Medicina integrativa ¿moda o realidad? Beneficios para el paciente

¿De qué hablamos cuando mencionamos la medicina integrativa? La respuesta puede ser desconocida para muchas personas pero muchos profesionales de la medicina tienen una actitud abierta y de aprendizaje que permite ofrecer soluciones a los pacientes.

¿Sabrías distinguir entre medicina integrativa y medicina biológica? Una vez más, desde Biosalud Day Hospital queremos dar luz sobre estos conceptos que a veces se utilizan mal y de hecho, se asimilan a las terapias alternativas. Consideramos que la medicina integrativa tiene grandes beneficios para el paciente y eso es algo que vemos cada día en nuestra consulta.

¿Qué es la medicina integrativa?

La medicina integrativa es aquella que tiene en cuenta los aspectos médicos de la enfermedad, los aspectos emocionales y el estilo de vida. Además, contempla la aplicación de terapias invasivas, de modo que se garantiza así que se minimizan los efectos secundarios de los tratamientos en el paciente.

Cuando hablamos de medicina biológica, hablamos de una rama de la medicina en la que se utilizan técnicas científicas y probadas para el diagnóstico de los pacientes. Por eso, es fundamental que los que la ejerzan tengan amplios conocimientos de bioquímica, anatomía patológica, anatomía general y también fisiología.

Una vez que se diagnostica a los pacientes, una parte del tratamiento puede potenciar la activación del sistema inmunitario, si está fallando, para que la respuesta inmune sea la adecuada. Para ello se utilizan conocimientos de nutrición, genética o se valoran la edad y la historia clínica del paciente. Podríamos considerar que se amplia el rango de posibilidades del tratamiento para las enfermedades que se han diagnosticado de forma científica. y con un diagnóstico científico.

¿En qué se diferencia la medicina integrativa de otras terapias alternativas?

Esta sería la segunda gran pregunta y la respuesta es importante: las terapias alternativas pretenden tratar enfermedades sin que las personas que las aplican tengan los conocimientos médicos adecuados ni una titulación que acredita que se han cursado estudios médicos.

El uso de una terapia alternativa – y dentro de estas no todas son iguales – puede aconsejarse como método complementario. Por ejemplo, en Biosalud consideramos importantes y somos estrictos en las pautas de alimentación que aportamos a nuestros pacientes como parte del tratamiento. Valoramos lo llamado “natural”, pero no lo hacemos exclusivo

Beneficios de la medicina integrativa

Seguro que muchas personas también se preguntan sobre las ventajas que tiene este tipo de medicina. A los tratamientos ya probados por la ciencia, se incorporan otros beneficios que es importante valorar:

– Terapia personalizada. Ningún cuerpo es igual ni los factores que influyen en la aparición de la enfermedad, se dan de la misma forma. Por eso los tratamientos deben ser únicos y personalizados. Además, asociado a la enfermedad hay un estado de ánimo que hay que tener en cuenta. Un paciente es una persona con problemas y esto significa que debemos tratarlo de manera cercana, dedicándole tiempo y así podemos averiguar cuáles son sus necesidades.

– Se reducen factores de estrés como las filas o las consultas rápidas. Hay algunos pacientes que necesitan calma pues la enfermedad les sume en el estrés o la tristeza, por ejemplo. Si por algo se caracteriza la medicina integrativa o biológica es en esto, dedicamos tiempo al paciente y aplicamos los tratamientos en entornos cuidados, son espacios para el cuidado y la tranquilidad.

– Conocimiento por parte del paciente. El hecho de estar ante un proceso calmado y personalizado hace que el paciente interiorice a la perfección sus problemas y pueda asimilarlos mejor que en una consulta rápida. Ser consciente de sus problemas y estar al tanto de las soluciones es sin duda fundamental para que la recuperación sea real.

– Es muy efectiva para pacientes con enfermedades crónicas. Aquellos que tienen enfermedades largas o de por vida, necesitan plantearse la curación de otro modo, pues siempre habrá brotes o momentos en los que haya recaídas o empeoramientos, por leves que sean. Por eso, sería interesante ver la curación como un proceso en el que tenemos en cuenta diferentes factores: social, fisiológico, psicológico y nutricional. Cuando uno de ellos falla, si potenciamos los demás, notaremos una mejoría importante.

Si te hemos ayudado a conocer mejor la medicina integrativa y sus beneficios, ya sabes que otro tipo de proceso de tratamiento es posible.

También puede interesarte


Envía un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios