Tratamiento para la Artritis Reumatoide, mejorar la calidad de vida es posible

Biosalud es centro europeo de referencia para el diagnóstico y tratamiento de la artritis reumatoide, una enfermedad que afecta a más de 200.000 españoles

La artritis reumatoide es una realidad para una gran cantidad de personas. En concreto, para más de 200.000 españoles, según datos de la Sociedad Española de Reumatología. De hecho, es una de las enfermedades autoinmunes más comunes y se caracteriza por provocar la inflamación de los tejidos blandos de las articulaciones y, a la larga, la destrucción del cartílago. Esa inflamación es la responsable del característico dolor, la hinchazón, la sensación de rigidez y la pérdida de movilidad que sienten las personas que la padecen en las articulaciones. ¿Sientes dolor en la mano? ¿Un dolor punzante y creciente que, a menudo, es peor por la mañana y después de un periodo de inactividad? Si es así, debes saber que es el síntoma inicial más típico y reconocido de la artritis reumatoide. La enfermedad puede causar problemas en cualquier articulación del cuerpo, sin embargo, las de manos y pies suelen ser las primeras en verse afectadas. ¿Notas también rigidez? Ese es otro de los síntomas asociados a la artritis reumatoide. Si tus manos están afectadas, es posible que no seas capaz de doblar totalmente los dedos o formar un puño. Además, la inflamación del revestimiento de las articulaciones provocada por la enfermedad hace que éstas se hinchen, aumenten su temperatura y sean más sensibles al tacto. Pero también existen otros malestares que te podrían indicar la presencia de esta enfermedad y que generalmente pasan desapercibidos, como:

  • cansancio y falta de energía
  • una temperatura elevada (fiebre)
  • transpiración
  • falta de apetito
  • pérdida de peso

Y es que, aunque generalmente la artritis reumatoide no pone en riesgo la vida del paciente, sí que puede deteriorar en extremo la calidad de la misma, perjudicando al desempeño de las actividades cotidianas y laborales. De hecho, el carácter invalidante de esta enfermedad puede afectar no solo a tus articulaciones, también al tejido conectivo de tu cuerpo, cuya función es sostener y conectar todos los componentes y órganos, incluyendo membranas, tendones, ligamentos, huesos y cartílagos. Es más, si la dejas evolucionar puede cursar manifestaciones a nivel pulmonar, piel, vasos sanguíneos, músculos, bazo, corazón y ojos.

Un diagnóstico precoz reduce la posibilidad de riesgos más serios

Por eso, si tienes alguno de sus síntomas y, especialmente, si persisten durante más de dos semanas o un periodo más prolongado es importante que consultes a un médico. Es muy importante diagnosticar la artritis reumatoide tan pronto como sea posible, porque un tratamiento temprano puede ayudar a que la enfermedad no empeore y, por tanto, reducir el riesgo de problemas más serios. Si necesitas un tratamiento que palíe los efectos de la artritis reumatoide, puedes contactar con nuestros profesionales. Biosalud es centro europeo de referencia para su diagnóstico y tratamiento y disponemos de las pruebas específicas para su valoración, con las que es posible conocer las causas que la producen. Y es que, como cualquier enfermedad autoinmune ( ), la artritis reumatoide se desarrolla cuando el sistema inmunitario ataca y debilita el tejido corporal sano por error. No diferencia entre tejido sano y antígeno, por lo que destruye tejidos normales. Por eso, lo primero que haremos será tratar de encontrar el motivo de ese estado de autoagresión. Las causas pueden ser diversas. Es probable que tengas una tendencia genética que te predisponga a padecer dicha enfermedad. No obstante, en la mayoría de los casos, suele estar causada por una combinación de diferentes factores, como una intoxicación por metales pesados, una infección por cándida albicans, una intolerancia alimenticia o un PH ácido en los tejidos, entre otros. Cada proceso es distinto. Por eso en Biosalud, protocolizamos un tratamiento único y personalizado para cada caso con el objetivo de conseguir el mejor resultado. Nunca hay dos iguales.

Encontrar la causa para acabar con la enfermedad

Si conseguimos detectar las causas reales que han activado la enfermedad, podemos eliminarlas poniendo en marcha los mecanismos de autodefensa y autorregulación del organismo. En muchos casos, tendremos controlada la artritis reumatoide sin necesidad de un tratamiento. De hecho, en Biosalud tenemos pacientes que llevan años asintomáticos, simplemente tomando complementos nutricionales. En el peor de los casos, podremos controlar tu enfermedad y, por lo tanto, ayudarte a que recuperes una buena calidad de vida. Así, en nuestra Unidad de Enfermedades Autoinmunes, tratamos la artritis reumatoide  mediante tratamientos de medicina biológica, que utilizan técnicas muy avanzadas en el control de la inflamación y el dolor, especialmente, carentes de efectos secundarios y contraindicaciones. La ozonoterapia, la mesoterapia, la magnetoterapia focal, la terapia de biorregulación electromagnética, la acupuntura, Physicalm, la fotonterapia, la auriculomedicina, la crioelectroforesis, la hidroterapia de colon, la terapia neural, la homeopatía, la fitoterapia, la medicina ortomolecular, la biomedicina inmunogenética, la terapia celular o la medicina regenerativa son algunas de las técnicas con las que contamos y que ponemos a tu disposición para tratar tu artritis reumatoide. En Biosalud aplicamos las técnicas diagnósticas y terapéuticas más avanzadas de cada momento para descubrir la causa de la enfermedad y tratarla más allá de los síntomas. El objetivo último no es otro que recuperar tu salud y bienestar. ¡Ven a conocer nuestro tratamiento!

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios