Inseminación artificial. Como se hace y porcentaje de éxitos

Recogida del semen

Hay varias formas para recolectar el semen, los espermatozoides, que son necesarios para la inseminación intrauterina (IUI).

La forma más habitual es la que se produce mediante la masturbación del hombre y eyaculación en un recipiente de vidrio o plástico que le habrán proporcionado previamente para ello en el consultorio médico o en el laboratorio de andrología.

inseminacion artificial

También es factible recolectar los espermatozoides con un condón especial durante la relación sexual, condón especial que le proporcionará el centro médico.

En el caso de hombres que tienen una eyaculación retrógrada, a partir de la orina del paciente pueden ser recuperados en el laboratorio los espermatozoides.

Hay casos en los que el hombre puede tener dificultades o problemas para conseguir una erección o para eyacular pese al uso de medicamentos. Los hombres con lesión de médula espinal pueden conseguir dar una muestra de esperma con la ayuda de procedimientos, como estimulación por vibración o electroeyaculación.

La estimulación por vibración se realiza en el consultorio médico mediante un dispositivo manual que vibra y la electroeyaculación usa la estimulación eléctrica para producir la muestra de esperma.

Cuando los hombres tienen lesión completa de médula espinal, se efectúa una electroeyaculación en el consultorio. Si la lesión es incompleta la electroeyaculación debe hacerse en un quirófano.

Lavado del semen

Una vez que se recolecta la muestra de semen, éste se lava en el laboratorio con el fin de concentrar los espermatozoides y remover el fluido seminal. El proceso puede durar hasta dos horas. El esperma debe “lavarse” en un laboratorio dentro de una hora de la eyaculación. El proceso de “lavado” de los espermatozoides aumenta las probabilidades de fertilización y elimina los productos químicos en el semen que pueden causar molestias para la mujer. Consiste en licuar el esperma a temperatura ambiente durante 30 minutos. A continuación se añade una sustancia química inocua para separar los espermatozoides más activos. Entonces una centrifugadora se utiliza para recoger el mejor esperma.

Inyección del semen en el útero

La inseminación artificial se realiza cuando está cerca el momento de la ovulación de la mujer.

inseminacion intrauterina IUI

La mujer se recuesta en una mesa de exploración y el médico inserta un espéculo en la vagina para observar y ver el cuello uterino. El semen lavado se inyecta lentamente en el útero con una jeringa de plástico y un tubo delgado o catéter de IUI. Normalmente, el procedimiento es poco doloroso, pero algunas mujeres tienen dolores leves tipo cólicos.

El éxito en la inseminación artificial

Respecto al funcionamiento de este método de reproducción asistida, hay que decir que no funciona bien en los hombres que producen pocos espermatozoides y sí en aquellos cuyos espermatozoides no se mueven. En las mujeres, si tienen enfermedades graves de las trompas de Falopio, endometriosis o antecedentes de infecciones pélvicas, tampoco ayuda, pero si es efectiva en las mujeres cuyo cuello uterino impide que los espermatozoides ingresen en el útero

Por poner un porcentaje, si las inseminaciones se realizan mensualmente con espermatozoides recién obtenidos o congelados, el índice de éxito es del 8 al 15 por ciento para cada ciclo.

Finalmente, terminamos diciendo que someterse a inseminación no aumenta el riesgo de defectos congénitos en los bebés y el riesgo de contraer una infección después de la misma es mínimo.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios