Las células madre podrían reemplazar las prótesis de cadera

Los jóvenes con artrosis avanzada, los más beneficiados

Los científicos han inducido a las células madre para hacer crecer cartílago nuevo en una estructura en forma de bola de la articulación de la cadera. Este es un paso importante para poder usar un día las propias células del paciente para reparar una articulación dañada, evitando la necesidad de una extensa cirugía de reemplazo de las articulaciones, especialmente caderas y rodillas

regeneracion cartilago con andamiajes

Además, los científicos han usado la terapia génica para otorgar a este cartílago nuevo la capacidad de liberar moléculas antiinflamatorias cuando sea necesario. Si se hace en los pacientes, esta técnica podría ayudar a prevenir un retorno de la artritis, si era lo que dañaba la articulación en primer lugar.

La nueva técnica podría estar lista para probarse en humanos en tres a cinco años y, finalmente, podría  funcionar con otras articulaciones, como las rodillas, dijo Farshid Guilak, profesor de cirugía ortopédica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, que ha co- dirigido el proyecto

El trabajo, una colaboración entre investigadores de la Universidad de Washington en St. Louis e investigadores de Cytex Therapeutics, Inc. en Durham, Carolina del Norte, apareció el 18 de junio 2016 en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.

Los investigadores dijeron que la terapia con células madre podría ser particularmente útil para las personas más jóvenes que tienen artrosis avanzada. En esta enfermedad degenerativa de las articulaciones, el cartílago que amortigua la articulación entre dos huesos se desgasta debido a una lesión, el uso excesivo o susceptibilidad genética.

La prevalencia de la enfermedad de la artrosis va en aumento y es significativamente mayor entre los adultos obesos; la pérdida de peso de tan solo 5 kg reduce el riesgo de desarrollar artrosis de rodilla a la mitad, de acuerdo con datos del CDC. (Centro de Control de Enfermedades)

Los médicos suelen recomendar la cirugía de reemplazo (protesis) de la articulación para la artrosis severa (grado IV) cuando las medidas preventivas como el control de peso, ejercicio y medicamentos fallan. Pero los médicos son reacios a realizar una cirugía de reemplazo de articulaciones en pacientes menores de 50 años, debido a que las prótesis articulares suelen durar menos de 20 años, y una cirugía de reemplazo de articulaciones es arriesgada antes, dijo Guilak.

Algunos médicos en la práctica privada comenzaron a tratar la artrosis con células madre ya en 2008. En su mayoría, los médicos lo hacían mediante la simple inyección de células madre directamente en el área afectada con la esperanza de que las células podrían trabar sobre la articulación, convertirse en  cartílago y proporcionar amortiguación de la articulación. Sin embargo, este método nunca ha demostrado tener un beneficio, y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha puesto en duda la seguridad y la eficacia de la terapia no probada, que puede costar miles de dólares por inyección. El método ha sido sin embargo muy popular entre los atletas.

En BIOSALUD Hospital de Día, lo hacemos de forma mucho más científica y con resultados muy satisfactorios. Tras la obtención de las células madre de la grasa abdominal, mediante una indolora mini liposucción con anestesia local, se cultivan durante varias semanas en una sala blanca especialmente autorizada para ello por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, y de este modo, obtenemos concentraciones de hasta 70 millones de células madre por mililitro, ya direccionadas a condrocitos mediante un método propio, consiguiendo así el máximo de regeneración del cartílago que es posible en cada caso. Este es el único sistema que ofrece las garantías científicas suficientes para el éxito del tratamiento.

En 2014, un tribunal de EE.UU. de Apelaciones confirmó la autoridad de la FDA para regular el tratamiento con células madre. Esa decisión impidió a clínicas de EE.UU. ofrecer estas inyecciones de células madre. Mientras tanto, los investigadores han buscado formas más legítimas en las que  las células madre podrían ser utilizadas para la medicina regenerativa.

En España, el uso de las células madre está regulado por un Real Decreto 477/2014 de Terapias Avanzadas, y debe exigir al médico que le proponga este tipo de tratamientos que siga lo establecido en dicho Real Decreto

“Nuestro estudio ha realizado varios avances importantes”, dijo Guilak en Live Science. “Un avance importante ha sido la creación de cartílago que tiene las mismas propiedades de soporte de carga que el cartílago normal, pero que ha crecido fuera del cuerpo, utilizando las células madre de la grasa (mesenquimales).”

La mayoría de los estudios previos se dirigieron a pequeños defectos en el cartílago, un enfoque que era como intentar arreglar “un bache en un  camino”. Pero en el nuevo estudio, los investigadores crearon un reemplazo que es del tamaño de toda la articulación “Tenemos el potencial para reparar toda la cadera en el caso de la artrosis, que es mucho más común que un pequeño defecto,” dijo.

andamios de fibra cartilago

Guilak afirmó que el procedimiento es sencillo: Las células madre se extraen de la grasa de un paciente y se siembran en una estructura de tejido externo, diseñada para encajar en la bola de la articulación del paciente. Usando un “cóctel de proteínas”, dijo Guilak, las células madre son inducidas a convertirse en células de cartílago, antes de extenderse por todo el andamiaje de tejido durante un período de seis semanas.

El plan es eliminar el cartílago desgastado de la cabeza de la articulación y reemplazarlo con una “articulación viva” para volver a allanar la cadera, dijo Guilak. Este plan no se ha realizado en seres humanos, pero será probado ahora en animales.

“A diferencia de un metal estándar y prótesis de plástico, el hueso de la cadera se mantiene intacto y la cirugía es mucho menos invasiva”, aclaró Guilak.

El andamio en el que crecen las células del cartílago es una estructura única que consta de aproximadamente 600 haces de fibras de tejidos biodegradables unidos para crear un tejido de alto rendimiento que puede funcionar como el cartílago normal.

“Los implantes de tejidos son lo suficientemente fuertes como para soportar cargas de hasta 10 veces el peso corporal de un paciente, que suele ser lo que nuestras articulaciones tienen que soportar cuando hacemos ejercicio,” dijo Franklin Moutos, vicepresidente de desarrollo de tecnología en Cytex y el primer autor del artículo.

Guilak dijo que el éxito final de esta nueva técnica puede depender del elemento terapia génica, lo que ayudaría a frustrar nuevos daños en el cartílago nuevo. “Hemos modificado genéticamente las células madre para darles la capacidad de liberación de fármacos anti-inflamatorios bajo demanda, lo cual  no se ha hecho en cartílago bioartificial anteriormente”, explicó.

De esta manera, el conjunto tendría un botiquín incorporado y tal vez sería mejor que el nuevo, sentenció Guilak.

Fuente: Livescience

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios