Artrosis. Efectos en las articulaciones

Reducción de la inflamación con las células madre

¿Puede revertirse el daño que la artritis causa en las articulaciones?

La ciencia médica siempre ha visto la artrosis como algo sin retorno, algo en lo que te “atascas” cuando la tienes, pero el desarrollo en el uso de las células madre puede ser capaz de revertir el daño.

artrosis-dolor-rodilla

De acuerdo con la Fundación de la Artritis, hay más de 100 formas diferentes de artritis.

La osteoartritis o artrosis es de lejos la más común.

Otras formas comunes de artritis son la artritis reumatoide, la artritis psoriásica, la fibromialgia y la gota.

Hasta hace muy poco la artritis se veía como algo sin solución y de acuerdo a la medicina alopática o convencional, aparte de la sustitución de la articulación, lo mejor que podías hacer era reducir el dolor y la inflamación por ti mismo y  lograr el mayor confort posible.

Así que a menos que creas en el poder del pensamiento positivo o alguna clase de cura milagrosa, una vez que tienes la artrosis, no puedes salir de ella.

¿Qué hace la artritis a tus articulaciones?

La artrosis es a menudo denominada como artritis de deterioro por el uso y afecta a gran parte de la población. Ocurre a medida que la gente se hace mayor, pero también puede ser causada por sobrepeso, obesidad o lesiones de las articulaciones.

Las articulaciones que soportan el peso como las caderas, pies, espina dorsal y las rodillas son las áreas más afectadas por la artrosis.

De acuerdo al Instituto de Salud de Estados Unidos (NIH), la artrosis principalmente afecta al cartílago. El cartílago es el tejido escurridizo que cubre los extremos de los huesos de una articulación, permitiendo que los huesos se deslicen uno sobre el otro

En la artrosis, la capa superior del cartílago se desgasta, lo que hace que los huesos debajo del cartílago se froten.

Este movimiento de frotamiento puede causar síntomas como dolor, hinchazón, sensibilidad, rigidez, pérdida de flexibilidad, “enrejado” y espolones óseos.

Diagnóstico de la artrosis

El médico comienza estudiando la historia clínica y también intenta determinar qué enfermedades hay en la familia. Sin embargo, el diagnóstico de la artrosis se basa normalmente en síntomas, signos y evidencia de rayos X.

artrosis. Diagnóstico

Los estudios de sangre se utilizan principalmente para descartar otras causas de la artritis. Los rayos X pueden utilizarse tempranamente, pero son característicos de una enfermedad posterior. Por lo tanto, un examen clínico y los rayos X son el aspecto más importante del diagnóstico – no los análisis de sangre.

Durante el examen físico, el médico examinará tus articulaciones y comprobará si hay dolor, hinchazón y sensibilidad. También puede comprobar tu rango de movimiento, la alineación de tu cuello y columna vertebral y cómo se mueve.

El paso final incluye pruebas de laboratorio, rayos X para verificar el daño óseo y posiblemente una resonancia magnética.

Las pruebas de laboratorio se pueden utilizar en una etapa posterior para confirmar el diagnóstico de artrosis.

Reparación del cartílago dañado

Como la artrosis comienza con la erosión del cartílago, tiene sentido afirmar que la exitosa reparación del cartílago dañado previene la degeneración de la articulación e, idealmente, revierte completamente la enfermedad.

La idea de que el colágeno ingerido puede ayudar a reparar el cartílago en las articulaciones ha existido durante años y mucha gente toma suplementos de colágeno, principalmente para mejorar la piel y las uñas

Ejemplos de alimentos ricos en colágeno son las pieles de pollo y pescado, aletas de tiburón y gelatina. Sin embargo, es poco probable que el colágeno ingerido pueda sobrevivir al proceso digestivo, y no hay estudios satisfactorios que demuestren ningún efecto beneficioso sobre la artritis.

Las células madre al rescate

Un estudio lanzado el 3 de Agosto de 2015 en STEM CELLS Translational Medicine indica que las células madre pueden usarse para hacer crecer nuevo cartílago para reemplazar el cartílago dañado por lesión o artrosis. Estas buenas noticias lo son especialmente por el número creciente de gente que necesita reemplazos de rodilla y cadera cada año.

Este nuevo desarrollo apunta a regenerar el cartílago, permitiendo que la articulación funcione tan bien como antes, pero sin las complicaciones del reemplazo.

células madre mesenquimales: artrosis

Las células madre mesenquimales (células estromales multipotentes que pueden diferenciarse en una variedad de tipos de células, incluyendo las células del cartílago) son una realidad para el crecimiento del cartílago porque están libres de inflamación y de posibilidad de rechazo por el sistema inmune.

El equipo, dirigido por Chul-Won Ha, M.D Profesor de Samsung Medical Centre, de la Universidad SungKyunKwan de Seúl en Korea, realizó su estudio en cerdos por su parecido con los humanos.

Pruebas en humanos

El Dr. Ha observó que el trasplante de células madre dio como resultado una regeneración superior del cartílago, independientemente de la especie. Añadió: “Estos resultados consistentes en animales pueden ser un trampolín para un ensayo clínico en humanos en el futuro”.

En el Hospital de Día Biosalud disponemos de un quirófano híbrido preparado para el intervencionismo, de modo que se asegura la efectividad de los tratamientos de regeneración articular que se realizan, pudiendo así implantar las células con control radiológico instantáneo.

La Unidad Especializada de Biosalud es una de las más reconocidas a nivel internacional en la Medicina Regenerativa Articular.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

    1. Biosalud Day Hospital

      Buenas tardes. Gracias por su consulta. Lamentablemente no podemos darle una respuesta si no conocemos el alcance de su enfermedad en profundidad. En Biosalud Day Hospital desarrollamos tratamientos de medicina personalizada y para ello realizamos previamente exhaustivas pruebas analíticas. Si quiere pedir cita en nuestra consulta de Madrid o Zaragoza, póngase en contacto en el 0034 976 22 11 33. Un saludo