Dolor de cabeza como síntoma de enfermedades

Dolor de cabeza

El dolor de cabeza afecta cada año al 90 por ciento de la población española. Eso sí, no todos los dolores de cabeza son iguales ni revisten la misma gravedad; pueden ser un síntoma más o la principal manifestación de una enfermedad grave ¿Cómo identificarlos?

El dolor de cabeza está muy presente en nuestras vidas. De hecho, entre el 92 y el 99 por ciento de las mujeres en España sufren cada año algún episodio de dolor de cabeza, como señala última edición de la Guía oficial de la práctica clínica de cefaleas de la Sociedad Española de Neurología. Pero ¿qué significan estas cifras? Lo cierto es que no hay una respuesta porque la cefalea no afecta de la misma forma a toda la población.

Por una parte, están las cefaleas primarias, en las que el dolor es el principal síntoma, como las migrañas, y las secundarias, en las que el dolor es uno de los síntomas de otra patología, como puede suceder con la gripe.

La tensión es la causa principal del dolor de cabeza , seguida de la migraña, que afecta de forma crónica al 3 por ciento de la población. El abuso de medicación, el ejercicio físico o la menstruación, por la caída de estrógenos en el ciclo, también son causas directas de cefalea.

Por otra parte, el dolor se puede manifestar como un síntoma de la enfermedad por alteraciones metabólicas, por resaca, fiebre, ayuno alteraciones en la nariz, en los senos o en los ojos o por un trauma craneal. Pero el dolor de cabeza, también está detrás de enfermedades autoinmunes como el Lupus o la enfermedad de Behçet, la candidiasis e incluso los síndromes ambientales.

La medicina biológica es un abordaje muy adecuado para este tipo de dolencias crónicas. Como explica el director médico de Biosalud Day Hospital, el Doctor Mariano Bueno, el tratamiento exclusivo con antiinflamatorios no sirve para eliminar el dolor de manera permanente y además, presenta efectos secundarios. De hecho este tipo de medicamentos, así como los antiálgicos, pierden efectividad por un abuso en su consumo. La medicina biológica busca la causa de las enfermedades y se sirve de técnicas como la hipertermia molecular, la crioelectroforesis o la terapia neural para tratar el dolor.

Si bien es cierto que el dolor crónico está más presente en el sistema músculo esquelético de las personas, el dolor de cabeza es muy invalidante (por ejemplo, en torno al 20 por ciento de las personas que sufren migraña deben permanecer de reposo durante los episodios de dolor) y cada vez, más crónico, entre otras causas por el abuso de medicamentos que mencionábamos.

 El dolor de cabeza como consecuencia de una infección como el Lyme

En muchas ocasiones las infecciones víricas o bacterianas cursan con dolor de cabeza y otros síntomas provenientes de la inflamación del tejido cerebral. En esos casos, el tratamiento es complejo ya que requiere abordar al mismo tiempo la inflamación y la infección. Esto sucede, por ejemplo, con la enfermedad de Lyme, una infección bacteriana, y otras como el enterovirus o el Zika.

Como especialistas en el tratamiento de la enfermedad de Lyme y otras enfermedades infecciosas, entendemos que la encefalopatía no describe una condición específica sino que es un término general para describir un cambio en el estado del tejido del cerebro y de hecho, los síntomas van más allá del dolor de cabeza.

Los pacientes de Lyme precoz presentan síntomas como de gripe, y entre ellos el dolor de cabeza. Si el Lyme es crónico, se manifiestan síntomas como la confusión mental, la pérdida de memoria o dificultad para concentrarse. La Federación Europea de Sociedades Neurológicas (EFNS), describe la enfermedad Lyme neuroborreliosis como una infección del sistema nervioso causada por la bacteria borrelia bugdorferi.

En un centro como Biosalud Day Hospital, combinamos el tratamiento antibiótico para erradicar la infección con la medicina biológica y los aspectos nutricionales estrictos que implica para controlar la inflamación. Se estima que alrededor del 5 al 20% de los pacientes con enfermedad de Lyme presentan síntomas neurológicos y esto sucede ​​cuando las espiroquetas de Borrelia rompen la barrera hematoencefálica y pueden identificarse por la presencia de anticuerpos específicos en el LCR.

Si le preocupan los síntomas neurológicos y coinciden con otros síntomas de Lyme, asegúrese de consultar a un médico especialista en Lyme. Esta es una enfermedad compleja y requiere que el tratamiento aborde todas sus manifestaciones de manera simultánea.

 

//Esta es información general y no sustituye a un diagnóstico ni prescripción de tratamiento médico. Ante cualquier duda o problema de salud, consulte a un especialista.//

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios