Tratamiento de las enfermedades autoinmunes con técnicas novedosas

Aféresis terapéutica

Lo que sucede en las enfermedades autoinmunes  es que el sistema inmune no reconoce como propios a determinados organismos o tejidos del propio cuerpo y los ataca produciendo la enfermedad.

Una de las técnicas novedosas para tratar las autoinmunes es la aféresis

La aféresis es una forma de filtraje de la sangre en la que se separan desde el principio los diferentes componentes de la sangre. Si extraemos plaquetas, se denomina plaquetoaféresis; si es plasma, plasmaféresis.

Aféresis. Intercambio de plasma

La aféresis terapéutica o intercambio de plasma implica filtrar la sangre para eliminar del plasma sustancias específicamente seleccionadas haciendo pasar dicho plasma por un filtro selectivo específico.

La mayoría de las complicaciones se pueden gestionar con atención al paciente y la manipulación del procedimiento.

La plasmaféresis elimina los anticuerpos de la sangre. Los anticuerpos son proteínas que se encuentran en el plasma que erróneamente ataca a los tejidos de su propio cuerpo. En algunos casos, la plasmaféresis se utiliza para eliminar toxinas o sustancias metabólicas de la sangre.

Por eso la plasmaféresis se utiliza para tratar las enfermedades autoinmunes, que son las que tienen lugar cuando el sistema inmune ataca a sus propios órganos y tejidos

También se usa en enfermedades neurológicas (trastornos que afectan el sistema nervioso)

Y en el caso de niveles de colesterol muy altos que no disminuyen con dieta y medicamentos.

Descripción del procedimiento

El paciente se recuesta en una camilla o en una silla reclinable. Se le introduce una aguja a la que se adhiere un tubo delgado (un catéter intravenoso) en cada brazo. También se puede insertar un catéter en un brazo y el otro en el pie del otro lado. Si las venas son demasiado pequeñas, se introduce un catéter con base de larga duración dentro de una vena mayor del hombro o del área de la ingle.

Aféresis procedimiento

La sangre será extraída del cuerpo del paciente a través de uno de los catéteres. Mediante una máquina de aféresis  y una vez separadas del plasma, las células sanguíneas serán mezcladas con plasma fresco congelado o con un sustituto de plasma descongelados. La sangre tratada será retornada a su cuerpo a través de otro tubo.

El intercambio de plasma

El intercambio de plasma terapéutico elimina los componentes del plasma de la sangre. Un separador de glóbulos extrae el plasma del paciente y devuelve los glóbulos rojos y plaquetas en plasma o un fluido de plasma de sustitución; para este propósito, se prefiere el 5% de albúmina al plasma fresco congelado (excepto para los pacientes con púrpura trombocitopénica trombótica), ya que causa menos reacciones y no transmite ninguna infección. La plasmaféresis terapéutica se asemeja a la diálisis, pero, además, se pueden eliminar las sustancias tóxicas unidas a las proteínas. Un cambio en un solo volumen elimina aproximadamente el 66% de dichos componentes.

Para ser beneficiosa, el intercambio de plasma se debe utilizar para enfermedades en las que el plasma contiene una sustancia patógena conocida, y el intercambio de plasma debe eliminar esta sustancia más rápidamente de lo que el cuerpo la produce. Por ejemplo, en los trastornos autoinmunes rápidamente progresivos, el intercambio de plasma se puede usar para eliminar los componentes de plasma nocivos existentes (por ejemplo, crioglobulinas, anticuerpos de membrana basal glomerular), mientras que fármacos inmunosupresores o  citotóxicos suprimen su producción futura.

Hay numerosas indicaciones para la aféresis. La frecuencia de intercambio de plasma, el volumen que se retira, el fluido de reemplazo, y otras variables son individualizadas. El colesterol  lipoproteína de baja densidad se puede quitar selectivamente del plasma por adsorción sobre una columna (llamado aféresis de LDL). En la fotoféresis, las células mononucleares se eliminan selectivamente por centrifugación y se tratan con fármacos fotoactivables (por ejemplo, 8-metoxipsoraleno) que a continuación se activan con luz ultravioleta; se trata de una forma de quimioterapia. En inmunoadsorción, un anticuerpo o antígeno se elimina del plasma mediante la combinación con un antígeno o anticuerpo elegido para unir el anticuerpo diana o antígeno a través de una columna. Las complicaciones de intercambio de plasma son similares a las de citaféresis terapéutica.

Te recomendamos el siguiente enlace si quieres saber todas las indicaciones para el intercambio de plasma de acuerdo a la Sociedad Americana de Aféresis.

Existe una variante, poco conocida en España, que se implanta en Biosalud Hospital de Día en próximas fechas. Consiste en la Doble Filtración de Plasma.

En este caso, una vez separado el plasma del resto de la sangre, se le hace pasar por dos filtros consecutivos especiales, para filtrar específicamente los metales pesados, el colesterol, toxinas de diversos tipos, como el bisfenol A), y los anticuerpos generados en procesos autoinmunes, provocando en dos sesiones alternas una depuración de altísimo nivel y las bases para que los mecanismos de defensa del organismo se pongan en marcha y la enfermedad cambie su curso hacia la curación.

Ni que decir tiene que este procedimiento es ideal a título preventivo como un magnífico tratamiento antienvejecimiento.

Bio-inmunogenética y enfermedades autoinmunes
¿Te ha gustado el post? Compártelo en tu red social
También puede interesarte


Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios