Alergias cutáneas y estrés ¿Cómo se relacionan?

El estrés forma parte de nuestra vida y lo normal es que sepamos manejarlo. Pero ¿cuáles son las consecuencias de un estrés mal gestionado? La piel puede ser el primer órgano en sufrir las consecuencias de esta situación con diferentes reacciones que parecen una alergia.

Picor, enrojecimiento, sarpullido…el estrés puede tener diferentes manifestaciones en nuestra piel e incluso desencadenar una reacción alérgica. Una situación psicológica y emocional que afecta en gran medida a nuestra salud y cuyo primer reflejo está en la piel.

Dentro de las enfermedades dermatológicas, existen afecciones concretas a las que el estrés puede modificar, agravando sus síntomas: la psoriasis, la dermatitis atópica, la dermatitis seborréica, el acné o la alopecia. La psicodermatología es una rama de la medicina que cada vez estudia más estos fenómenos que, teniendo un origen emocional, son patologías reales que afectan a la calidad de vida e incluso la imagen de quienes las padecen.

El estrés no genera en sí mismo una alergia, aunque muchas veces hablemos de alergias cutáneas por el estrés. Sí que puede desencadenarla o agravar sus síntomas. El sistema nervioso puede activar las mismas células que se activan en una reacción alérgica.

Por contra, cuando padecemos una enfermedad alérgica, controlar el estrés puede ayudarnos a rebajar los síntomas.

estrés y alergias cutáneas

Esta dermatitis nerviosa es difícil de diagnosticar porque no tiene su base en un alérgeno. El médico especialista tendrá que indagar en el historial del paciente para ver qué estados nerviosos se están produciendo en esa persona.

Por ejemplo, situaciones familiares que no acaban de resolverse, tensiones laborales, pérdidas afectivas o materiales, pueden producir alergias cutáneas, ya que alteran el sistema nervioso.

Por otra parte, una persona que presenta una dermatitis nerviosa suele presentar también trastornos digestivos y dolores generalizados, causados por contracturas musculares.

Igual que está demostrada la relación entre el intestino y las emociones  y el intestino, está demostrada también la relación entre el estrés y la piel. Muchas de nuestras alergias tienen su base a nivel intestinal, por ejemplo en la presencia de hongos que afectan al sistema inmunitario desde el intestino.

En Biosalud, tratamos las alergias en la piel desde la perspectiva de la medicina biológica, contemplando los aspectos fisiológicos, emocionales y ambientales que provocan las reacciones alérgicas o los síntomas en la piel. Este enfoque causal nos permite actuar sobre los desencadenantes de la enfermedad.

Por otra parte, el estrés tiene unas consecuencias hormonales que debemos tener en cuenta: el cortisol y la adrenalina son hormonas del estrés que pueden causar un desequilibrio en otras hormonas como la testosterona y los estrógenos, que afectan de forma directa a la piel.

¿Cómo podemos confirmar que tenemos una alergia que se manifiesta en la piel?

Como decíamos, en el análisis de las alergias y reacciones psicodermatológicas debemos tener en cuenta diferentes aspectos, lo que llamamos los pilares de la medicina biológica. Sin nos centramos en los aspectos del organismo, los fisiológicos, un simple test de alergias no nos va a dar información suficiente. Sí que conoceremos ante qué alérgenos reacciona nuestro sistema inmunitario pero no las causas de esa reacción inadecuada.

En Biosalud Análisis estudiamos en profundidad la relación entre las infecciones bacterianas, como la candidiasis, las afecciones al sistema inmunitario, la forma en la que asimilamos los alimentos y muchos otros aspectos.

En concreto, para determinar qué puede estar provocando una alergia a nuestra piel contamos con diferentes análisis:

  • Test de alergia a tejidos
  • Test de alergia a metales
  • Test de Intolerancias alimentarias
  • Test de candidiasis
  • Test de heces

¿Qué reacciones pueden provocar el estrés y el nerviosismo en la piel?

El estrés puede tener una reacción directa sobre nuestra piel o activar los síntomas de una alergia. Pero estas no son las únicas consecuencias que una mala gestión del estrés tiene sobre nuestro organismo, hay otras:

Brote de acné: El nerviosismo aumenta el cortisol y éste aumenta el sebo, que, mediante la combinación con bacterias cutáneas, crea el acné.

Rosácea: Eritema que se produce en el centro de la cara, mejillas, frente y nariz.

Urticaria: Producción de histaminas por el estrés. Es como una alergia ante la situación.

Arrugas y picores: A veces es consecuencia de una inflamación interna, que se soluciona con hidratación abundante, antioxidantes o un suplemento de omega 3.

Flacidez en la piel: producida por la dieta o situaciones estresantes que inciden en nuestro ritmo de vida. La flacidez de la piel y la pérdida de tono puede deberse a falta de horas de sueño y cansancio. Y asimismo a un estado mental de depresión, que incidirá en la forma en como nos vemos, en cuyo caso tenemos que tender a una conexión cuerpo-mente.

Caspa y caída de cabello: Producida por situaciones de estrés, la caspa responde a aumento de sebo y la caída de cabello puede dar lugar a la alopecia aerata, calvicie por parches redondeados.

Sudor en exceso: Ante una descarga de adrenalina, puede producirse una hiperhidrosis.

Dishidrosis:  se forman unas ampollas en las plantas de las manos, de los pies o puntas de los dedos que no se rompen y producen irritación al contactar con el agua y otras sustancias.

Ezcemas: Un alto nivel de estrés puede provocar el rascado compulsivo, que aumenta la lesión en la piel y la inflamación

Herpes bucal: Aunque responde a una infección vírica, el estrés disminuye las defensas y esto activa los virus latentes.

De acuerdo a un estudio desarrollado en una universidad estadounidense,  se puso en evidencia que los estudiantes que tenían altos niveles de estrés sufrían a menudo problemas en la piel, como prurito, alopecia, sebo o hiperhidrosis, entre otras.

6 cosas que puedes hacer para minimizar el impacto del estrés en la piel

Lo más recomendable para tu piel y tu salud en general es rebajar ese distrés en una gestión adecuada del estrés y de las emociones y pensamientos que conlleva. Hacer ejercicio o meditación y sobre todo, pedir ayuda especializada, te ayudarán a controlar el estrés. Mientras tanto, esto es lo que puedes hacer para cuidar tu piel:

Limpieza: no tocarse la cara con las manos para no trasladar los virus y bacterias y tener la piel limpia evitando la activación de las glándulas sebáceas.

Hidratación: Beber agua para eliminar las impurezas de la piel

Humectar la piel: usando una crema que no bloquee los poros.

Retinol-A: esta vitamina A ayuda a exfoliar las células muertas y curar el acné

Ac. Glicólico: mejora el acné y disminuye la rojez

Maquillaje: Algún tipo de maquillaje cubre las rojeces y disminuye la inflamación de la piel

Antihistamínicos: muchas veces sirven para resolver las urticarias

También puede interesarte


Envía un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  1. ROSA MARÍA MORA MEDINA

    Buenas noches tengo un problema de urticaria de origen desconocido, mi hija lo ha presentado durante cinco meses es esporadico y muy molesto pues el brote cubre su cara y todo su cuerpo en general, le hemos realizado muchisimos examenes y el dictamen es urticaria de origen desconocido quisiera que por favor me colaboren con algun tratamiento que pueda mejorar esta condicion (por el momento lle suministramos ALLEGRA pediatrico)

    1. Biosalud Day Hospital Autor

      Rosa María, no podemos darle una respuesta sin conocer en profundidad su caso por parte de nuestros especialistas. Si quiere ponerse en contacto con nuestros profesionales, puede llamar a nuestro teléfono 0034 910886292. Gracias y un saludo

  2. Héctor Carbone

    Desde hace un par de días todos los días me brota una erupción rojiza que pica, en brazos y todo el cuerpo excepto las piernas.Con qué puedo combatirla sin necesidad del médico

    1. Biosalud Day Hospital Autor

      Buenos días. Este es un blog de información general y no una consulta médica. En ningún caso la información que aportamos puede sustiruir un diagnóstico. Le recomendamos que acuda a un especialista que pueda hacer un diagnóstico médico. Un saludo

    1. Biosalud Day Hospital Autor

      Cualquier consulta en relación a la vacuna del coronavirus o cualquier otro tratamiento, debe hacerla a un especialista que conozca su historial médico. Saludos