Enfermedad de Lyme: preguntas más frecuentes (II)

Es una enfermedad bastante desconocida en España y cuya dificultad de diagnóstico puede complicar la vida de quien la padece. Conocer los síntomas, saber cómo diagnosticarla o cómo prevenirla pueden ayudarte a identificarla y a evitar que cronifique.

La Enfermedad de Lyme es una dolencia poco conocida y que, sin embargo, tiene una prevalencia creciente. Ese desconocimiento dificulta en muchas ocasiones su detección precoz y su diagnóstico. Para ayudarte a identificarla y evitar que pueda deteriorar tu organismo, estas son algunas de las cosas que debes saber sobre esta enfermedad.

  1. ¿Es contagiosa la enfermedad de Lyme?

La enfermedad de Lyme es una infección provocada por la Borrelia burgdorferi, una bacteria que se encuentra en animales como ratones, ciervos o corzos, pero que puede transmitirse a los seres humanos por la picadura de una garrapata de patas negras infectada. Pero ¿puede contagiarse entre personas? La bacteria Borrelia no se transmite a través del aire, del agua, la comida o por el contacto entre personas.

De ahí que, en líneas generales, puede decirse que la enfermedad de Lyme no se transmite ni por el contacto entre personas ni por vía sexual. Eso sí, está en estudio si puede haber un contagio de una madre gestante al feto. Sin embargo, todavía queda mucho por investigar sobre esta dolencia, que también es conocida como “la gran imitadora”, porque presenta síntomas que simulan otras enfermedades. Por eso, un diagnóstico temprano y la prevención de las picaduras son dos cuestiones fundamentales para mantener alejada esta enfermedad.

2. ¿Qué síntomas presenta?

Las garrapatas no son siempre fáciles de ver. De hecho, es muy posible que la picadura pase desapercibida (muchas personas que contraen la Enfermedad de Lyme no recuerdan que les haya picado una garrapata). Por eso, de cara a un diagnóstico temprano, es muy importante conocer los síntomas de esta dolencia.

La primera manifestación de la enfermedad de Lyme puede ser un enrojecimiento de la piel circular o en forma de diana que aparece horas después de la picadura. Es muy característico pero no siempre aparece. Por eso, hay que prestar atención a otros síntomas. Y, aunque son tremendamente variados, entre los más habituales figuran: una fatiga extrema, dolores de cabeza de todo tipo, episodios recurrentes de fiebre, escalofríos y sudores nocturnos, mialgías y artralgias, fasciculociones musculares y debilidad, parestesias y síndrome de dolores neuropáticos, trastornos del sueño, disfunción de los nervios craneales, problemas neuropsíquíatrico (como irritabilidad, depresión, ansiedad, ataques de pánico o cambios de humor) o pérdidas cognitivas (pérdida de memoria, dificultad a la hora de efectuar varias tareas a la vez, ralentización del proceso mental, problemas en el discurso y el habla, poca capacidad de concentración, pérdida de habilidades numéricas o pérdida de capacidad visual/espacial).

3. ¿Cómo se puede diagnosticar?

Si notas alguno de los síntomas en los que se manifiesta la enfermedad de Lyme y piensas que puedes estar infectado, no dudes en ponerte en contacto con tu médico, porque un diagnóstico temprano es fundamental para no llegar a la tercera fase de la enfermedad, el Lyme Crónico, evitando así consecuencias más graves sobre la salud.

En Biosalud contamos con la prueba más fiable para el diagnóstico de la enfermedad de Lyme. Es el LYMECHECK®. Además, como la Borreliosis suele ir acompañada de otras coinfecciones, (como Coxsackie, Bartonella, Babesia, Rickettsia, Chlamydia trachomatis, Chlamydia pneumoniae, Mycoplasma,…), mediante un análisis de sangre, nuestro test también te permite conocer si hay dolencias asociadas, imprescindible para protocolizar tu tratamiento personalizado.

4. ¿Cómo se puede prevenir?

El contacto con la naturaleza es un factor de riesgo para infectarse con la enfermedad de Lyme. Por eso, si vas a hacer deporte al aire libre o alguna otra actividad en la naturaleza, si te vas de acampada o trabajas como en veterinaria, jardinería o botánica, es importante que tengas en cuenta cuatro medidas básicas que te ayudarán a prevenir la enfermedad:

  • Usa repelentes contra garrapatas: El mejor repelente contra garrapatas es el DEET. También es importante rociar la ropa, mochila y otro equipamiento con permetrina, sustancia química sintética que se utiliza mundialmente como insecticida y acaricida, así como repelente de insectos y piojos
  • Utiliza ropa apropiada: Prenas de colores claros, camisas de manga larga, calcetines y zapatos cerrados y pantalones largos metido por los calcetines.
  • Revisa diariamente tu cuerpo en busca de garrapatas. Las garrapatas tienen que estar incrustadas en el cuerpo durante 36-48 horas para transmitir la enfermedad, así que la comprobación diaria de garrapatas puede ser una medida de prevención muy útil de la enfermedad de Lyme. Hay que realizar una verificación de la cabeza a los pies, ya que las garrapatas se esconden en el cabello, en las axilas, en la ingle e incluso dentro de los oídos. Hay que examinar también a las mascotas.
  • Dúchate después de haber terminado todas las actividades al aire libre del día.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios