La candidiasis podría afectar también al cerebro

candidiasis e infección cerebral

Tradicionalmente la candidiasis se ha considerado una infección genital y de transmisión sexual. Sin embargo, esta enfermedad que empieza en el intestino, puede ser crónica y traer graves consecuencias para la salud. Ahora se ha descubierto que puede ser causante de infecciones cerebrales y problemas de memoria.

La Organización Mundial de la Salud ha alertado que seis de las diez mayores amenazas para la salud pública mundial están relacionadas directamente con las enfermedades infecciosas y afirma que está aumentando la resistencia de bacterias, hongos y parásitos a los antimicrobianos. En España las más frecuentes son las infecciones por bacterias multiresistentes, la gripe grave, la infección por VIH o la tuberculosis multirresistente.

Pero, ¿se encuentra la cándida en este ranking de enfermedades infecciosas? La incidencia de las micosis invasoras no es tan elevada como la de otras enfermedades infecciosas pero, de todas las infecciones fúngicas, la candidiasis es la más frecuente, especialmente en España, en Dinamarca y en EEUU, aunque es la que lleva una menor mortalidad asociada. Según se publicó en el artículo “Aspectos actuales de las enfermedades invasoras causadas por Candida y otros hongos levaduriformes” de Javier Pemán y Guillermo Quindós, su incidencia en nuestro país es de 200 casos por un millón de habitantes y con una mortalidad el 30 -50 por ciento.

Si bien la mayor parte de las candidiasis son leves, esta infección puede ser más peligrosa entre pacientes que se encuentran en la UCI y aquellos con inmunodeficiencias. También se asocia la candidiasis a enfermedades como la depresión y ahora, se la relaciona con la infección cerebral y los problemas de memoria pero ¿sabemos cómo se transmite? La candidiasis puede tener origen endógeno y exógeno.

Origen endógeno de la candidiasis:

  • por la colonización del aparato digestivo, en la mayoría de las ocasiones.
  • fallo en las barreras anatómicas y fisioquímicas. que facilita la entrada de la cándida en el torrente sanguíneo
  • la alteración de la microbiota por el consumo de antibióticos.

Transmisión exógena de la cándida

  • consecuencia de tratamientos tratamientos médicos y quirúrgicos
  • contagio por transmisión sexual y oral

Candida Albicans y su relación con la infección cerebral

Hace unas semanas, la revista Nature Communications publicaba un estudio que relacionaba la infección por cándida con la infección cerebral. En concreto, la investigación se centraba en la especie Candida Albicans y que puede atravesar la barrera hematoencefálica (las células endoteliales que cubren los capilares del cerebro) y desencadenar una inflamación.

“En el cerebro, las levaduras activan la actividad de la microglia, un tipo de célula inmunitaria que desarrolla mucha actividad ´comiendo y digiriendo´ la levadura. Además producen una cantidad de moléculas que tienen una respuesta inflamatoria”, explican. “Los granulomas que resultan de la inflamación comparten características con las placas beta-amiloide encontradas en la enfermedad e Alzheimer, lo que apoya estudios futuros sobre las consecuencias neurológicas a largo plazo de la infección sostenida por Candida albicans, afirman en el artículo.

Lo que llevó a los investigadores a realizar este estudio, como afirma uno de sus autores, David B. Corry, es que cada vez se observa con mayor frecuencia cómo los hongos son una de las causas más comunes de las vías respiratorias superiores y otras infecciones como la sepsis, asociadas a un mayor riesgo de sufrir demencia. Esta observación es lo que dio inicio a la investigación sobre las consecuencias de la candidiasis.

Como concluye el investigador, “los resultados nos llevaron a considerar la posibilidad de que, en algunos casos, los hongos también puedan participar en el desarrollo de trastornos neurodegenerativos crónicos, como el Alzheimer, el Parkinson y la esclerosis múltiple. Actualmente estamos explorando esta posibilidad”. Por lo tanto, son necesarias futuras investigaciones que precisen cómo afecta la candida albicans al cerebro.

¿Cómo detectar la candidiasis?

Las manifestaciones más evidentes de la candidiasis se dan en los genitales o en la boca, de hecho, todavía se cree que son enfermedades exclusivamente de transmisión sexual, pero van más allá. El órgano al que más afecta, donde se encuentra el origen de la candidiasis y donde mayores consecuencias puede traer para la salud, es el intestino.

La candidiasis intestinal puede ser una enfermedad crónica si no se diagnostica. Al análisis de la microbiota o de la permeabilidad del intestino nos puede decir si la cándida ha invadido nuestro organismo.

Podemos detectar la candidiasis intestinal de dos formas:

  • por la presencia de alguno de estos síntomas inespecíficos de manera conjunta: depresión o ansiedad, cansancio y confusión mental, gases, después de las comidas o no, retención de líquidos, distención abdominal o dolor de cabeza.
  • con un análisis: si observamos esos síntomas inespecíficos y no hemos obtenido un diagnóstico claro, es posible que tengamos candidiasis. Existen análisis como los de Biosalud en Tu Casa como el CandiTEST® o el GutCHECK Orina que te permitirán conocer el estado de salud de tu intestino y establecer un plan de tratamiento adecuado.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios