Un exceso de cloro en las piscinas puede desarrollar síntomas de asma en los niños

La cloramina puede producir síntomas asmáticos (tos, pitos y ahogamiento).

El exceso de cloro en las piscinas puede provocar asma infantil

Durante la temporada de verano, la piscina se convierte en un espacio para soportar mejor las altas temperaturas, una alternativa que puede ocasionar problemas, ya que el exceso de cloro de la piscina aumenta las posibilidades de desarrollar síntomas asmáticos en los niños, según indica Neumosur, una Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur.Los más afectados son los niños menores de 7 años, cuanto más tiempo estén en el agua, más agua con cloramina ingieren, malas condiciones higiénicas del personal al bañarse y más caliente sea el agua, aumentan las probabilidades de tener problemas respiratorios como asma, tos y ahogamiento.La Cloramina es un compuesto químico que se crea por la mezcla de ácido hipocloroso,  el sudor, la saliva y la orina que se encuentran en la piscina.

Se les aconseja no dejar a los niños estar mucho tiempo sumergidos en el agua, que no ingieran agua de la piscina y que lleven pañales apropiados capaces de atraer la orina en el agua.

Desde Biosalud llevamos mucho tiempo preocupados por mejorar la calidad de vida de los niños, consulte nuestra consulta de Medicina Infantil

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios