El análisis de geopatías

Las líneas Hartmann

El análisis de geopatías que puedes realizarte en Biosalud Day Hospital es un análisis para la detección de todas las radiaciones a las que podemos estar sometidos, como por ejemplo: geopatías, tanto de la red de Hartmann como de la de Curry, además de otros elementos

Las geopatías tienen su causa cuando se combinan influencias nocivas originarias del subsuelo o del entorno, desfavorables para la salud de una persona.

Hay una variedad de geopatías, dependiendo de su causa, ya que pueden tener lugar por corriente de agua, líneas Hartmann, fallas, Radioactividad, gas radón, campos electromagnéticos, ondas de radiofrecuencia, etc.

Hoy vamos a centrarnos en las líneas Hartmann

Red de Hartmann

Las redes Hartmann fueron descubiertas en la década de 1950 por el médico alemán Ernst Hartmann. Las líneas forman un grid o rejilla alrededor de la tierra, extendiéndose de norte a sur y de este a oeste y se forman como una pared invisible. Las líneas norte-sur aparecen cada 6 pies y 8 pulgadas (2 metros) y las de este a oeste aparecen cada 8 pies y 4 pulgadas (2,5 metros). La mayoría de las líneas son de 9 pulgadas (23 cm) de ancho y algunas de 3 pies de ancho.

Conforme expuso el Dr. Hartmann, un nudo de Hartmann, donde se cruzan dos líneas de Hartmann o se combinan con cualquier otra perturbación, es el peor lugar para pasar mucho tiempo, trabajar o dormir, ya que la radiación nociva se intensifica en este lugar

El Dr. Hartmann descubrió que la parte del cuerpo que se expone durante un largo período de tiempo a una radiación distorsionada es la ubicación del organismo donde comienza la enfermedad.

La red de Hartmann no es una cuadrícula exactamente regular, ya que puede sufrir fluctuaciones, distorsiones locales o leves desviaciones por la presencia de elementos geológicos como fallas o corrientes de agua subterránea, o bien por el influjo de masas metálicas con importancia, como la estructura de una construcción, la caldera en un sótano, etc.

Red de Hartmann

Asimismo, las líneas de la red Hartmann se extienden a toda la superficie de la tierra y tienen una considerable altura, atravesando cualquier clase de material, por lo que inciden en una vivienda de una planta baja hasta las viviendas de un piso 20 y superiores.

Dentro de la red, los nudos, donde se produce el cruce de la cuadrícula, son más peligrosos, especialmente geopatógenos, con efectos perjudiciales para la salud si se está en ellos mucho tiempo a lo largo de las 24 horas, mientras que hay otras zonas neutras, las situadas entre estas líneas geométricas.

Dos tipos de energía se juntan, la telúrica, o sea, la procedente de la Tierra, y la energía cósmica, es decir, la que procede de lo hondo del cosmos y se refleja en la corteza terrestre.

Los puntos geopatógenos de las cruces de las líneas Hartmann inciden en nuestro campo magnético individual. Si una persona se expone mucho tiempo a las influencias energéticas perjudiciales de un campo más fuerte, las células tienen un desequilibrio y se causa un desorden en el organismo, con efectos físicos y síquicos en el individuo.

El estrés geopático

Dormir en una zona geopática es particularmente estresante. La glándula adrenal trabaja más de lo normal para compensar la radiación distorsionada de la tierra y el cerebro no se puede relajar en un sueño profundo para reparar y regenerar el cuerpo debido al alto contenido de adrenalina de la sangre.

estrés geopático

El estrés geopático es un factor común en enfermedades serias y menores y en desórdenes psicológicos, especialmente donde el sistema inmune está severamente comprometido.

El problema principal es un mayor riesgo de cáncer. Si bien el estrés geopático no produce directamente cáncer, debilita el cuerpo y hace que sea mucho más probable que adquiera cáncer. Los estudios han demostrado que más del 85% de los pacientes que mueren de cáncer tenían exposición regular a estrés geopático.

Otros problemas potenciales de esta clase de estrés incluyen deficiencia cardiovascular, trastorno de déficit de atención, trastornos de inmunodeficiencia, fatiga crónica, migrañas, fibromialgia, dolores corporales, dolores de cabeza, irritabilidad y sueño inquieto. Es un factor común en los casos de infertilidad, impotencia, abortos espontáneos, dificultades de aprendizaje y problemas de comportamiento en los niños.

El cuerpo comienza a sanar por sí mismo cuando la persona se retira de la zona geopática.

Es importante dormir y trabajar en un lugar neutral para lograr una salud óptima.

Por eso te recomendamos que te hagas un análisis de geopatías y descubras qué radiaciones o circunstancias o condiciones de la Tierra están influyendo en tu campo magnético causándote problemas. No es algo teórico, son influencias reales

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios