Una terapia eficaz para la prevención de enfermedades

gran autohemoterapia con ozono

¿Cómo ponemos a punto nuestro cuerpo para disfrutar de una plena salud? la gran autohemoterapia con ozono nos ofrece muchas respuestas.

Desde la perspectiva de la medicina biológica, la salud se basa en nuestra capacidad para mantener el pH equilibrado, una baja oxidación celular y el buen funcionamiento de los mecanismos de desintoxicación. Nuestra carga genética, estilo de vida y alimentación –todos los factores que rodean a nuestra vida- son parámetros que pueden inclinar la balanza hacia la buena salud, o hacia la enfermedad. El primero no depende de nosotros, pero sí podemos contribuir a que se active y desarrollemos alguna patología.

Si queremos que los efectos negativos de nuestro estilo de vida, las secuelas de enfermedades, las infecciones…tengan como consecuencia la aparición de molestias o enfermedades, tenemos que contrarrestarlos y poner “el contador a cero”. Para eso, en Biosalud Day Hospital contamos con la gran autohemoterapia, una técnica con numerosas propiedades que aplicamos como parte de nuestros tratamientos de medicina personalizada y en nuestro programa de prevención de enfermedades.

La gran autohemoterapia es una técnica mediante la cual, extraemos sangre del paciente, la ozonizamos y volvemos a incorporar a la vena mediante un circuito cerrado. De esta forma, la sangre transporta a todo el organismo las propiedades del ozono, un gas altamente terapéutico.

tratamiento gran autohemoterapia

¿Cuáles son las propiedades de la gran autohemoterapia?

  • Antioxidante
  • oxigenante
  • efecto lipolítico
  • cicatrizante
  • bactericida
  • Fungicida
  • Desacidificante

Efecto antioxidante: el ozono activa las enzimas antioxidantes endógenas (superoxido dismutasa, catalasa y glutatión peroxidasa) que catalizan o aceleran determinadas reacciones químicas en sustratos que reaccionan con los radicales libres (RL). La acción de los radicales libres acelera la oxidación celular y puede provocar un envejecimiento patológico del organismo, acelerando el envejecimiento natural.

Efecto oxigenante: a mayor cantidad de oxígeno en la sangre, mayor producción de energía en las. Esta oxigenación, que se produce de forma natural en el organismo al convertirse la sangre venosa en sangre arterial por la acción del O2, la provocamos directamente introduciendo el ozono en el circuito cerrado de la gran autohemoterapia.

Efecto lipolítico: al aplicar de forma intravenosa el ozono, favorecemos la limpieza de la capa interna de las arterias. Este es un efecto fundamental para la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Efecto cicatrizante: por su efecto oxigenante, activa mecanismos de regulación interna y regeneración de los tejidos.

Efecto desacidificante

Efecto antiinfeccioso: el ozono elimina o inactiva agentes patógenos como virus, hongos y bacterias. Es muy eficaz, por ejemplo, en el tratamiento de la candidiasis.

 

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios