Medicina estética para combatir a la celulitis

Tratamiento para la celulitis

Biosalud te ofrece los tratamientos más efectivos para acabar o mitigar los efectos de la antiestética piel de naranja

La celulitis es un enemigo a batir para muchas personas. Especialmente, en verano. Porque, ¿a quién no le gusta lucir una piel suave, tersa y sedosa sin rastro de celulitis? Y aunque tiende a pensarse que es un problema asociado al sobrepeso, uno de los mitos que debes desterrar sobre la temida piel de naranja es que su origen no es graso, sino que está relacionado con la piel.

Entonces, ¿qué es exactamente la celulitis? Debajo de nuestro tejido cutáneo, hay una red de hebras de tejido conectivo, llamadas septos, que mantienen la grasa en su sitio. Si los septos no son fuertes y no están fuertemente entrelazados entre sí (lo cual puede estar determinado por la genética), la grasa puede formar una protuberancia entre ellos, creando ondas en la superficie de la piel, o sea celulitis.

Lo que no es tal mito, sino una realidad, es el hecho de que afecta a las mujeres en mayor medida. Y es que nueve de cada diez padecen este trastorno y del que no se libran ni quien está delgada ni quien tiene exceso de peso. En cualquier caso, sus causas son muy diversas, y van desde la genética hasta el estrés. No obstante, factores como el sedentarismo, la falta de ejercicio y el consumo de alcohol y tabaco contribuyen a su aparición.

Luchar contra la piel de naranja con tratamientos estéticos

Sin embargo, combatir la celulitis es posible. Y en Biosalud llevamos años haciéndolo gracias a la medicina estética, que pone a tu disposición diferentes tratamientos que te pueden ayudar a retrasar su aparición, a mejorar la que ya ha aparecido y a evitar que empeore la textura de esa piel de naranja.

Desde Biosalud aplicamos un novedoso método para acabar con ella. Estos son algunos de nuestros tratamientos más eficaces contra la celulitis:

  • Mesoterapia

Esta técnica inyecta sustancias como vitaminas, minerales, enzimas y aminoácidos debajo de la piel para ayudar a romper los depósitos de grasa. El tratamiento por lo general se lleva a cabo en unas pocas sesiones y los efectos pueden durar meses.

  • Presoterapia

Es un tratamiento terapéutico específico que aplica la presión de aire para realizar un drenaje linfático. Ayuda a combatir la celulitis, disminuir y prevenir futuras formaciones de celulitis, además de mejorar el sistema circulatorio y reducir la retención de líquidos.

  • Radiofrecuencia

Mediante ondas, la radiofrecuencia estimula el fibroblasto, que es la célula responsable de la formación de fibras de colágeno y elastina, que son las que dan sostén a los tejidos. Contribuye a la activación de los mecanismos internos de la célula, consiguiendo el equilibrio y rejuvenecimiento, y reparando el colágeno

  • Cavitación

Esta técnica consiste en la aplicación de ultrasonidos que crean microburbujas que transforma el tejido adiposo que forma la celulitis en líquido, que se libera través de un proceso fisiológico natural, es decir, por el sistema venoso y linfático y, finalmente, por la orina

  • Tratamiento de alta-tecnología

En este caso, utilizamos un láser insertado debajo de la piel para fundir los depósitos de grasa y romper las bandas fibrosas que causan los hoyuelos. El láser también estimula la producción de colágeno en la piel para mejorar su elasticidad y espesor. Los resultados pueden durar hasta un año – mucho más tiempo que los tratamientos tópicos tradicionales.

Otro procedimiento de última generación que acaba de llegar al mercado utiliza LED rojos e infrarrojos para encoger el tejido graso. Se utiliza junto con rodillos y succiones, que trabajan para suavizar las bandas de tejido conectivo y relajar su tirón en la piel.

  • Tratamientos tópicos

La forma más fácil a corto plazo para mejorar la apariencia de la celulitis es con una loción o una crema, que pueden ser de dos clases principales: las que contienen cafeína, que tienen un efecto de apriete temporal y ayudan a la piel a tener un aspecto más suave, y aquellas con vitamina A derivada, que con el tiempo pueden espesar la capa externa de la piel y hacer los grumos menos visibles. Estos ingredientes se pueden combinar con otros, como vitamina C, que pueden mejorar la circulación y tensar la piel. Para obtener mejores resultados, masajear la crema vigorosamente ayuda a mullir la piel. No obstante, el tratamiento tópico es una solución temporal.

En cualquier caso, los tratamientos estéticos se han convertido ya en una parte indispensable de la medicina general, o mejor dicho de la salud en general. Porque el objetivo fundamental de la medicina estética no es otro que lograr tu satisfacción, mejorando aquellas zonas que te incomodan. En Biosalud, somos expertos en la aplicación de tratamientos estéticos corporales. Así que si buscas encontrarte mejor, no dudes en visitarnos.

Y tampoco te olvides de apostar por una alimentación y unos hábitos saludables. Porque aunque tener celulitis no es sinónimo de exceso de peso, sí que es verdad que los kilos de más pueden fomentar su aparición. Si tu objetivo es buscar tu mejor imagen, nada mejor que mantener una nutrición saludable. Si no haces ejercicio con regularidad, es el momento para empezar. Y si lo haces, asegúrate de incluir un entrenamiento de fuerza para las áreas donde deseas reducir la apariencia de celulitis. Y es que una dieta sana y uno hábitos saludables pueden retrasar su aparición.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios