Dieta proteinada

Dieta proteinada proteinas de calidad

Tratamiento nutricional del sobrepeso

Los expertos consideran la obesidad como una enfermedad crónica. Esto, junto a los ideales de belleza estandarizados en la actualidad, hace que tras las Navidades, por ejemplo, en las que hemos consumido más alimentos de la cuenta normalmente, muchas personas se lancen al seguimiento de dietas de una forma incontrolada y sin la supervisión médica. La existencia de multitud de dietas milagro puede conducirnos a iniciar pérdidas de peso insanas con el consiguiente riesgo para nuestra salud ya que dejamos de abastecer a nuestro organismo con nutrientes esenciales.

En este sentido la dieta proteinada es una dieta medicalizada, ya que tiene que hacerse con un control médico. Se trata de perder peso reduciendo los hidratos de carbono y consumiendo las proteínas necesarias para conservar la masa muscular. Esto hace que nuestro organismo tenga que usar la energía almacenada en forma de grasa, produciéndose de esta forma la disminución de peso buscada.

Con las proteínas favorecemos que se mantenga la masa muscular y la tonificación de los tejidos, a la vez que no pasamos hambre por su efecto saciante, y por otro lado, reducimos el consumo de grasas e hidratos de carbono.

La dieta proteinada es una dieta que se está utilizando con fines de adelgazamiento en la que reduciremos los hidratos de carbono, eliminaremos las grasas y aumentaremos las proteínas.

Mariano Bueno resume en este vídeo qué es la dieta proteinada.

Sin los hidratos de carbono y las grasas, el organismo quema la grasa acumulada para producir energía. Para que la proteína no se transforme en energía damos un aporte superior y de esta manera rejuvenecemos o recambiamos nuestra estructura proteica y hacemos que el organismo vaya quemando las grasas que hemos ido acumulando.

De esta forma tenemos un sistema muy sencillo, y sin pasar hambre, porque con la metabolización de la grasa se producen los cuerpos cetónicos, que son sustancias que a nivel cerebral nos quitan el apetito. Es entonces como podemos conseguir que un hombre pierda en una semana 3 kg y una mujer 2 kg y medio.

Y esto es básico, porque logramos perder estas cantidades sin riesgo para la salud, sin pasar hambre, y con gran capacidad de energía, con poco esfuerzo; solo se requiere un poco de mentalización.

El origen de la dieta proteinada está en una tesis doctoral del doctor Blackburn, endocrino de la Universidad de Harvard, que proponía suministrar al cuerpo la cantidad de proteínas necesarias para combatir la obesidad de una forma correcta. El paciente tiene que perder peso, pero lo hace quemando las grasas acumuladas. Al no tomar grasas y reducir los hidratos de carbono, el cuerpo obtiene la energía de la grasa acumulada, y con las proteínas mantenemos la masa muscular.

Para ello usamos unos preparados de proteínas de muy alta calidad, ideales para esta dieta. El paciente va tomando su dieta en forma de bebidas frías o calientes, sopas, postres…

dieta proteinada sopas

El Doctor Agustí Molins Olmos, Presidente de la Asociación Médica Española de la Dieta Proteinada, explica que estas proteínas de alta calidad pueden acompañarse de verduras, estableciendo unos controles rigurosos, de forma que durante toda la dieta el paciente esté bien controlado y no carezca de ningún nutriente esencial.

Es muy importante que las proteínas que ingerimos sean de calidad. Eso significa que tenemos que comer carne y pescado.

  • El pescado puede ser azul o blanco
  • La Carne puede ser roja o blanca y si la carne blanca es ecológica mejor aún. 

A todos o casi todos nos conviene perder esos kilos que nos sobran para no alejarnos de un estado saludable. La obesidad nos puede llevar a diversas enfermedades articulares u otras metabólicas, aparte de las asociadas con la propia obesidad: colesterol, hipertensión o riesgo de accidente cardiovascular.

Intentar perder cinco o diez kilos en pocos días después de la Navidad o antes de la llegada del verano es posible, desde luego,  pero no a cualquier precio. Las denominadas dietas rápidas o milagrosas, con esos preparados “mágicos”, ponen en  grave riesgo la salud. Todas las modificaciones  metabólicas durante una pérdida de peso, todas las reacciones químicas que el cuerpo inicia para que la grasa desaparezca  son muchas. Por ello, cualquier dieta debe ser tratada y seguida por un médico especialista, de lo contrario los efectos secundarios pueden ser importantes y se puede enfermar.

Se trata, como siempre decimos, de perder peso y ganar en salud.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios