Fibromialgia y Lyme: la relación existente

Relación entre la fibromialgia y el Lyme

La enfermedad de Lyme y la fibromialgia tienen mucha relación y, con frecuencia, sus síntomas se superponen. El Lyme es la primera enfermedad transmitida por vectores en el mundo e imita a afecciones comunes como la mencionada fibromialgia (FM), el síndrome de fatiga crónica (encefalomielitis miálgica), algunas enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple, así como enfermedades psiquiátricas, como la depresión y la ansiedad. Dado que los análisis de sangre para llegar a un diagnóstico de la enfermedad de Lyme han demostrado hasta ahora ser poco fiables, se sospecha que un alto porcentaje de los diagnosticados con fibromialgia son casos de enfermedad de Lyme. El  Lyme y las infecciones transmitidas por garrapatas son frecuentemente una de las causas subyacentes del  problema.

En medicina resulta esencial llegar a la raíz de los síntomas. Además de una infección con Borrelia burgdorferi, el agente de la enfermedad de Lyme que puede causar la fibromialgia, encontramos que los pacientes a menudo tienen causas multifactoriales de su enfermedad.

Actualmente, las garrapatas son portadoras de múltiples infecciones bacterianas, virales y parasitarias que pueden ser transmitidas simultáneamente. Entre ellas está la Borrelia Burgdorferi, el agente de la enfermedad de Lyme. Los pacientes infectados con la enfermedad de Lyme y coinfecciones asociadas son mucho más resistentes a las terapias estándar. Esta es una de las infecciones que pueden causar fatiga crónica y dolor musculo-esquelético.

Las primeras etapas de la enfermedad de Lyme pueden ser muy difíciles de diagnosticar, incluso con un análisis de sangre. Además de los resultados de la exploración física, la mayoría de los médicos se basan en factores ambientales, como la exposición a garrapatas y la historia clínica del paciente. No hay que olvidar que algunos de los síntomas de la fibromialgia se superponen con los de la enfermedad de Lyme, sobre todo el dolor y la fatiga muscular.

La enfermedad de Lyme puede afectar al eje hipotálamo-pituitario-adrenal de dos formas: a través de las neurotoxinas y los cambios epigenéticos. Los desequilibrios en este eje pueden conducir al síndrome de fatiga crónica, depresión, insomnio y dolor generalizado, algo que está relacionado con la fibromialgia. Parece que hay un fuerte vínculo entre la enfermedad de Lyme y sus coinfecciones y la fibromialgia.

La enfermedad de Lyme implica una multitud de infecciones que pueden incluir también otras complicaciones como la toxicidad de metales pesados y químicos. Si realmente se quiere atomizar la enfermedad de Lyme y sus coinfecciones, es ideal tener una combinación de inmunoterapia avanzada, natural antiviral agresiva, antifúngicos, antibióticos por vía intravenosa y biodetoxificación. Cuando todo esto es proporcionado por el médico integrador debidamente capacitado en un plan de tratamiento personalizado, estas terapias ayudarán a llevar al paciente volver a una salud óptima.

El 80% de las fibromialgias son una enfermedad de Lyme

Lo más frecuente es que el 80 % de los casos de fibromialgia sean en realidad una enfermedad de Lyme, que no es una fibromialgia como tal, sino la manifestación de una enfermedad por picadura de mosquito o garrapata por infección de borrelia burgdorferi. Un tratamiento sintomático no va a ser el que solucione el problema.

Desde Biosalud tratamos de discernir si lo que sufre el paciente es una enfermedad de Lyme, que se manifiesta con síntomas similares a lo que hoy se conoce como fibromialgia y que se caracteriza por dolores muy concretos a nivel muscular. La comunidad científica tiene localizados los puntos en que se producen esos dolores, pero no encuentra la causa de los mismos.

El tratamiento necesario será el que aplica Biosalud para la enfermedad de Lyme, ya que aparte de tratamientos específicos para el dolor, es preciso buscar la causa. Cuando a la fibromialgia se suma el cansancio, hablamos de síndrome de fatiga crónica, y muchos de esos casos encuentran también su origen en una enfermedad de Lyme. Nuestro tratamiento de Lyme será lo indicado en estos casos.

La mayor dificultad es que al ser una infección, todo lo que sea acidificación del organismo y de los tejidos, es decir,  todo lo que producen los antiinflamatorios, va a aumentar o mantener la infección, es decir, la fibromialgia o síndrome de fatiga crónica no se van a curar hasta que no se traten con un tratamiento anti-infeccioso y personalizado.

En Biosalud aplicamos un tratamiento de la fibromialgia personalizado que corrija las desviaciones desde el punto de vista biológico que tenga esa persona. Todo lo que esté funcionando mal lo vamos a regular y vamos a tratar de eliminar las causas que están provocando la fibromialgia. Tendremos un resultado con efectividad alta y podremos curar aquello que en estos momentos está considerándose en medicina como fibromialgia.

Es indudable que existe una relación entre la enfermedad de Lyme y la fibromialgia. Es absolutamente recomendable descartar la primera enfermedad si se tienen síntomas o, incluso, diagnóstico de la segunda. En Biosalud ofrecemos la posibilidad de tener esta información y de abordar un tratamiento efectivo contra la enfermedad de Lyme.


Dr. Mariano Bueno
Y su equipo
CV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.