Consejos de prevención contra las picaduras de garrapata

Lyme

Llega la primavera, el buen tiempo y las altas temperaturas durante las horas diurnas, y con ello se incrementan las excursiones al medio natural, los paseos por el campo y por el bosque. Según los estudios de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, estos son los hábitats preferidos por las garrapatas. Este arácnido de diminuto tamaño es peligroso porque puede transmitir con su picadura numerosas enfermedades, como la que provoca la bacteria Borrelia burgdorferi: la enfermedad de Lyme.

Síntomas de la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme se divide en tres diferentes estadios el Lyme precoz, el Lyme de diseminación temprana y el Lyme crónico.

El Lyme precoz comienza a manifestarse prácticamente desde el primer momento, o como muy tarde en semanas después de la picadura de la garrapata. Si la enfermedad se detecta en este momento el tratamiento adecuado pasa un sistema novedoso de antibiótico minimizando al máximo sus efectos secundarios.

Entre los síntomas de la enfermedad de Lyme de estadio precoz son la fiebre, el malestar y la cefalea, así como dolores musculares, escalofríos y molestias en las articulaciones.

En un segundo escalón está el Lyme de diseminación temprana, sin síntomas visibles en un primer momento, la bacteria borrelia avanza por nuestro torrente sanguíneo, diseminándose por todo nuestro organismo.

Posteriormente aparece una sintomatología peculiar que se relacionan con este estadio y son la debilidad, las arritmias, dolor torácico, problemas respiratorios y parálisis de músculos faciales.

Por último, tenemos el Lyme crónico que es muy complicado de diagnosticar, ya que aparece incluso años después de la picadura y no se aprecia por lo tanto una relación causa efecto con la picadura de la garrapata, ya olvidada por el paso del tiempo o que simplemente ignoramos desde el primer momento. Las consecuencias del Lyme crónico pueden ser irreparables y van desde la inflamación de articulaciones y cansancio extremo, a síntomas neurológicos como descoordinación de movimientos y problemas psiquiátricos, pasando por problemas cardiacos, amnesia, neuralgias y problemas para concentrarse.

De hecho, a la enfermedad de Lyme se la conoce como la gran imitadora porque es una especialista en replicar cuadros de sintomatología como los que provocan enfermedades como la ELA, la esclerosis múltiple, la fibromialgia o la fatiga crónica, entre otras, lo cual dificulta su diagnóstico y confunde a los médicos que no tienen experiencia en esta patología.

Todos estos problemas pueden evitarse gracias la detección precoz de la enfermedad de Lyme, y para ello es fundamental detectar tanto la enfermedad de Lyme como las coinfecciones asociadas a una picadura de garrapata. En este aspecto es vital evitar los falsos negativos. Solo de esta manera evitaremos la cronificación y el deterioro paulatino.

En Biosalud Day Hospital somos expertos en la prueba el LymeCHECK®, un test exclusivo de nuestra marca que consta de unas pruebas específicas complementarias, con el objetivo de hallar otras coinfecciones no detectadas en los análisis tradicionales. Y es que, además de descartar la infección de Borrelia, es importante detectar eventuales coinfecciones tales como Coxsackie, Bartonella, Babesia, Rickettsia, Chlamydia trachomatis, Chlamydia pneumoniae o Mycoplasma.

Este análisis LymeCHECK® de la enfermedad de Lyme puede realizarse a domicilio, con todas las garantías.

Consejos para evitar las picaduras de estos arácnidos hematófagos

  • Utiliza repelente de garrapatas, con el objetivo de mantenerlas alejadas. Se deben colocar unas gotas de repelente en las extremidades, sobre todo en las inferiores, que son las que están en n contacto con los arbustos y las plantas. Hay repelentes de insectos genéricos que también son útiles para ahuyentar a las garrapatas.
  • Evitar hábitats de garrapatas también es primordial. No visites zonas rurales, campo o áreas de los suburbios en las que habitan conejos. En estos lugares es donde proliferan estos hematófagos. También praderas en las que ha pastado ganado o en zonas de trashumancia pueden encontrarte estos indeseables bichos.
  • Si eres un amante de la naturaleza y necesitas hacer caminatas, no te alejes del sendero como medida de prevención, porque suelen ocultarse en la vegetación.
  • Vestir con prendas ligeras pero que cubran la piel será una buena forma de prevenir las picaduras: camisetas de manga larga, botas de trekking, pantalones largos, etc. A ser posible, es mejor vestir ropa de colores beige o blancos, porque así es más sencillo detectar rápido a estos parásitos.

Patologías que pueden provocar las picaduras de garrapata

Además de la enfermedad de Lyme, en la que ya hemos profundizado a lo largo de todo el artículo, las garrapatas también provocan otras enfermedades como la Fiebre maculosa o la Tularemia. Es un vector de infecciones y de patologías y no hay que tomarse las picaduras de garrapata como un asunto banal.

En Biosalud Day Hospital ayudamos a detectar estas enfermedades y a combatirlas, con el objetivo de recuperar el bienestar del organismo del paciente y de mejorar su calidad de vida.


Dr. Mariano Bueno
Y su equipo
CV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.