Disbiosis y otros problemas de salud relacionados con las bacterias

La carencia de ciertas bacterias en el intestino puede originar trastornos en diferentes puntos del organismo. La medicina biológica te ofrece el enfoque integral para relacionar todo lo que sucede en nuestro cuerpo y lograr nuestra salud y bienestar.

La medicina biológica representa una perspectiva completamente diferente- y más amplia – del tratamiento de muchas enfermedades. Este enfoque médico está orientado a la salud integral y atiende aspectos tan importantes como las bacterias que alberga tu intestino.

 Si conoces las enfermedades que te pueden provocar las alteraciones bacterianas, podrás afrontar mejor ciertos trastornos.

Te explicamos, desde la perspectiva de la medicina integrativa cómo las bacterias afectan a nuestra salud integral

¿Qué es la disbiosis intestinal?

Se trata de una importante pérdida de la microbiota intestinal. Es decir, una disminución de los millones de bacterias beneficiosas para la salud que alberga el intestino. Este trastorno puede dar lugar a otras enfermedades, por lo que es importante identificarlo a tiempo si queremos mantener el bienestar del organismo.

La microbiota depende, sobre todo, de tu genética. Pero también de factores como el estrés, los desequilibrios en la alimentación y la toma de medicamentos sin prescripción médica.

El desequilibrio en la microbiota se manifiesta con síntomas variados y en la mayoría de las ocasiones es difícil llegar a su origen. Entre los síntomas más comunes:  dolor abdominal, la diarrea y el estreñimiento.

Enfermedades relacionadas con las alteraciones bacterianas

La lista de problemas de salud relacionados con la disbiosis intestinal es amplia:

  • Las alergias tanto respiratorias como de piel. Dentro de este grupo se puede incluir el eccema, la rinitis alérgica o el asma, así como las reacciones alérgicas ante ciertos alimentos
  • Problemas en el ámbito de la endocrinología como síndrome metabólico (de especial incidencia en personas con sobrepeso), la diabetes tipo 2, la obesidad o los problemas hepáticos.
  • La piel también puede verse afectada por las alteraciones bacterianas del intestino, sobre todo en forma de acné en personas adultas y brotes de psoriasis.
  • Los huesos y el aparato locomotor sufren igualmente las consecuencias de la disbiosis, sobre todo en forma de artritis reumatoide y lupus, dos enfermedades autoinmunes que se relacionan con estas alteraciones del intestino. 

  • En cuanto al aparato respiratorio, la medicina asocia la condición de disbiosis con la aparición de trastornos del organismo como las infecciones respiratorias invernales e, incluso, el asma y la fibrosis quística
  • En el ámbito de la psiquiatría y el estudio del sistema nervioso, la medicina avanzada también encuentra relación entre las alteraciones bacterianas y la aparición de trastornos de la ansiedad y del estado de ánimo, como la depresión.
  • También el corazón y los vasos sanguíneos pueden verse afectados por esta situación, con la aparición de problemas como la arteriosclerosis.
  • De igual modo, no hay que olvidar las consecuencias de este problema en el aparato digestivo, con la posibilidad de sufrir trastornos como una gastroenteritis infecciosa, la enfermedad celíaca o el síndrome del intestino irritable.

Esta lista nos da una idea de lo importante que es cuidar la salud en sentido amplio, más allá de los síntomas localizados en una parte concreta del organismo. Las alteraciones bacterianas del intestino son un ejemplo de problema “oculto” que a la larga pueden tener consecuencias muy negativas en diferentes sistemas de nuestro organismo.

 

También puede interesarte


Envía un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios