La prevención del cáncer y los antioxidantes

Los radicales libres y su papel en el desarrollo del cáncer

Los radicales libres son productos químicos altamente reactivos que tienen el potencial de dañar las células. Se crean cuando un átomo o una molécula (una sustancia química que tiene dos o más átomos) ganan o pierden un electrón (una pequeña partícula cargada negativamente que se encuentra en los átomos). Los radicales libres se forman naturalmente en el cuerpo y juegan un papel importante en muchos procesos celulares normales. A altas concentraciones, sin embargo, los radicales libres pueden ser peligrosos para el cuerpo y dañar todos los componentes principales de las células, incluyendo el ADN, las proteínas y las membranas celulares. El daño a las células causado por los radicales libres, especialmente el daño al ADN, puede jugar un papel en el desarrollo del cáncer y otras enfermedades.

Radicales libres

Las concentraciones anormalmente altas de radicales libres en el organismo pueden ser causadas por la exposición a la radiación ionizante y otras toxinas ambientales. Cuando la radiación ionizante golpea un átomo o una molécula en una célula, puede perderse un electrón, dando lugar a la formación de un radical libre. La producción de niveles anormalmente altos de radicales libres es el mecanismo por el cual la radiación ionizante mata a las células. Además, algunas toxinas ambientales, como el humo del cigarrillo, algunos metales y atmósferas con alto contenido de oxígeno, pueden contener grandes cantidades de radicales libres o estimular las células del cuerpo a producir más radicales libres.

Los radicales libres que contienen el elemento oxígeno son el tipo más común de radicales libres producidos en el tejido vivo. Otro nombre para ellos es “especie de oxígeno reactivo”, o “ROS”

¿Qué son los antioxidantes?

Los antioxidantes son sustancias químicas que interactúan y neutralizan los radicales libres, evitando así que causen daño. Los antioxidantes también se conocen como “depredadores de radicales libres”.

El organismo fabrica algunos de los antioxidantes que utiliza para neutralizar los radicales libres. Estos antioxidantes se llaman antioxidantes endógenos. Sin embargo, el cuerpo se basa en fuentes externas (exógenas), principalmente la dieta, para obtener el resto de los antioxidantes que necesita. Estos antioxidantes exógenos se denominan comúnmente antioxidantes dietéticos. Frutas, verduras y granos son ricas fuentes de antioxidantes dietéticos. Algunos antioxidantes dietéticos también están disponibles como suplementos dietéticos.

Antioxidantes exógenos. Dieta

Ejemplos de antioxidantes dietéticos incluyen el betacaroteno, licopeno y vitaminas A, C y E (alfa-tocoferol).  Se piensa que el selenio del elemento mineral es un antioxidante dietético, pero los efectos antioxidantes del selenio son más probablemente debidos a la actividad antioxidante de las proteínas que tienen este elemento como componente esencial (es decir, proteínas que contienen selenio), y no al selenio.

¿Pueden los suplementos antioxidantes ayudar a prevenir el cáncer?

En estudios de laboratorio y en animales, se ha demostrado que la presencia de niveles elevados de antioxidantes exógenos previene los daños de los radicales libres que se han asociado con el desarrollo del cáncer. Por lo tanto, los investigadores han investigado si tomar suplementos dietéticos antioxidantes puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar o morir de cáncer en los seres humanos.

Muchos estudios observacionales, incluyendo estudios de casos y controles y estudios de grupos, se han realizado para investigar si el uso de suplementos dietéticos antioxidantes se asocia con la reducción de los riesgos de cáncer en los seres humanos. En general, estos estudios han arrojado resultados mixtos.

Se considera que los ensayos aleatorios proporcionan la evidencia más confiable del beneficio y / o daño de una intervención relacionada con la salud. Hasta la fecha, se han realizado en todo el mundo nueve ensayos controlados aleatorios de suplementos dietéticos antioxidantes para la prevención del cáncer. Muchos de los ensayos fueron patrocinados por el Instituto Nacional del Cáncer.

Ensayos clínicos

En general, estos nueve ensayos clínicos controlados aleatorios no proporcionaron pruebas de que los suplementos dietéticos antioxidantes son beneficiosos en la prevención del cáncer primario. Además, una revisión sistemática de las pruebas disponibles sobre el uso de suplementos vitamínicos y minerales para la prevención de enfermedades crónicas, incluido el cáncer, realizado por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF) tampoco encontró evidencia clara de beneficio en la prevención del cáncer.

Sin embargo, es posible que la falta de beneficio en los estudios clínicos se pueda explicar por las diferencias en los efectos de los antioxidantes probados cuando se consumen como productos químicos purificados en lugar de cuando se consumen en alimentos que contienen mezclas complejas de antioxidantes, vitaminas y minerales.

¿Deberían las personas ya diagnosticadas con cáncer tomar suplementos antioxidantes?

Varios ensayos controlados aleatorios, algunos incluyendo sólo un pequeño número de pacientes, han investigado si tomar suplementos antioxidantes durante el tratamiento del cáncer altera la eficacia o reduce la toxicidad de las terapias específicas Aunque estos ensayos tuvieron resultados mixtos, algunos encontraron que las personas que tomaron suplementos antioxidantes durante la terapia contra el cáncer tuvieron peores resultados, especialmente si eran fumadores.

Se necesitan ensayos controlados aleatorios adicionales grandes para proporcionar evidencia científica clara sobre los beneficios potenciales o los daños de tomar suplementos antioxidantes durante el tratamiento del cáncer. Hasta que se conozca más acerca de los efectos de los suplementos antioxidantes en pacientes con cáncer, estos suplementos deben usarse con precaución. Los pacientes con cáncer deben informar a sus médicos sobre su uso de cualquier suplemento dietético.

Suplementos antioxidantes

El tratamiento del cáncer en Biosalud Day Hospital

En Biosalud Day Hospital no realizamos un tratamiento a base de suplementos antioxidantes, sino que buscamos, primero, la causa del proceso canceroso. Abordamos la fisiología de la célula cancerosa para potenciar los efectos del tratamiento oncológico convencional.

Puesto que las células del cáncer se alimentan de glucosa, vamos a eliminar la ingesta de la misma, suprimiendo los hidratos de carbono de la dieta y empleando sustancias que impidan la conversión de la glucosa en energía

Por otra parte, el ambiente ácido que una célula cancerosa necesita para sobrevivir, lo cambiaremos reequilibrando el ph y desacidificando el organismo

Y finalmente, otra línea del tratamiento será activar el sistema inmune, especialmente los macrófagos, que son las células que van a destruir a la célula cancerosa.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios