¿Qué garrapatas transmiten la enfermedad de Lyme con su picadura?

Qué garrapatas transmiten la enfermedad de Lyme

Cuando nos preguntamos qué garrapatas transmiten la enfermedad de Lyme, lo primero que debemos saber es que las garrapatas son artrópodos medianos de unos ocho milímetros de tamaño, aunque algunas especies pueden alcanzar el centímetro. Su biología es parecida a la de las arañas y los escorpiones. Son parásitos y se alimentan de la sangre de aves, reptiles y mamíferos. Existen aproximadamente 850 especies de garrapatas en el mundo. Su presencia es constante en los cinco continentes y el contacto con humanos suele darse en salidas al campo o por el contacto con algunas mascotas.

¿Todas las garrapatas transmiten la enfermedad de Lyme?

No todas las garrapatas transmiten la enfermedad de Lyme. Hay un gran número de especies de garrapata que no transmiten la enfermedad. Como ejemplos, se pueden citar la estrella solitaria, la garrapata de la marmota canadiense o la asiática de cuernos largos, pero hay muchas más especies de garrapata en el mundo. La estrella solitaria es una garrapata que produce muchas picaduras y que puede transmitir algunas enfermedades entre las que no está la de Lyme. Para saber si se ha contraído la enfermedad de Lyme es muy recomendable realizarse un análisis de la enfermedad de Lyme.

Para que la garrapata transmita la enfermedad de Lyme con su picadura debe estar infectada por la bacteria Borrelia burgdorferi. Es el momento de preguntarse qué tipo de garrapata transmite la enfermedad de Lyme.

¿Qué tipo de garrapata la transmite?

El tipo de garrapata que transmite esta enfermedad es la Ixodes Scapularis, que se conoce también como garrapata del ciervo o garrapata de patas negras. Este nombre tiene su origen en el hecho de que este tipo de garrapata suele parasitar, sobre todo en su fase de larva, al venado de cola blanca, aunque también puede encontrarse en algunos roedores, reptiles y aves migratorias..

Su presencia es predominante en Norteamérica. Es una de las 36 especies de garrapatas que pueden encontrarse en esta zona geográfica y se estima que esta especie representa entre el 10 y el 20 por ciento de las garrapatas que ocupan ese espacio.

La apariencia de la garrapata del ciervo varía según el sexo. Las hembras tienen cuatro pares de patas y son de color rojo y negro. Los machos de la garrapata Ixodes Scapularis son de color negro. En su edad joven su color es amarronado y su tamaño es muy pequeño por lo que son muy difíciles de detectar.

Además, hay dos variantes de esta garrapata que también pueden transmitir la enfermedad de Lyme y se llaman Ixodes Ricinus e Ixodes Persulcatus. La primera se suele encontrar en Europa y la segunda en Asia.

¿Dónde se encuentra la garrapata que transmite Lyme?

La primera vez que se describió la enfermedad de Lyme fue en el año 1977 en Old Lyme, en el estado de Connecticut, entre Nueva York y Boston. Aunque la enfermedad se ha encontrado en Europa y Asia, su mayor incidencia se da en los estados del noroeste de Estados Unidos, desde Virginia hasta Maine, en el centro, en Wisconsin y Minnesota y en la parte norte de la costa oeste.

En Europa existe una variante que se llama Ixodes Ricinus y en Asia está la Ixodes Persulcatus. Estas variantes también pueden transmitir la enfermedad de Lyme. La garrapata transmisora de Lyme tiene mayor incidencia, sin embargo, en Estados Unidos y esta enfermedad se diagnostica allí con mayor frecuencia.

Respecto al lugar físico en el que pueden estar es muy amplia: las garrapatas suelen encontrarse en lugares cubiertos de vegetación de poca altura como campos de pasto, también en arbustos, árboles y, por supuesto, en los animales. Las salidas al campo, las acampadas y la convivencia estrecha con mascotas que tienen acceso a zonas exteriores pueden ser factores de riesgo.

Como hemos visto, la complejidad esta enfermedad es elevada. Requiere un conocimiento profundo y conocer detalles como el que hemos tratado en este artículo y que trata de dejar claro qué garrapatas transmiten la enfermedad de Lyme. Por ello, es recomendable mantener siempre la precaución en la medida de lo posible y, ante la menor sospecha, ponerse en manos de profesionales que puedan ayudarnos.

Fuentes externas:

FURMAN, D. P. & E. C. LOOMIS 1984. The ticks of California (Acari: Ixodida). Bulletin of the California Insect Survey. Volume 25. University of California Press, Berkeley. viii + 239 pp.

FUNDACIÓN IO: Información para sanitarios sobre garrapatas. Recuperado en https://fundacionio.com/salud-io/one-health/entomologia-para-todos/garrapatas/informacion-para-sanitarios-sobre-garrapatas/

MSD. Manual para profesionales. Enfermedad de Lyme. Por Larry M. Bush , MD, FACP, Charles E. Schmidt College of Medicine, Florida Atlantic University; Maria T. Vazquez-Pertejo , MD, FACP, Wellington Regional Medical Center.  Revisado médicamente nov. 2020. Recuperado en https://www.msdmanuals.com/es/professional/enfermedades-infecciosas/espiroquetas/enfermedad-de-lyme


Dr. Mariano Bueno
Y su equipo
CV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.