Los tratamientos más avanzados en rinoplastia

La Rinoplastia es la cirugía plástica destinada a corregir los problemas estéticos de la nariz

Es uno de los procedimientos más demandados en cirugía plástica, por tratarse la nariz de un elemento importante de nuestra anatomía facial, por su situación en medio de la cara tiene una profunda importancia a la hora de describir el aspecto físico de una persona. Por ello esta intervención busca la modificación de lo que rompe la armonía en las facciones.

Cada paciente tiene unas peculiaridades, por ello con cada intervención podemos cambiar la forma, aumentar o disminuir el tamaño, cambiar el ángulo que forma el labio superior y la nariz, o modificar los orificios nasales.

Por el contrario a lo que se suele pensar esta cirugía no tiene un post operatorio doloroso, los pacientes refieren que lo único molesto es la sensación de cogestión debida a los pequeños tapones nasales que se suelen usar los primeros días tras la intervención, pero una vez retirados los mismos ya no se sienten molestias. Puede referirse inflamación y hematomas en la zona que revierten al cabo de los días.

Ninguna cara es igual por lo tanto las soluciones no son las mismas para todos los pacientes. La importancia de la personalización del tratamiento es vital. Existen diferentes técnicas, la mejor siempre será la que el cirujano recomiende tras la exploración del paciente.

Normalmente son dos las técnicas utilizadas, la técnica cerrada es la más habitual, se realiza por dentro de la nariz a través de una sencilla incisión dentro de las fosas nasales situándose la cicatriz por el interior de la nariz no quedando visible y al cabo de unas semanas prácticamente siendo inapreciable. La segunda técnica se usa en casos más complejos, es la abierta, la cicatriz queda al descubierto pero también será imperceptible al cabo del tiempo. Es una técnica más compleja pero permite una remodelación más precisa de la nariz.

Lo normal es que tras la intervención el cirujano coloque una pequeña férula con ella mantendrá la nariz en la posición deseada. Entre la primera y segunda semana tras la intervención se retirarán curaciones, férula y suturas, tras lo que se podrán retomar las actividades habituales, pero aún así, se debe evitar realizar ejercicios físicos violentos durante al menos 2 meses y tener cuidado con todo tipo de agresiones térmicas (excesivo frío, calor, o exposición fuerte al sol), ya que eso haría que la nariz pudiera inflamarse.

El resultado se empezara a ver una vez pasado el proceso inflamatorio, y aproximadamente entre los 3 y 6 meses se empiece a ver el definitivo.

Cirugía de la nariz, rinoplastia

¿Nariz desproporcionada, sin armonía? La técnica a emplear sería la remodelación de la nariz, Rinoplastia. La finalidad de esta intervención es la Integración de la misma en las proporciones faciales.

Rinoplastia

¿No te gusta tu nariz?

¿Tu nariz es desproporcionada con el resto de los rasgos de tu cara?

¿Tienes la nariz torcida tras un golpe?

Solicita información sin compromiso Remodelación de la nariz