Celiaquía, una vida sin gluten

La celiaquía y los alimentos sin gluten

El Día Nacional del Celíaco busca informar y concienciar a la sociedad sobre esta enfermedad y sobre la realidad y necesidades de quienes la padecen

Gluten, gluten free, celíaco, contaminación cruzada, intolerancia al trigo, intolerante al cereal de espiga, reacción al gluten… son términos de los que cada vez oímos hablar más y etiquetas o comentarios que vemos en más productos de supermercados o en las cartas de restaurantes. Y es que en nuestro país conviven con una celiaquía más de 450.000 personas –o lo que es lo mismo, un 1% de la población–, según datos de la Sociedad Española de Enfermedad Celiaca.

Por eso, con el objetivo de informar y concienciar a la sociedad sobre la enfermedad celiaca y sobre la realidad y necesidades de los afectados y sus familiares, la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) impulsó la celebración del Día Nacional del Celiaco, una efeméride que se celebra cada 27 de mayo.

Pese a ser una enfermedad cada vez más frecuente, la celiaquía continúa siendo bastante desconocida. El motivo principal radica en que muchas personas que la padecen no dan demasiada importancia a los síntomas. Es más, en muchas ocasiones, achacan estas molestias al hecho de tener un estómago delicado. En este sentido, la Sociedad Española de Enfermedad Celíaca calcula que, en la actualidad, entre el 50% y el 70% de los celíacos está sin diagnosticar, debido a la variabilidad de los síntomas que presenta esta dolencia o a la ausencia de ellos.

Y es que no todos los celíacos presentan los mismos síntomas ni en la misma intensidad. Además, la reacción adversa al gluten no se manifiesta de manera inmediata, como sucede con otras alergias alimentarias, lo que dificulta o retrasa en muchas ocasiones el diagnóstico certero de intolerancia al gluten.

Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de Celiaquía (https://biosalud.org/blog/enfermedad-celiaca/ )? Se trata de una intolerancia permanente al gluten, proteína presente en el trigo, cebada, centeno y avena, que produce una lesión inflamatoria crónica de la mucosa del intestino delgado en individuos que presentan un determinado perfil genético. La lesión intestinal puede causar una absorción inadecuada de los nutrientes de la dieta (proteínas, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas).

Harinas sin gluten

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la celiaquía?

Los síntomas (https://biosalud.org/blog/b-te-sientan-mal-los-alimentos-gluten/ ) más frecuentes de la enfermedad celíaca son: pérdida de peso sin causa aparente, falta de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento (en el caso de los niños), alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo o anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes, dificultando el diagnóstico.

En Biosalud disponemos de un método fiable de detección, pues los síntomas asociados pueden tener un origen psicogénico y tenemos la solución para las intolerancias alimentarias mediante análisis y tratamiento biológico. Gracias a nuestra dilatada experiencia de más de 30 años en la medicina biológica, en Biosalud hemos desarrollado el Foodgen, un análisis genético mediante el cual, con una simple muestra de saliva podremos saber en un periodo de unas tres semanas si eres intolerante al gluten. Y es que un diagnóstico precoz evita problemas a largo plazo.

Una dieta libre de gluten, la mejor manera de controlar la enfermedad celiaca

Es importante que tengamos en cuenta que como es una intolerancia genética, no se corregirá y, por lo tanto, se deberán tomar medidas. Por ejemplo, una dieta adecuada, que deberá excluir de tu alimentación alimentos que contengan trigo, cebada, centeno, espelta, kamut, o avena ya que todos ellos contienen gluten. Los cereales que sí que puedes incluir son harinas de maíz, arroz o quinoa, pero es importante que en su etiquetado esté indicado “Libre de gluten”. Asimismo, muchas comidas elaboradas y/o envasadas contienen gluten, por lo que deberás estar atento.

Si te han diagnosticado celiaquía, debes saber que el gluten no es una proteína indispensable y puede ser sustituida por otras proteínas animales o vegetales. De ahí que el hecho de llevar una dieta sin gluten no te impide tener una alimentación variada a base de carne, pescados, frutas, verduras, legumbres, huevos y cereales sin gluten. Y es que, hoy por hoy, una dieta libre de gluten es la única manera de controlar la enfermedad celíaca y, por tanto, de olvidarte de esos síntomas que te acompañan en tu día a día.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios