¿Qué es el autismo?

El autismo es un trastorno del desarrollo, permanente y profundo que altera la comunicación, la imaginación, la planificación y la reciprocidad emocional en niños y niñas. Esta enfermedad, cada vez más frecuente, afecta a uno de cada 80 niños.

El diagnóstico temprano es fundamental para que el niño pueda beneficiarse de las terapias. Por la experiencia de Biosalud, cuando los padres detectan que algo no va bien en el niño, efectivamente hay un trastorno que debe estudiarse para establecer un diagnóstico.

El autismo puede estar provocado por un conjunto de causas que deben ser analizadas y mitigadas para que, en la medida de lo posible, las dificultades relacionadas con esta enfermedad, desaparezcan.

¿Qué es el TDAH?

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad es un trastorno neurobiológico cuyos síntomas principales son la falta de atención, la hiperactividad y la impulsividad. Es un síndrome que afecta a niños en edades tempranas (fundamentalmente hasta los 12 años), y deteriora el rendimiento del niño en los ámbitos de su vida, familiar, social y escolar.

Puede solicitar CITA PREVIA por teléfono o rellenando el formulario

+34 976 22 11 33

Solicitar Cita

Pruebas para la detección del autismo en Biosalud

Para realizar un diagnóstico de autismo o TDAH, en Biosalud, llevamos a cabo un análisis específico, AutismCHECK® que incluye todas las pruebas necesarias para el chequeo del niño autista: HeavymetalsCHECK®, FoodINT®, Canditest®, Perfil nutricional y metabólico, Neuropéptidos de gluten y caseína o KoproCHECK®.

Síntomas del autismo

Los niños autistas tienen dificultad para comunicarse, evitan el contacto visual, suelen jugar solos. Pueden presentar retrasos en el lenguaje y el habla; reaccionan de forma extraña en numerosas ocasiones o no reaccionan cuando se les llama por su nombre.

Diagnóstico del autismo

En Biosalud disponemos de análisis específicos para el diagnóstico del autismo. En unos casos nos encontraremos con alguna alteración genética de predisposición, pero normalmente son una serie de factores externos los que lo ponen en marcha.
Además, los niños autistas suelen tener patrones comunes: por un lado, presentan trastornos de deficiencia inmunitaria: flora intestinal muy alterada, infecciones frecuentemente a nivel intestinal por hongos y, sobre todo, por una bacteria llamada crostilium dificile que se está reproduciendo permanentemente en el intestino de estos niños y produce, fundamentalmente, irritabilidad.
También tienen déficit metabólico, que se basa en una mala metabolización de la caseína que es la proteína de la leche o la mala metabolización del gluten, que producen gluteomorfina o caseomorfina, que son derivados morfímicos y que dan lugar a los síntomas propios de estas sustancias.

Tratamiento del autismo

Una vez analizadas las causas de la enfermedad y determinados los factores inmunitarios o metabólicos que pueden estar afectando al niño, diseñaremos un tratamiento específico que vaya eliminando, “capa por capa”, las causas de la enfermedad. Aunque es difícil recuperar un estado de desarrollo y relación normalizado, poco a poco las mejorías en la atención o la relación se manifestarán.

Puede solicitar CITA PREVIA por teléfono o rellenando el formulario