Enfermedad de Lyme: preguntas más frecuentes (III)

estado de ánimo en verano y LYme

En esta serie de artículos respondemos a tus preguntas sobre la enfermedad de Lyme, especialmente en esta época del año cuando hay un pico de incidencia por las elevadas temperaturas y las actividades al aire libre.

1. Cansancio en verano ¿puede ser realmente la enfermedad de Lyme?

El verano significa más horas de luz y tiempo libre, deporte…planes que muchas personas no pueden hacer porque están de “bajón”. Puede ser la tensión arterial, el cansancio… o una anormal pérdida de energía. Este año estamos sometidos a un calor excesivo a lo largo de varios días seguidos y el cuerpo a veces falla. El esfuerzo de nuestro cuerpo por enfriarse, a través del sudor, también indica que aumentan los niveles de cortisol y por eso aparecen síntomas como el cansancio, la pérdida de apetito o un bajo estado de ánimo.

Puedes combatir el calor y ese cansancio de diferentes formas: con hidratación, llevar una dieta rica en Omega 3 y vitaminas C y B o hacer ejercicio regular. Así se puede tratar la fatiga de verano pero ¿Qué hacemos sin nuestro cansancio es excesivo? Deberíamos profundizar en las causas de nuestro cansancio.

La enfermedad de Lyme se presenta con un pico estacional de mayo a septiembre y suele diagnosticarse como una gripe de verano o infección por enterovirus. Sin embargo, hay otros indicios que nos pueden llevar a buscar otro tipo de diagnóstico. Por una parte, el eritema migrans, esa marca rojiza en la piel que se presenta en algunos casos y que está claramente relacionada con la enfermedad. Por otra parte, la exposición a factores de riesgo como un paseo por el campo o una merienda en la hierba, forman parte de los indicios que el especialista debería tener en cuenta para sospechar de un Lyme.

Además, si no se está tratando de forma adecuada, los síntomas persisten y ya no estaríamos hablando de una infección común. La importancia de detectar el Lyme a tiempo es vital ya que en una primera fase, la enfermedad se cura con un antibiótico pero si no se trata, puede presentarse al cabo de los años como un Lyme crónico.

2. ¿Puede transmitirme mi mascota la enfermedad de Lyme?

Si tu mascota ha sido infectada con la bacteria borrelia bugdorferi y contrae la enfermedad de Lyme, no puede transmirte el Lyme ya que esta enfermedad no se contagia en este sentido (sí que hay otras formas de contagio) . Sin embargo, sí que hay que tener cuidado porque la misma garrapata puede saltar de tu mascota a tu piel.

Las garrapatas se infectan cuando se alimentan de venados, roedores y aves portadoras de la bacteria Borrelia burgdorferi. De la misma forma, la bacteria también puede infectar a las mascotas, especialmente a los perros.

Para reconocer si tu perro tiene la enfermedad de Lyme, puedes observar unos síntomas. Principalmente está la inflamación de una o varias articulaciones que detectarás por la cojera que se presentará durante tres o cuatro días o por la temperatura, más elevada, en esa zona del cuerpo. El avance de la enfermedad puede derivar además en problemas renales que cursan con vómitos o diarrea, falta de apetito o pérdida de peso. Además, tu mascota puede presentar dificultad para respirar y rigidez o sensibilidad al tacto.

En el caso de que tu gato esté infectado, lo normal es que no presente síntomas significativos. Otras infecciones transmitidas por borrelia sí son peligrosas para estos animales, por lo que en cualquier caso es importante tomar precauciones para reducir el riesgo de picadura de garrapata.

3. ¿Está relacionada la enfermedad de Morgellons con el Lyme?

La enfermedad de Morgellons es una patología rara que se presenta con unas pequeñas llagas en la piel de las que salen fibras o filamentos. El diagnóstico es controvertido ya que los pacientes sienten sensaciones sobre la piel, como si algo reptara o las picara, y por eso se asocia a un delirio de infestación que se puede erradicar con un tratamiento psiquiátrico. Sin embargo, también hay quienes relacionan la enfermedad de Morgellons con una infección de las células de la piel.

Existen estudios que muestran una asociación entre Morgellons y la infección por bacteria espiroqueta, la que provoca la enfermedad e Lyme en humanos y animales. Estas investigaciones concluyen que los filamentos están formados por proteínas celulares, queratina y colágeno que crecen en exceso por la infección por espiroqueta. Aunque son necesarios estudios más avanzados, este es un paso más que nos puede llevar a diagnosticar la enfermedad de Lyme, tan difícil de detectar.

4. ¿Mueren las garrapatas si lavo la ropa después de un paseo por el campo?

La temperatura es un factor muy relacionado con la enfermedad de Lyme. El cambio climático ha provocado un aumento en la incidencia de la enfermedad, pero las altas temperaturas también pueden ser perjudiciales para las garrapatas.

Cuando volvemos de hacer deporte al aire libre o de un paseo en el campo, lo primero que tenemos que hacer es un examen para comprobar que ninguna garrapata está adherida a la piel. Si aun así no nos fiamos y pensamos que lavando la ropa vamos a terminar con estos animales, tenemos que saber que no todas las temperaturas acaban con ellos.
Se ha investigado que las garrapatas, adultas y ninfas, sólo mueren a una temperatura igual o superior a los 54° C. Según la investigación, cuando la temperatura era inferior a 54 ° C en un lavado con calor húmedo, la mayor parte de las garrapatas sobrevivían.

Las temperaturas extremadamente frías también matan fácilmente a las garrapatas. Con una temperatura entre -10ºC y los -19ºC que se puede alcanzar con un congelador doméstico sería suficiente, pero todavía no hay evidencia de que este método sea eficaz.

En cualquier caso, las garrapatas se adaptan la climatología, por lo que establecer un límite de temperatura invariable puede ser peligroso ya que, por ejemplo, en zonas muy frías, las garrapatas pueden estar acostumbradas a vivir y sería necesaria la temperatura más baja para erradicarlas.

PREGUNTAS SOBRE LYME I

PREGUNTAS SOBRE LYME II

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios