Enfermedad de Lyme: una nueva bacteria causante

La especie de Borrelia descubierta: borrelia mayonii

La enfermedad de Lyme es una de las enfermedades más difíciles de superar y parece que en algunos pacientes  se extiende incluso después de seguir el tratamiento adecuado para la enfermedad. Un nuevo estudio ha revelado que la toma a largo plazo de antibióticos podría hacer que la salud de los pacientes empeore, ya que se ha comprobado que muchos voluntarios en ese estudio desarrollaron efectos secundarios.

Y al parecer esos efectos secundarios no son algo que pueda tomarse a la ligera, ya que muchos pacientes terminaron siendo trasladados al hospital por insuficiencia respiratoria, entre otros síntomas. De acuerdo con un trabajo de investigación realizado en Holanda y publicado en el New England Journal of Medicine , el estudio no encontró diferencias entre 3 grupos de tratamiento analizados.

Borrelia, lyme

Ahora los investigadores están desconcertados ya que no hay ningún indicador que señale cuando la enfermedad es crónica o no. Esto significa que las personas con la enfermedad de Lyme podrían requerir un tratamiento durante meses o incluso años. La Asociación Internacional de Lyme y enfermedades asocidadas (ILADS) describen la enfermedad de Lyme como una enfermedad que requiere un tratamiento a largo plazo por un período indefinido de tiempo, pero otros afirman lo contrario.

Es el caso de su rival y competidor , la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (IDSA) que afirma que la enfermedad sólo necesita de 2 a 4 semanas de tratamiento para que el paciente se recupere totalmente. Sin embargo, el estudio realizado en los Países Bajos sugiere que el tratamiento, largo o corto, conlleva efectos adversos graves por la toma de antibióticos.

Se ha acreditado que la bacteria conocida como Borrelia burgdorferi causa la enfermedad de Lyme, que se transmite por la picadura de una garrapata de patas negras, según el Centro de Control de Enfermedades. Pero en un trabajo de la Clínica Mayo e instituciones de salud oficiales de Minnesota, Wisconsin y Dakota del Norte, los investigadores descubrieron una nueva bacteria llamada Borrelia mayonii, según un comunicado del Centro de control de enfermedades de EE.UU.

Borrelia garrapata

Los síntomas de la enfermedad de Lyme pueden causar fiebre, dolor de cabeza, erupción cutánea y dolor de cuello pocos días después de la infección, y en pocas semanas, puede causar artritis, náuseas, vómitos, erupciones cutáneas difusas y una mayor concentración de bacterias en la sangre. Aunque se conocen varios tipos de bacterias que provocan la enfermedad en el mundo, hasta ahora la Borrelia burgdorferi era el único tipo que se sabía que infectaba a los seres humanos en América del Norte.

Según el Centro de Control de Enfermedades, más de 300.000 casos de la enfermedad de Lyme se diagnostican en el transcurso de un año.

La nueva bacteria imita los síntomas de Borrelia burgdorferi cuando la infección comienza a desarrollarse, pero más adelante, las nuevas bacterias desencadenan síntomas más graves. Hasta el momento, los investigadores sólo pueden tener en cuenta las nuevas bacterias en la región superior del Medio Oeste de los Estados Unidos. El estudio dirigido por los Países Bajos podría ayudar a los investigadores a probar más “tratamientos con el fin de desarrollar un tratamiento exitoso que no ponga en peligro la salud de los pacientes de la enfermedad de Lyme”.

Borrelia mayonii. Síntomas

La borrelia mayonii y la borrelia burgdorferi causan fiebre, dolor de cabeza, sarpullido y dolor de cuello poco después de la infección, y artritis algunas semanas más tarde. “A diferencia de la B. burgdorferi, sin embargo, la B. mayonii se asocia con náuseas y vómitos, erupciones cutáneas difusas (en lugar de una única erupción cutánea llamada “eritema migrans”), y una mayor concentración de bacterias en la sangre“, afirmó el CDC.

Borrelia, eritema migrans

“La especie recién reconocida fue descubierta cuando se encontró que seis de, aproximadamente 9.000 muestras extraídas de los residentes de Minnesota, Wisconsin y Dakota del Norte con sospecha de la enfermedad de Lyme entre los años 2012 y 2014, contenían bacterias que eran genéticamente distintas de la borrelia burgdorferi.”

“Hasta la fecha, la evidencia sugiere que la distribución de B. mayonii se limita a la parte superior del medio oeste de Estados Unidos. La nueva especie no fue identificada en las aproximadamente 25.000 muestras de sangre de residentes de otros 43 estados con la enfermedad transmitida por garrapatas tomadas durante el mismo período, incluyendo los estados de la región noreste y del Atlántico Medio, donde la enfermedad de Lyme es común “, agregó  el CDC.

Actualmente existe una tendencia de los médicos especialistas en Lyme crónico a realizar un tratamiento antifúngico, activando así el sistema inmune del paciente y eliminando la multitud de toxinas generadas por la Borrelia y sus acompañantes, siempre basándose en la Medicina Biológica e Integrativa.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios