Intolerancia alimenticia a la lactosa

La lactasa

Hoy en día la intolerancia a la leche es muy común en la población adulta. Se estima que el 58% de la población española es intolerante, y lo más grave de todo, es que muchos de ellos todavía no lo saben.

lactasa

La lactosa es el azúcar de la leche, compuesto por glucosa y galactosa. Podemos encontrar la lactosa en la leche de todos los mamíferos, como las vacas, ovejas, cabras…

Nuestro organismo solo puede absorber azúcares simples, por lo que para que la lactosa presente en la leche sea absorbida, es necesario su desdoblamiento en los dos azúcares por los que está compuesta: galactosa y glucosa. Para poder llevar a cabo ese desdoblamiento, y consiguiente absorción en el intestino delgado, es necesario que entre en juego una enzima denominada lactasa.

El problema de la intolerancia a la lactosa se encuentra en el déficit de esta enzima, que no permite la absorción de la lactosa. Hay varios tipos de intolerancia a la leche. El primero es genético e incurable, aparece conforme va aumentando la edad, las personas producen lactasa en cantidades nulas o inferiores a las necesarias.

La lactosa al no poderse absorber en el intestino delgado, pasa al intestino grueso sin haber sido absorbida o parcialmente absorbida. Allí las bacterias presentes en el intestino grueso descomponen la lactosa y produce multitud de síntomas: naúseas, gases, hinchazón abdominal, diarreas ácidas, dolor abdominal, cansancio, problemas cutáneos…

Hay una intolerancia que no es genética y es temporal y curable, que se produce secundaria a otras patologías como el síndrome de Crohn, celiaquía, intolerancia a las proteínas de la leche, toma de antibióticos, situaciones de malnutrición…

Test para saber si somos intolerantes a la lactosa

¿Padece de alguno de estos síntomas y no se lo atribuye a ninguna causa aparente? ¿Quiere saber si es o no intolerante a la lactosa o en qué porcentaje?

En Biosalud gracias a nuestra dilatada experiencia de más de 30 años en la medicina biológica hemos desarrollado el Foodgen. Con una simple muestra de saliva puede saber si es intolerante a la lactosa o al gluten.  Así podrá empezar a tomar una dieta adecuada y olvidarse de esos síntomas que le acompañan en su día a día.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios