Regeneración celular, el elixir contra el envejecimiento facial

terapia celular para el rejuvenecimiento facial

El innovador tratamiento de regeneración facial de Biosalud te permite recuperar el aspecto juvenil de tu rostro con un plasma rico en plaquetas extraído de tu propia sangre.

Sentirse joven no es solo una cuestión de años, también de actitud. Pero envejecer es algo inevitable. Sin embargo, en una sociedad que cada vez vive más, el hecho de que el aspecto no se corresponda con la edad del espíritu llega a ser un problema para muchas personas. En la actualidad, esta preocupación tiene solución. Y en Biosalud Day Hospital queremos y podemos ayudarte gracias a nuestro innovador tratamiento de regeneración facial.

Está claro que no podemos frenar el paso del tiempo, pero sí que podemos atenuar los signos de la edad y acabar con esas patas de gallo, líneas verticales en labios y entrecejo, depresiones profundas alrededor de nariz y boca, pérdida de volumen en las mejillas, flacidez en torno a la mandíbula o esa piel deshidratada y sin luminosidad en las que termina manifestándose el envejecimiento facial. Y para conseguirlo, ya no tienes que acudir a agresivas intervenciones quirúrgicas. El elixir de juventud está en tu propio cuerpo.

En la actualidad la técnica más eficaz nos la ofrece la medicina regenerativa, una de las especialidades de Biosalud Day Hospital, que, en la actualidad, representa uno de los mayores avances dentro de la medicina moderna. Esta medicina nos da la posibilidad de regenerar tu tejido cutáneo facial con tus propias células. Es decir que, usamos las propiedades beneficiosas de tu sangre para rejuvenecer tu rostro y darle más elasticidad, tersura y luminosidad.

Bioestimulación cutánea con un plasma rico en plaquetas

En concreto, para la regeneración facial, utilizamos un tratamiento basado en una técnica de bioestimulación cutánea con un plasma rico en plaquetas. Este procedimiento aprovecha el poder curativo de los factores de crecimiento que contienen las plaquetas de tu sangre para estimular la respuesta celular. Estas últimas apoyan el crecimiento del colágeno y de los vasos sanguíneos, la reparación y regeneración de la piel dañada y, por tanto, ayudan a frenar y revertir los signos del envejecimiento.

Además, como esos factores de crecimiento son específicos para los tejidos de cada paciente , lo convierte en un tratamiento absolutamente personalizado y exento de riesgo de rechazo o alergias. Así que si estás pensando en realizarte este tratamiento, es conveniente saber que carece de contraindicaciones y es aplicable a cualquier persona que desee mejorar la calidad de su piel.

Un estudio detallado de tu piel antes de empezar

Pero, ¿en qué consiste exactamente la regeneración facial? Lo primero que haremos será un estudio de tu piel, para saber exactamente la cantidad de colágeno y agua que tiene, su elasticidad, melanina, pH, temperatura…, así como conocer los factores que pueden incidir en un mayor envejecimiento de tu piel y organismo, en general. Para ello, realizaremos una medición orgánica de radicales libres, que se hace en sangre, para saber si hay un exceso de oxidación. Además,, llevaremos a cabo un estudio de los aminoácidos, porque el colágeno es una proteína y, como tal, está formada por cadenas de aminoácidos. Comprobaremos si hay una deficiencia de los mismos.

En cuanto a la obtención del plasma rico en factores de crecimiento es muy sencilla: te extraeremos una pequeña muestra de sangre, de la que separaremos la fracción de plasma en la que están las plaquetas, que son las que contienen los factores de crecimiento.

El siguiente paso, es su infiltración en la piel para que estimule la regeneración y revitalización cutánea. Si además de las plaquetas, introducimos vitaminas y aminoácidos, el proceso es aún más rápido. El aumento de brillo, tersura y tono se evidencian pasados tres meses, haciéndose más notable a los seis meses, tiempo que requiere el organismo para la síntesis de las nuevas proteínas regeneradoras.

Este proceso lo llevamos a cabo en nuestro quirófano, en el que disponemos de un equipo único en Europa para la obtención de las células. Con esta tecnología nos aseguramos de que obtenemos la máxima cantidad de células con capacidad de regeneración.

Una hora de tratamiento

Aunque puede parecer un proceso muy laborioso, te informamos de que una sesión de rejuvenecimiento con factores de crecimiento se realiza en aproximadamente una hora. Para conseguir los mejores resultados, el tratamiento deberá repetirse hasta tres veces con intervalos de un mes entre sesión y sesión.

La regeneración mediante plasma rico en factores de crecimiento es un fabuloso complemento para otros tratamientos contra el envejecimiento facial. De hecho, este sistema, en combinación con el relleno de arrugas, el uso de Vistabel, el empleo de luz pulsada, laser, radiofrecuencia o diatermia puede devolver el tan ansiado aspecto juvenil a la cara de cualquier paciente.

Si tienes cualquier duda, en Biosalud estaremos encantados de atenderte y conocer tu caso. Y recuerda que cumplir años ya no tiene que significar un envejecimiento de tu rostro.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios