Las nueces: un alimento para la prevención de enfermedades

nueces y salaud

En nuestra dieta contamos con alimentos cercanos y tradicionales que cuidan muy bien de nuestra salud. Las nueces son uno de ellos. Alimento típico de las épocas más frías que cuida nuestro corazón.

Mantener una dieta equilibrada tiene incontables efectos positivos sobre la salud. Una buena gama de alimentos variados ayudará a preservar nuestro bienestar físico y fomentará nuestra salud cardiovascular. Si elaboramos una lista de productos que no pueden faltar en una alimentación equilibrada, los frutos secos encabezarían el ranking, y las nueces ocuparían los primeros puestos del inventario.

Las nueces, un alimento rico y con muchas propiedades

Este fruto pequeño, de cáscara leñosa, es un prodigio. Tiene una forma parecida a un pequeño cerebro y su sabor recuerda a madera dulce, tierna y muy sabrosa. Su aporte calórico es alto, por lo que es recomendable comer entre 5 y 7 nueces al día. Con esto es suficiente para prevenir problemas cardiovasculares, puesto que las nueces son ricas en ácidos grasos Omega-3, cuya función es proteger el corazón.

Las nueces aportan un buen número de nutrientes esenciales, entre los que se incluyen grasas saludables, vitaminas, minerales y fibras. Gracias al Omega-3 se regula el colesterol malo y la cantidad de lípidos en la sangre, lo cual produce un impacto positivo sobre el sistema cardíaco. De hecho, los estudios científicos han demostrado no solo que el consumo de nueces está asociado a las enfermedades cardíacas o el ictus sino que esto es así porque reducen, a la vez que mejoran las partículas del colesterol “malo”.

Además, mejora la calidad de las partículas de colesterol y triglicéridos, que también reducen su número. Esto mejora el revestimiento de las arterias y disminuye la posibilidad de padecer trombos en la sangre que pueden provocar un ataque cardíaco.

También se asocia el consumo de las nueces con una disminución del riesgo de padecer enfermedades respiratorias e incluso algunos tipos de cáncer gracias a su efecto antioxidante y antiinflamatorio.

Otros beneficios de las nueces

De acuerdo con algunos estudios recientes, el consumo habitual de nueces y otros frutos secos como las almendras favorece otros aspectos de la salud, más allá del corazón. Estos son algunos de ellos.

  1. Ayudan a regular el peso. A pesar de ser tan calóricas, con la ingesta de una porción diaria de frutos secos, la mitad de la cual sea a base de nueces, el riesgo a engordar se reduce hasta un 15 %. Esto se debe a que, gracias a su alto contenido en fibra, provoca sensación de saciedad.

2. Favorecen la salud intestinal. De acuerdo con un estudio, tomar 43 gramos diarios de nueces durante 2 meses aumenta las bacterias favorables presentes en el intestino que componen el microbioma, imprescindible para gozar de una buena salud intestinal.

3. Ayudan en la salud del cerebro. Los antioxidantes y antiinflamatorios que aportan las nueces reducen la inflamación del cerebro que causa trastornos cognitivos en personas de edad avanzada. La vitamina E contenida en las nueces y en los frutos secos también ayuda en la prevención de la enfermedad de Alzheimer.

Otros alimentos saludables para el corazón y la prevención de enfermedades

La lista que compone estos alimentos es larga y variada. Algunos de ellos son:

• El chocolate negro: ayuda a la flexibilidad de las arterias.
• El té verde: disminuye la grasa en la sangre.
• El aceite de oliva: gracias a su composición en ácidos grasos y antioxidantes.
• Las legumbres: favorecen niveles saludables de colesterol en sangre.

Por otra parte, se encuentran los llamados “súperalimentos”. De todos los que se encuentran bajo el paraguas de esta denominación, la mayor parte son alimentos o sustancias menos comunes para nosotros que el aceite de oliva o las propias nueces, pero que se pueden encontrar en numerosos establecimiento.

En Biosalud Day Hospital, como especialistas en medicina biológica, damos a la alimentación gran importancia dentro de los tratamientos pero también como medio para mantener una vida saludable. Este es nuestro gran objetivo, que todos incorporemos la alimentación como parte de un vida saludable para que nuestro desarrollo y envejecimiento, sean saludables.

También puede interesarte


Envía un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios