¿Es la candidiasis una enfermedad contagiosa?

contagio de candidiasis

La candidiasis es una enfermedad infecciosa que puede contagiarse, aunque lo más habitual es que la infección surja por un conjunto de causas que se dan en el organismo de la persona que contrae la enfermedad.

Cuando hablamos de candidiasis, nos referimos a una infección por el hongo candida albicans que, presente de forma natural en el intestino y en la zona vaginal, crece de forma desproporcionada. Las causas de este desequilibrio, o disbiosis, pueden variar en función del paciente y, al contrario de lo que se piensa, no siempre se deben a un contagio ni se transmite necesariamente a través de las relaciones sexuales.

De hecho, la candidiasis más común es la candidiasis crónica, una infección en el intestino que hace que puedan aparecer, posteriormente, una candidiasis vaginal o una candidiasis oral. La candidiasis crónica, sin embargo, no se diagnostica como tal ya que presenta unos síntomas inespecíficos que no se relacionan con esta enfermedad. Por lo tanto, hay muchos pacientes que acuden al médico con una candidiasis vaginal, por ejemplo, y sólo son tratados por los síntomas específicos (picor y secreción principalmente), por lo que la enfermedad no termina por curarse.

Aunque hay controversia al respecto, lo cierto es que en Biosalud Day Hospital vemos como la candidiasis crónica está detrás de numerosas enfermedades. Los pacientes describen diferentes síntomas como estreñimiento, dolor muscular, dolores de cabeza, gases, distensión abdominal, depresión, sensación de resaca, deseo de comer carbohidratos o insomnio, entre otros.

Las pruebas específicas para detectar la candidiasis que hemos desarrollado en Biosalud, nos permiten tratar esta enfermedad y avanzar de forma eficaz en la curación del paciente. Con un tratamiento personalizado no sólo curaremos la candidiasis sino también otras patologías asociadas.

Entonces ¿se contagia la candidiasis?

La respuesta es sí. Lo cierto es que la candidiasis es una enfermedad muy contagiosa por vía oral o genital e incluso por contacto de la piel. Las relaciones sexuales son un factor de riesgo si uno de los miembros de la pareja padece candidiasis y el canal del parto puede ser un punto de contagio del bebé al nacer si la madre presenta la enfermedad (transmisión vertical).

Para prevenir el contagio de la candidiasis por contagio sexual, es importante que en una pareja, sean los dos miembros quienes se realicen las pruebas diagnósticas para evitar nuevos contagios después de un tratamiento.

En cualquier caso, se dan unos factores de riesgo que favorecen este contagio:

– elevado consumo de azúcar y de hidratos de carbono refinados
– consumo de anibióticos
– estrés crónico
– exposición a elementos tóxicos de manera frecuente
– exposición a mentales pesados
– inmunodepresión derivada de alguna enfermedad

Es importante diagnosticar de forma correcta la enfermedad y determinar si, detrás de una candidiasis oral o vaginal, padecemos una candidiasis crónica que pueda influir en la aparición de otras enfermedades como el síndrome de intestino irritable y otras enfermedades crónicas hasta la depresión, las migrañas, el síndrome premenstrual.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios