 años.

La mayoría de pacientes tienen síntomas leves como son:

  • El dolor abdominal
  • Sensación de estar lleno
  • Gases
  • Distensión y modificaciones del ritmo intestinal

Pero en ocasiones los síntomas pueden ser más graves y consistir en un dolor tan intenso que resulte incapacitante para la persona a la hora de realizar cualquier tarea cotidiana

Dolor abdominal

El dolor abdominal se presenta como difuso y punzante y se alivia tras la defecación, no manifestándose, habitualmente, en las horas de sueño. El dolor puede reaparecer cuando haya un cambio en la frecuencia de las deposiciones.

Cambios en el ritmo intestinal

Respecto a modificaciones del ritmo del intestino, suele producirse estreñimiento o diarrea, o ambas de manera alternativa. La distensión abdominal es descrita como exceso de gases.

  • En el supuesto de la diarrea, habrá una necesidad urgente de tener una deposición, lo cual puede crear múltiples problemas físicos y sicológicos. Una diarrea intensa puede desembocar en deshidratación  y desequilibrio electrolítico
  • El estreñimiento puede llevar a la necesidad de hacer fuerza para evacuar y puede conducir a cólicos

Otros síntomas

También son síntomas muy comunes del colon irritable el ardor de estómago, el dolor torácico en el lado izquierdo del abdomen, las digestiones lentas y el dolor anal.

Muy molesta es también la sensación de necesitar defecar de manera constante, y, en el otro extremo, la incontinencia fecal.

La presencia de moco en las heces puede ser otro síntoma, y también la sensación de saciedad precoz al comer

Respecto a los síntomas no intestinales, resaltan las reglas dolorosas, molestias al orinar, dolores musculares y óseos, cansancio y dolor de cabeza.

Causas del colon irritable

En cuanto a las causas, la opinión más generalizada es que se trata de problemas digestivos con una influencia sicológica. La conexión cerebro-intestino está demostrada. Con el estrés los nervios se vuelven más activos, lo que origina la contracción del intestino y su mayor sensibilidad.

 Además, se proponen otros estados de salud que pueden influir en el colon irritable, como, por ejemplo, un cuadro de intolerancias alimenticias, o los factores genéticos.

Diagnóstico

Historia clínica y exploración física nos pueden determinar si se sospecha de la existencia de colon irritable, pero hay que realizar un diagnóstico por exclusión, para descartar que existan otras patologías. Para ello, se realizan pruebas de sangre, orina, heces, radiologías de abdomen, etc. Un análisis de heces es importantísimo.

Medida para paliar el colon irritable

Partiendo de la incidencia del intestino y del colon en la salud de nuestro organismo, es fundamental para el tratamiento establecer una serie de medidas  básicas higiénico-dietéticas, que pueden resumirse en:

  • evitar temporalmente los alimentos que desencadenan o  agravan los síntomas (café, alcohol, tabaco, gases).
  • Recomendar la realización de ejercicio físico adecuado a su edad y evitar el sedentarismo.
  • Si es habitual el estreñimiento hay que aumentar el consumo de fibra (frutas, verduras, ensaladas)

Hidroterapia de colon ¿una solución?

Para el síndrome de colon irritable, una técnica con extraordinarios resultados es la hidroterapia de colon.

Colon Irritable Hidroterapia De Colon

Esta terapia se recomienda para los supuestos de estreñimiento, diarreas crónicas, gases intestinales, colon irritable, bloqueos metabólicos, como coadyuvante en los tratamientos de la obesidad, alergias, curas de desintoxicación y enfermedades cutáneas crónicas (psoriasis, acné, eczemas).

Los beneficios de la hidroterapia de colon son:

  • la evacuación de los restos fecales y toxinas retenidos durante tiempo
  • la estimulación del sistema defensivo
  • la regulación de la porosidad intestinal
  • el apoyo al reequilibrio de la flora intestinal
  • la mejora la motilidad intestinal

Intoxicados por nuestra alimentación

 

La salud del organismo depende de la salud del colon

La salud de nuestro organismo depende en un gran porcentaje de la salud de nuestro colon. Es fundamental ante cualquier enfermedad crónica (especialmente en las enfermedades del  aparato locomotor) realizar como primera medida una limpieza del colon,  evitando así la introducción de nuevas toxinas. Será obligatorio llevar una dieta estrictamente sana.

Es muy importante el papel que realiza la pared intestinal. Desempeña una tarea de pasadizo y de cambios bilaterales del colon. Se renueva cada 48 horas y las células muertas son evacuadas con las heces. La pared de nuestro intestino se constituye en una barrera frente a los microbios y las toxinas intestinales.

Limpieza Del Colon

Una alteración cualquiera en la pared intestinal, por ejemplo por los malos hábitos alimenticios, podrá facilitar el paso de gérmenes y toxinas a su través. En este caso, podrán seguir dos caminos:

  • Vía sanguínea, alcanzando el hígado a través de la vena porta, que los filtrará, destruirá y eliminará
  • Vía linfática

Ante una invasión puntual de gérmenes y toxinas, el organismo pone a funcionar su sistema de defensa, decapitando todo intento de agresión. El problema aparece cuando la agresión es crónica, sobre todo en el caso del estreñimiento, en que el desbordamiento permanente de estas toxinas debilita progresivamente nuestras defensas naturales.

Un colon obstruido, sucio, será el asiento de un desequilibrio de la flora. La proporción de bacterias Escherichia coli, minoritarias en un estado normal (15%), se hace mayoritaria (85%) en detrimento de las accidóphilus, que se hacen minoritarias.

Intoxicación Intestinal. E.coli

Los efectos de una alimentación desequilibrada (exceso de carne, café, chocolate, antibióticos, tabaco, etc) son una alcalinización del colon, de forma que se favorece el desarrollo de la Escherichia coli, responsable de abombamiento abdominal, meteorismo y flatulencia, fruto de la fermentación local excesiva, que engendrará una autointoxicación.

Este exceso de producción de gas y la consiguiente irritación constante de la pared intestinal, harán que ésta se deforme progresivamente. Esta  deformidad se agravará por la relajación de la musculatura abdominal. Se producirá una estasis, un prolapso del colon que podrá originar un dolicocolon. La pared del colon se deformará igualmente, apareciendo divertículos, pólipos, ulceraciones, hemorroides, fístulas, fisuras, etc.

Estas deformaciones mecánicas del colon provocarán alteraciones en los órganos vecinos, en el abdomen y la pelvis menor. El prolapso comprimirá la vejiga y el útero, que se desplazará hacia adelante o atrás y deformará las trompas de Falopio, lo que perturbará el paso de los óvulos y provocará casos de esterilidad y quistes ováricos.

En el caso del hombre, esta hiperpresión repercutirá sobre la próstata, con perturbaciones urinarias y posible retención de orina.

Esta situación prolongada en el tiempo creará un círculo vicioso, agravándose los problemas originales: el útero incrementará su deformación, produciendo un fibroma que comprimirá el colon; la retención de orina agravará la intoxicación general.

La progresiva autointoxicación se sumará a estos problemas de tipo mecánico, con la diseminación de las toxinas producidas en el colon, las cuáles atravesarán la pared intestinal, se distribuirán por vía sanguínea y linfática y darán lugar progresivamente a problemas en todo el organismo, entre ellos, diversas enfermedades reumáticas.

Consecuencias generales de la intoxicación intestinal

Cuando las toxinas intestinales atraviesan la pared porosa del intestino y pasan al hígado y la circulación linfática, no ocurrirá nada si se trata de un hecho aislado y quedará restablecida la normalidad.

Si la intoxicación es crónica, las toxinas desbordarán al hígado y a los ganglios linfáticos, diseminándose por todo el organismo. A nivel local provocarán perturbaciones patológicas más o menos evidentes en función de la resistencia de cada órgano intoxicado a esta agresión. Es frecuente ver cómo una misma causa de origen digestivo (el colon atascado) podrá producir patologías secundarias e incluso terciarías, sin guardar, aparentemente, una relación directa con el tubo digestivo.

Los principales signos de intoxicación intestinal crónica

Estos signos pueden ser de diferentes tipos:

  • Signos neuro-psíquicos: fundamentalmente la fatiga y la sensación de no poder acabar la jornada. Esta fatiga puede transformarse en una depresión. Y asimismo pueden manifestarse alteraciones del sueño, irritabilidad y migrañas. En este sentido, son importantes los trabajos de Baruk, que demuestra el papel de la intoxicación intestinal en la aparición de las psicosis, especialmente de la esquizofrenia
  • Signos hepáticos: Si la llegada de las toxinas al hígado es masiva y repetida, las funciones eliminadoras del hígado se saturarán rápidamente y las toxinas pasarán al torrente circulatorio. Se genera así un verdadero círculo vicioso: el colon altera el hígado, que no realiza plenamente la digestión agravando el estreñimiento. El hígado intoxicado  da lugar a un tono amarillento, boca pastosa, ojeras profundas, abombamiento abdominal y alteraciones del sueño, a la vez que aumenta el colesterol sanguíneo.
  • Alteraciones musculares: Debido a la relajación de las paredes musculares, la estasis intestinal produce una flojera generalizada, netamente muscular. El resultado será un agotamiento profundo y un envejecimiento prematuro
  • Trastornos cardiovasculares: El corazón puede verse afectado por su proximidad anatómica, ya que sólo los separa el diafragma. Si se da un estreñimiento muy antiguo, el colon dilatado comprime el diafragma, sobre el que reposa el corazón, dando lugar a dolores cardíacos, que evocan a la angina de pecho, o bien a alteraciones del ritmo cardíaco, sensación de falta de aire, etc
  • Trastornos ORL: Son frecuentes la amigdalitis, sinusistis y rinitis crónicas, rebeldes a los tratamientos clásicos.
  • Alteraciones cutáneas: Aparecen arrugas prematuras y deshidratación. También es típico el acné, algunas psoriasis y eczemas. Se detecta un doble disfuncionamiento: cólico y hepático, lo que explica la ineficacia de los tratamientos locales.
  • Dolores violentos e invalidantes deben hacernos pensar en una intoxicación intestinal, sobre todo en casos de crisis gotosas, tendinitis, periartritis escapulo-humeral (hombro congelado), poliartritis reumatoide e incluso artrosis.

Hidroterapia de colon, la limpieza necesaria de las paredes intestinales

La hidroterapia de colon es la versión moderna de los lavados intestinales clásicos. Por un lado conectamos un aparato a un desagüe de fecales y a una toma de agua y por otro a una cánula que habremos introducido previamente 5 ó 6 centímetros por el ano, e introducimos unos 100 litros de agua para ir bañando el intestino grueso. De este modo en aproximadamente una hora, conseguimos limpiar las paredes del colon a una frecuencia de 1 a 3 litros por minuto.

Colon-Hidroterapia

La cánula tiene una doble función. Por un lado, un tubo deja entrar el agua limpia y por otro de mayor diámetro salen las heces mezcladas con el agua. Accionando alternativamente la llave de entrada y la de salida de agua, podremos eliminar  completamente residuos del intestino grueso sin ningún tipo de esfuerzo ni molestia por parte del paciente.

La hidroterapia sirve como tratamiento y también como diagnóstico, al poder visualizar directamente lo que sale del colon: gases, exceso de mucosidad, alimentos mal masticados, parásitos intestinales, etc.

Lo más importante es que con esta técnica podemos restaurar la capacidad del colon como vía de eliminación del organismo.

A veces se puede introducir agua ozonizada para regenerar la mucosa intestinal y reponer la flora.

Si el terapeuta realiza a la vez un masaje abdominal, se facilitará la eliminación de las heces pegadas a las paredes intestinales.

Los resultados de la hidroterapia de colon en las enfermedades del aparato locomotor son sorprendentes.

Digamos que en general se deberían realizar unas cuatro sesiones al año, una cada 3 meses, fundamentalmente con el cambio de estación  y después hacer una cura de frutas.

De todos modos, como toda técnica, tiene sus indicaciones y contraindicaciones. Se desaconseja su uso en las necrosis intestinales después de ser irradiados, patologías inflamatorias agudas, úlceras, sospecha de perforación gástrica, enfermedades cardíacas agudas, hipertensión arterial severa, neoplasias de colon, embarazo, intervenciones recientes de colon, hernias abdominales, fisuras y fístulas anales.

Ahora ya hemos visto cómo nos puede influir el colon y sus alteraciones en el organismo. Ya no nos sorprenderemos cuando el médico nos ponga a fruta y nos indique la necesidad de limpiar el intestino al acudir a la consulta con un problema reumático.

 

Fisiología de la digestión

Digestión, Alimentos

La función digestiva empieza en la mesa

Lo que servimos en nuestra mesa y comemos influye directamente en la salud y en nuestro sistema digestivo. La alimentación moderna es la causa principal de las enfermedades actuales debido al  gran desequilibrio que provoca en nuestro organismo.

Cada vez ingerimos alimentos más industrializados estandarizados, con conservantes añadidos, colorantes potenciadores del sabor y desprovistos de oligoelementos, vitaminas y minerales.

La manera de cultivar y recolectar actual no es como la de antes, se origina un desequilibrio, ya que nos estamos saltando las leyes de equilibrio de la naturaleza. Ya no se busca la calidad de los alimentos, sino su rentabilidad, lo que hace que los alimentos sean preparados, cocidos, liofilizados, químicamente desnaturalizados, adicionados de conservantes. Y todo eso perturba el funcionamiento de la digestión.

Nuestro cuerpo no está recibiendo en ningún momento una alimentación apropiada. Carecemos de las vitaminas, minerales y enzimas necesarios para una buena salud.

En este punto, y antes de describir el sistema de digestión, hay que mencionar el papel fundamental de la flora intestinal. Cuando hablamos de equilibrio, es clave la flora, compuesta en un 85% de bacterias acidófilas y en un 15% de bacterias Escherichia coli. El acidófilus elimina las fermentaciones y putrefacciones intestinales, así como el exceso de gas producido por la Escherichia coli.

Digestión, Flora Intestinal

La salud depende de la cantidad de acidófilus que equilibren y tamponen a las Escherichia coli

Hay una relación proporcional entre la alimentación y la calidad de la flora intestinal. El consumo excesivo de carne destruye los acidófilus, al igual que el café, el chocolate, los platos demasiado cocinados o el tabaco.

De igual modo, los antibióticos, especialmente los de amplio espectro, ejercen un efecto devastador sobre la flora intestinal e inflaman la pared del intestino.

Podríamos afirmar que hay tres causas que inciden en que la alimentación de hoy en día produzca un aumento de las patologías del colon:

  • El exceso de carne
  • El exceso de grasa
  • La ausencia o insuficiencia de fibras

Como ya advertía la revista Advances with Research en 1980, ningún otro factor de riesgo de cáncer es tan significativo como el factor alimenticio.

El doctor Gori, del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos fue el primero en encontrar que los responsables de los cánceres en gran medida son la carne y las materias grasas, y no tanto los aditivos químicos, potenciadores del sabor o colorantes.

Si trazamos una especie de mapa geográfico-alimenticio, veremos que en poblaciones en las que se consume muy poca carne, como la japonesa, el cáncer de colon es muy poco frecuente. En cambio, en poblaciones que comen carne en exceso, como la estadounidense, el cáncer de colón es cada día más usual.

Asimismo, como ya hemos recalcado, mayor será el riesgo de cáncer de colon cuanta menos fibra comamos. Sin las fibras, los desechos se acumulan y el tiempo de paso por el colon de los alimentos crece considerablemente, facilitando la mayor absorción de toxinas, que pasarán a través de la mucosa a la sangre. Además, la grasa animal, a la temperatura corporal, se solidifica formando unos tapones en el colon que facilitarán el estreñimiento, tan frecuente en nuestros días y causa de numerosas enfermedades.

Digestión, Carne

La digestión de la carne produce sustancias cancerígenas en el colon. Si comemos carne tenemos que fabricar y segregar mayor cantidad de ácidos biliares para la digestión, sobre todo ácido desoxicólico, que se trasnforma, por acción de las bacterias clostridium, en potentes sustancias cancerígeneas.

Los animales carnívoros no desarrollan casi nunca un cáncer de colón, pero esto se debe a que su colon, a diferencia del humano, es totalmente liso, sin acodaduras ni recovecos, y más corto en su longitud, lo que hace que la carne se digiera antes de pudrirse. La digestión en estos animales es más rápida. Por el contrario, en el hombre la pared intestinal se compone de multitud de fibras musculares, que tienen una función peristáltica, facilitando el movimiento de avance de los alimentos por el interior del intestino. Estos movimientos peristálticos dependerán de lo que denominamos el sistema nervioso vegetativo (SNV), que rige el funcionamiento de todos nuestros órganos.

A su vez, el SNV se divide en:

  • El sistema nervioso simpático, que es el acelerador
  • El sistema nervioso parasimpático, que es el frenador

Para un buen funcionamiento, ambos deben funcionar en su momento. Si se produce una situación de estrés durante el proceso de nuestra digestión, se producirá una alteración en la calidad de la misma. Y fruto de ello serán la sensación de inflamación abdominal después de la comida, las flatulencias, los espasmos, las colitis espasmódicas, etc.

Las diferentes etapas de la digestión

El tubo digestivo es como una especie de relaciones públicas entre el interior y el exterior del organismo. Podemos decir que la digestión empieza en la boca y termina en el ano.

En primer lugar, como ya afirman los chinos, tenemos que masticar los alimentos 150 veces antes de tragarlos. Después de una muy buena masticación, los alimentos pasarán al esófago y de ahí al estómago. El estómago está situado debajo del diafragma y continúa por el duodeno, que es la primera parte del intestino delgado. La entrada de la comida al estómago se regula por el cardias y la salida por el píloro. Ambos son esfínteres. En el duodeno está el colédoco, que segrega la bilis fabricada por el hígado y almacenada por la vesícula biliar y el jugo pancreático. Después, el bolo que forman los alimentos, llega al yeyuno y al íleon, que completan el intestino delgado, cuya longitud es de 5 metros.

El intestino grueso o colon, que es la continuación del intestino delgado, comienza por la válvula ileocecal. El colon mide unos 1,5 metros y su diámetro es de 3 a 8 centímetros. Abarca desde la válvula ileocecal al ano y está compuesto por:

  • el ciego, unión del intestino delgado y el colón. La válvula ileocecal impide el reflujo de los desechos al intestino delgado.
  • el apéndice, que sale del ciego y tiene un papel inmunitario y defensivo
  • el colón ascendente, en el lado derecho del abdomen
  • el colón transverso, en la parte infeior del ombligo
  • el colón descedente, en el flanco izquierdo
  • el sigma
  • el recto, situado en la concavidad del sacro, terminando el colon y comunicado con el exterior por el ano.

Una vez trazado el escenario de la digestión, daremos las pinceladas básicas de su funcionamiento.

El alimento, al contactar con la mucosa bucal, fabrica la saliva. Una vez triturado por los dientes, y ensalivado para facilitar su avance por el tubo digestivo, comienza la digestión de los azúcares, pasando después por el esófago hacia el estómago.

Las fibras musculares de la pared digestiva producen una onda de contracción que impulsa el bolo alimenticio hacia adelante. A esto es a lo que denominamos peristaltismo.

El ácido clorhídrico y la pepsina romperán las cadenas de proteínas y el moco de las paredes del estómago nos protegerá de la acción de los jugos. Cuando el moco no se segrega, como sucede en situaciones de estrés, los jugos atacan la mucosa y podrá producir una úlcera.

El paso de los alimentos por el duodeno será más rápido o más lento dependiendo de la composición de los mismos. Así, los azúcares pasarán de una forma más rápida y las grasas más lentamente.

El ácido que se produce en el estómago estimula la producción de unas hormonas intestinales que a su vez harán que el hígado y el páncreas segreguen, respectivamente, la bilis y los jugos pancreáticos en el dudodeno, a través del conducto colédoco.

Estas sustancias del hígado y el páncreas son alcalinas y neutralizan la acidez producida por el estómago.

De 4 a 8 horas, el bolo alimenticio permanecerá en el intestino delgado y los principales nutrientes son absorbidos por las microvellosidades intestinales que tapizan la pared del intestino delgado y son vertidas al torrente circulatorio sanguíneo y linfático. Lo que todavía quede llegará al intestino grueso “colon- y estará allí entre 10 y 12 horas. Aquí es donde el organismo absorbe el agua del alimento y otros nutrientes. El colon realiza un papel de formación y eliminación de las materias fecales, además de la hidratación del organismo.

En este nivel, hay que señalar la importancia de las bacterias intestinales que colonizan el intestino grueso y que realizan la descomposición de lo que queda del bolo alimenticio. Estas bacterias fermentan los feculentos, liberan hidrógeno del gas carbónico, del metano, transformando los restos de proteínas en aminoácidos. Estos productos a su vez se convierten en índoles y sulfidrilos de hidrógeno, responsables del olor de las heces fecales. El color de las mismas se debe a la bilirrubina producida por el hígado.

Unas heces amarillentas indican consumo de verduras y hortalizas, mientras que unas marrones son signo de regímenes ricos en proteínas, o unas heces negras pueden deberse a tratamientos medicamentosos a base de hierro o presencia de sangre procedente del estómago o intestino delgado (coagulada). Las heces claras son signo de insuficiencia biliar.

La doctora Catherine Kousmine, estandarte del llamado método Kousmine, y muy reconocida entre todos los médicos que practicamos la medicina biológica, decía que El mecanismo de concentración de las materias fecales es de una precisión impresionante. Para que las heces tengan una consistencia normal, debe de ser reabsorbido el 86 por ciento del agua. Si es el 88 por ciento las heces se hacen demasiado duras y con el 82% de reabsorción, son demasiado fluidas.

Digestión, Colon

Respecto a la composición o anatomía del colon, hay que recordar que está formado por:

  • Mucosa. En contacto con el contenido intestinal por el epitelio de superficie, que realiza la absorción de nutrientes.
  • Submucosa, rica en fibras musculares internas y externas realiza el peristaltismo

Entre ambas, hay multitud de ramificaciones nerviosas, de los plexos nerviosos de Meissmer (submucosa) y de Auerbach (musculosa)

  • Serosa, última membrana, prolongada por el mesenterio, con numerosos vasos linfáticos, sanguíneos y nervios

En suma, el colon es un lugar de intercambio donde se llevan a cabo las funciones de absorción de los nutrientes, de eliminación de desechos, de hidratación del organismo, de protección cuerpo a cuerpo contra las toxinas y de producción de vitaminas.

Todo este proceso ideal de la digestión no se está dando actualmente en nuestro organismo porque la calidad de los alimentos, como hemos dicho al principio, no es la más aconsejable, las condiciones de absorción y de asimilación tampoco y la calidad de la evacuación está muy por debajo de lo que debe ser.

Nuestro organismo no elimina al exterior los desechos de su metabolismo y poco a poco se va autointoxicando, apareciendo de esta manera las enfermedades degenerativas: enfermedades cardiovasculares, reumáticas, etc.

Como conclusión, podemos aconsejar que nos alimentemos mejor y no abusar de fármacos de síntesis química que, en muchos casos, lejos de beneficiarnos, nos hunden todavía más, aunque aparentemente no lo parezca.

Una vez más, lo natural es lo mejor para nuestra salud.

 

La salud del colon


Hidroterapia De Colon En El Organismo

La salud del organismo depende de la salud del intestino. Es ésta una de las premisas de la medicina biológica.

El buen funcionamiento del sistema de eliminación de las toxinas y desechos de nuestro cuerpo incide directamente en la salud del mismo. Si nuestro «servicio de limpieza» no funciona bien, las enfermedades son la consecuencia.

La técnica de la hidroterapia de colon, cuya utilización es mencionada desde muy antiguo (los egipcios la emplearon desde el año 1500 ac para el tratamiento de diversas enfermedades), se puede definir como la irrigación del intestino con agua filtrada e ionizada y con una temperatura controlada. Con un tubo de doble vía entra el agua por un lado y por el otro sale con los restos que hay en el intestino retenido.

Además de los egipcios, los padres fundadores de la medicina Occidental, Hipócrates, Galeno y Paracelso, prescribían el uso de enemas para la limpieza del colon. Y muchas tribus del Amazonas administraban el agua de los ríos para limpiar el intestino. A principios del siglo XX, la popularidad del tratamiento se disparó en Europa y EE.UU.

El cirujano estadounidense John H. Kellogg (1852-1943) ya afirmó que el 90% de las enfermedades de la civilización tienen su origen en la perturbación del colon.

Hidroterapia De Colon. Kellogg

El Doctor John Harvey Kellogg es uno de los precursores de la utilización de la hidroterapia de colon para curar las enfermedades. Según él, las enfermedades podían curarse con la limpieza de los intestinos y mediante la modificación de la flora intestinal. En su sanatorio de Battle Creek empleaba una máquina para irrigar a sus pacientes con agua. La mitad del agua se aplicaba por vía rectal. Y al agua seguía el yogur, que renovaba la flora intestinal. Defensor de las bondades del ejercicio físico y de una dieta vegetariana a base de laxantes, fibra y proteína, sostenía que la alteración de la flora intestinal se aceleraba con los enemas, que limpian la parte inferior del intestino grueso, y era contrario a la cirugía para curar enfermedades, fueran intestinales o de otra clase. Entre sus pacientes hay que citar a John D. Rockefeller o Thomas Edison, entre muchos otros personajes ilustres. Además, es el inventor de los cereales para el desayuno, los Corn Flakes.

Alexis Carrel, hace más de 50 años, también realizó un experimento determinante conforme al cual se llegó a la conclusión de que una condición precisa para vivir es la eliminación de las toxinas. Realizó un cultivo de células embrionarias de corazón de pollo en una solución que incluía los nutrientes necesarios para su vida, y cuando se ayudante se olvidó de renovar diariamente la solución con el fin de eliminar las toxinas, las células perecieron, lo que condujo a Carrel a decir que la célula es inmortal y que es el líquido en la que se baña el que degenera. Si renovamos este líquido de forma regular y aportamos a la célula el medio para limpiarse, el pulso de la vida se podrá prolongar indefinidamente

Lane, cirujano inglés especialista en cirugía abdominal, ha sido testigo de casos numerosos de curación de enfermedades crónicas, del aparato locomotor o no, después de intervenciones en el colon.

Desde Biosalud tenemos una amplia experiencia en la utilización de la hidroterapia de colon y observamos muchas veces como al hacer una limpieza intestinal importante se resuelve un hombro totalmente inmovilizado con dolor fuerte o desaparecen los síntomas de una hernia discal, por ejemplo. Toda perturbación cólica obstaculiza la eliminación eficiente de las toxinas y es responsable de múltiples enfermedades.

Siguiendo al naturópata estadounidense Irons, cuatro son los signos cardinales de intoxicación crónica de origen intestinal:

  • La fatiga matutina
  • El envejecimiento prematuro de la piel
  • La pérdida de la libido o del deseo sexual
  • La disminución de la fecundidad.

Cuando tengamos estos síntomas, haremos bien en prestar atención y tomar las medidas oportunas a la mayor celeridad.

La primera máquina de hidroterapia de colon moderna fue inventada hace unos 100 años. Hoy en día, los higienistas del colon o hidroterapia de colon realizamos las irrigaciones de colon. Las irrigaciones de colon trabajan un poco como un enema. Pero implican mucha más agua y ninguno de los dolores o malestar. La lavativa intestinal o enema es como el cepillado de dientes que nos hacemos en casa todos los días, y la hidroterapia de colon es como la limpieza dental que nos hace el dentista.

Las máquinas actuales han avanzado, como todo, de manera espectacular. En Biosalud, usamos aparatología con control electrónico y digital, monitorizando en todo momento la temperatura, la presión del agua, el volumen que entra y sale, y por supuesto que todo el material sea desechable.

Beneficios inmediatos con hidroterapia

La limpieza del colon hace posible el buen funcionamiento de los procesos mecánicos de descomposición de grasas, apoya la digestión al tonificar las secreciones del cuerpo, ayuda a una mejor descomposición de los alimentos mediante el apoyo a los intestinos, estómago, páncreas e hígado, entre otros y apoya activamente el suministro de nutrientes

La limpieza del colon promueve un mejor movimiento del intestino. Se produce una mejor absorción de los nutrientes, los cuáles son procesados correctamente en el sistema digestivo. Nos desharemos de las hormonas, colesterol, toxinas y restos de bacterias.

Cualquier persona que sufre de gases, hinchazón, calambres dolorosos, acné y otras afecciones de la piel, artritis y una larga lista de dolencias del intestino, como colon irritable, puede beneficiarse de la hidroterapia de colon. En particular, se aconseja para los tratamientos complementarios a la terapia oncológica; cuando una terapia biológica permite al cuerpo la ruptura de una masa cancerosa, es esencial que se consiga una rápida y eficaz eliminación de las toxinas resultantes.

El cáncer de colon y de intestino, que son causantes de muchas muertes, pueden prevenirse con procedimientos de higiene eficaces. La eliminación de grandes cantidades de materia tóxica libera a los pacientes y puede conducir a la reducción de síntomas como la artritis, el síndrome de fatiga crónica, la candidiasis y otra serie de enfermedades. Correctamente ejecutada, la irrigación del colon puede ayudar a restaurar la acción peristáltica normal en un intestino perezoso. Además, la eliminación de la capa de materia fecal que recubre los intestinos en muchos individuos permite una mejor asimilación de los nutrientes de los alimentos.

De una forma resumida, podemos decir que los beneficios más destacables de la hidroterapia de colon son los siguientes:

  • la evacuación de restos fecales y toxinas retenidos durante tiempo
  • la estimulación del sistema defensivo
  • la normalización de la permeabilidad intestinal
  • la ayuda al reequilibrio de la flora intestinal
  • la mejora de la motilidad intestinal, entre muchos otros.

La hidroterapia de colon, técnica de referencia en Biosalud

Llevamos mucho tiempo practicando la hidroterapia de colon, ya que la consideramos una técnica muy útil como complemento a cualquier tratamiento dentro de la medicina biológica.

Puesto que una de las fases preliminares de cualquier tratamiento, especialmente en afecciones crónicas, es la desintoxicación del organismo, es vital vaciar el colon para evitar que siga absorbiendo toxinas y comenzar a restablecer la flora intestinal.

Nos aseguramos antes de realizar el tratamiento que el paciente no puede resolver su problema con otros tratamientos y determinamos la pauta y el número de sesiones. Además, el paciente también puede venir derivado por la prescripción de otro médico que asuma la responsabilidad de la indicación.

A pesar de que hay personas que vienen a la clínica con cierto reparo, la hidroterapia de colon no es en absoluto una técnica complicada, siempre que se haga bajo la supervisión médica adecuada, como sucede en nuestro caso. Nosotros la utilizamos para muchas patologías, especialmente las crónicas. También es fundamental en el tratamiento de la candidiasis crónica intestinal. Es una de las técnicas más adecuadas para el mantenimiento de la salud

La sesión dura aproximadamente una hora. La noche anterior se pone un supositorio de glicerina, sobre todo en las primeras sesiones. También es a veces aconsejable el llevar una alimentación los días posteriores rica en verduras, reduciendo las proteínas de la carne y el pescado. Tras cada sesión, nos sentiremos con una sensación de bienestar y de «limpieza» interior. La pauta mínima de inicio es de 3 sesiones, y es recomendable hacer hasta 10, e incluso un ciclo en otoño y otro en primavera, junto con una cura hepática.

Historia de la hidroterapia de colon y su diferencia con los enemas


La hidroterapia de colon se ha utilizado durante siglos. Con ella se limpia todo el colon, con los enemas solo la parte inferior del colon

Uso Antiguo De La Hidroterapia De Colon

Evolución histórica de la hidroterapia de colon

El procedimiento de la hidroterapia de colon ha existido durante siglos. Los egipcios la usaron desde el año 1500 aC para el tratamiento de diversas enfermedades. Un papiro egipcio mencionaba el uso de purgantes, enemas, diuréticos, calor, vapor y derramamiento de sangre. Tribus antiguas y modernas del Amazonas, África Central y de partes remotas de Asia también han usado el agua de los ríos para la limpieza del intestino. Los padres fundadores de la medicina Occidental, Hipócrates, Galeno y Paracelso, utilizaban y prescribían el uso de enemas para la limpieza del colón. A principios del siglo 20, la popularidad del tratamiento se disparó en Europa y EE.UU. De hecho, desde 1920 hasta la década de 1960, los enemas eran una práctica habitual en los hospitales.

La medicina moderna y su capacidad para tratar muchos problemas de salud han llevado a las terapias naturales y complementarias a un segundo plano. Sin embargo, muchas personas están concienciadas sobre las implicaciones de la toma de medicamentos en términos de efectos secundarios y de incremento de la carga tóxica en el cuerpo. No existe ningún medicamento que pueda curar problemas digestivos tales como la mala absorción causada por el estrés subyacente, el estreñimiento, el hinchazón, infecciones recurrentes de la levadura, disbiosis, molestias intestinales, etc

Diferencia entre hidroterapia de colon y enema

Con la gente queriendo tener más control sobre su salud, las terapias complementarias están volviéndose otra vez muy populares, y muchas personas usan la hidroterapia de colón para tratar los síntomas de desórdenes digestivos y desintoxicar sus cuerpos. La hidroterapia de colón difiere de un enema. Los enemas solamente limpian la parte inferior del intestino grueso y los pacientes tienen que retener el agua durante un período de tiempo y luego sentarse en el inodoro para tratar de eliminar los residuos. Pueden ser precios varios tratamientos para que funcionen con eficacia. La hidroterapia de colon limpia todo el colon sin la necesidad de retener o estar incómodo. Es un tratamiento de 45 minutos que utiliza una máquina para controlar la temperatura del agua y el flujo.

La hidroterapia del colon elimina desechos, irritantes y desencadenantes de alergias del intestino. Rehidrata el intestino y ayuda a reparar la pared intestinal, lo que ayudará a reemplazar digestivos y reequilibrar la flora intestinal. Se restaurará la función normal del intestino mediante el ejercicio y la tonificación del mismo y restableciendo la conexión intestino-cerebro. También ayuda a re-educar al propietario del intestino sobre cómo funciona y proporciona un refuerzo visual de la necesidad de comer bien y mantener los niveles de estrés.