¿Cómo podemos saber si tenemos cándida en la boca? Tratamiento integrativo y dieta alimenticia para evitarlo

candidiasis oral

La candidiasis oral o muguet es una infección que se manifiesta en la boca por la presencia en el intestino del hongo Candida albicans. ¿Cómo podemos identificarla? ¿Tiene una solución definitiva? En esta entrada resolvemos todas tus dudas sobre una afección que puede comprometer seriamente tu salud.

Manifestaciones de la candidiasis en la boca

En condiciones normales, este hongo no produce ninguna enfermedad. De hecho, tiene unas funciones metabólicas específicas en el organismo. Gracias al trabajo de las defensas y bacterias de tu boca e intestino, se mantiene a raya y no presenta manifestación externa alguna.

Sin embargo, cuando estas barreras naturales fallan, hay una mala higiene oral o se lleva un tratamiento prolongado de antibióticos o corticoides, puede crecer hasta derivar en una enfermedad crónica. Esta infección bacteriana puede tener su origen en un desequilibrio de la microbiota intestinal; el hongo cándida puede crecer en exceso y romper el balance de células y microorganismos del intestino.

Incluso los recién nacidos y lactantes pueden padecer esta candidiasis oral, pues no tienen totalmente desarrollado su sistema defensivo.

Los principales signos de la infección son:

– Puntos o placas blanquecinas o grisáceas en el interior de la boca, las encías o la lengua que pueden llegar a sangrar si se raspan durante el cepillado.

– Sensación de quemazón en la lengua.

– Dolor de garganta y molestias al tragar.

No obstante, siempre es conveniente que, si se detectan los síntomas, sea un especialista el que diagnostique la afección tras analizar un cultivo con las muestras tomadas.

Consecuencias de este trastorno

Existen muchos tipos de candidiasis (oral, genital, intestinal…), aunque todas encuentran su origen en el tracto gastrointestinal. Cuando el hongo crece demasiado en esta zona del cuerpo por una alteración del sistema inmune, se daña nuestra flora intestinal.

La candidiasis oral puede llegar a afectar también a la faringe y el esófago, de ahí la importancia de acudir cuanto antes a consulta para un diagnóstico temprano.

En los casos más graves (generalmente, pacientes inmunodeprimidos), puede degenerar en una enfermedad crónica que se extiende al cerebro, los ojos, el corazón o el torrente sanguíneo, algo que pone en grave riesgo la vida del afectado. La candidiasis, es además un factor de riesgo para otro tipo de enfermedades, incluso la depresión.

Tipos de tratamientos

Para prevenir complicaciones, lo principal es que frenes el avance de la infección. Afortunadamente, la candidiasis oral tiene tratamientos efectivos que permiten una rápida mejoría de los síntomas.

Agua y bicarbonato, una solución natural para los bebés

No suele recetarse un tipo de tratamiento concreto para los bebés, ya que se cura de forma natural en menos de quince días. Para prevenir molestias, puedes lavar con frecuencia el interior de la boca con agua y bicarbonato. Si persistiera pasadas esas dos semanas, acude al médico para que valore el uso de jarabes antifúngicos.

En jóvenes y adultos

En este segmento poblacional, el tratamiento depende del origen del problema. Si la causa que genera la candidiasis es la ingesta prolongada de antibióticos, te recomendamos seguir una dieta rica en preparados con lactobacilos (por ejemplo, el yogur) para restablecer la flora bacteriana debilitada.

Para el resto de casos, lo habitual es emplear medicación antifúngica en formato jarabe o pastilla, así como colutorios y productos de higiene dental con acción antimicótica. Sin embargo, este tipo de tratamientos son sobre todo sintomáticos y no llegan a corregir el desequilibrio bacteriano.

Los tratamientos de medicina integrativa tienen en cuenta el estilo de vida del paciente, las causas de la enfermedad y diseñan el tratamiento para atacar la enfermedad desde el origen.

No olvides que la prevención es fundamental. Aunque la infección aparezca más frecuentemente en personas con un sistema inmunitario deprimido, tu estilo de vida y tu alimentación pueden aumentar el riesgo de padecerla: si tu dieta es rica en harinas refinadas y azúcares, si tomas habitualmente alcohol, etc. Por último, si usas normalmente un inhalador de corticoides, recuerda lavarte bien la boca después de cada uso.

LEE NUESTRO ARTÍCULO SOBRE ALIMENTACIÓN Y CANDIDIASIS

Por todo esto, la medicina integrativa, aquella que engloba la tradicional y la natural, es la respuesta más eficaz contra la candidiasis oral. Sin equilibrio en la flora bacteriana, la recaída está asegurada por mucha medicación que tomes. Solo con un tratamiento integral basado en medicamentos y cambios en hábitos alimenticios podrás restablecer tu salud.

También puede interesarte


Envía un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios