Tu alergia puede estar relacionada con el consumo de alcohol

La cantidad óptima de consumo de alcohol es cero. Así de rotunda se muestra la comunidad científica cuando hablamos de alcohol y enfermedades. Cáncer, miocardiopatía, cirrosis hepática…el riesgo de padecer estas patologías se dispara pero también el de otras más frecuentes y menos graves como la alergia.

El consumo de alcohol tiene unos efectos inmediatos, entre los 30 y los 90 minutos después de ingerirlo, y otros efectos que se van acumulando en el organismo y pueden derivar en enfermedades a lo largo de los años.

En Biosalud Day Hospital promovemos el estado de buena salud entre nuestros pacientes y esto implica un cambio en los hábitos de vida que pasa por la eliminación del azúcar o el alcohol de la dieta. Como sabemos, los efectos negativos sobre nuestra salud son muy negativos y la mejor forma de prevenir algunas enfermedades es no consumirlo.

Una vez que el alcohol llega a la sangre, provoca una disminución de azúcares y de ahí viene nuestra sensación de debilidad, agotamiento e incluso mareos. Además se inhibe la producción de la hormona vasopresina, por lo que el riñón elimina más agua de la que ingiere. Esto provoca que nuestro organismo busque agua en otras estructuras, y la encuentra en las meninges, lo que explica el dolor de cabeza después de consumir alcohol.

A estos síntomas frecuentes, se añaden otros que podemos no estar relacionando con las copas de vino o cañas que nos hemos tomado, pero que deberíamos vigilar si aparecen después de consumir estas bebidas; el dolor de estómago, la urticaria y otros síntomas menos frecuentes, más propios de las alergias, que pueden estar relacionadas con alguna de estas causas:

– Son síntomas alérgicos derivados de problemas que el sistema inmunitario tiene por el consumo de alcohol.
– Provienen de la intolerancia al alcohol.
– Son reacciones alérgicas a sustancias que contienen las bebidas alcohólicas como las histaminas o el gluten.
– Suponen un agravamiento de los síntomas de otro tipo de alergias.

Síntomas de alergia que se agravan con el consumo de alcohol

La relación entre el alcohol y las reacciones alérgicas es muy compleja y se ha detectado, por ejemplo, una coincidencia entre altos niveles de IgE (que nos indican que una persona tiene alergias) y un elevado consumo de alcohol. Esto no quiere decir que el alcohol cause alergias sino que el alcohol interfiere y puede agravar la respuesta alérgica.

Existen estudios que relacionan el consumo de alcohol con la mayor presencia de síntomas de las alergias como el asma, el dolor de cabeza, rinitis, picores, tos o eccemas.

En general, el consumo de alcohol puede activar más rápidamente las reacciones alérgicas a los alérgenos e incluso incrementar la gravedad de estas reacciones.

Un estudio realizado entre personas con asma reveló que para el 40 por ciento de los participantes, el consumo de alcohol provocaba los síntomas de alergia y para el 30 por ciento, el asma se agravaba por el consumo de alcohol.

¿Qué ingredientes de una bebida alcohólica pueden causar reacciones alérgicas?

Si somos intolerantes al gluten, por ejemplo, presente en la cebada, o el trigo, deberíamos consumir cerveza sin gluten.

Las uvas, pueden contener componentes que activan nuestra reacción alérgica.

Los procesos de producción de bebidas también pueden desencadenar reacciones alérgicas. El envejecimiento en barrica puedes ser perjudicial para las personas sensibles a los frutos secos y las sustancias que se utilizan para aportar color al vino, como los lácteos o el huevo pueden afectar a las personas alérgicas. El vino o la cerveza, además suelen tratarse con metabisulfito de sodio, lo que puede agravar el asma de las personas alérgicas.

En Biosalud disponemos de test que puedes realizar en casa para comprobar tus alergias e intolerancias alimentarias o tu alergia específica al gluten o a la caseína.

Síntomas de la intolerancia al alcohol

Por otra parte, una intolerancia al alcohol en si es una patología muy específica y rara pero que puede desarrollar síntomas severos después de beber cantidades muy pequeñas. Entre los más comunes se encuentran:

– el dolor de estómago y abdomen
– Dificultad para respirar
– Calambres
– Desvanecimiento
– Sarpullidos
– Anafilaxis. Esta es la reacción alérgica más grave y puede terminar en un shock o pérdida de conciencia, pasado por l hinchazón de garganta, los picores y un rápido cambio en el ritmo cardíaco.

Si tienes estos síntomas después de consumir alcohol, ten en cuenta que hay otros alimentos que pueden afectarte como los aliños de ensalada, los marinados, el enjuague dental el jarabe, algunas salsas de tomate e incluso la fruta de mesa.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios