Ozonoterapia y autohemoterapia

Dentro de la ozonoterapia, una de las aplicaciones más importantes con el ozono es la gran autohemoterapia.

¿En qué consiste esta técnica?

Consiste en la creación de un circuito cerrado entre el paciente, el equipo de ozonoterapia y un frasco estéril que nos va a permitir ozonizar la sangre y retornarla al organismo.

Las aplicaciones de la gran autohemoterapia son numerosas: tiene un gran efecto antioxidante y revitalizante, sirve como antiinfeccioso, tiene eficacia ante problemas víricos, sirve como preventivo del envejecimiento, para activar los mecanismos de reparación o para mantener nuestras células madre circulantes.

Por tanto, esta técnica es complementaria de cualquier tipo de tratamiento y patología que podamos estar tratando en un momento determinado.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios