El síndrome de Sjögren afecta al 3 por ciento de la población

El Síndrome Sjögren es una enfermedad que afecta el 3 por ciento de la población, en especial mujeres de mediana edad. Puede afectar a cualquier persona, pero es nueve veces más común en mujeres y se suele diagnosticar después de los 40 años, aunque puede empezar a cualquier edad, y por eso es importante la consulta temprana al reumatólogo quien podrá realizar un diagnóstico correcto.

El sindrome de Sjogren afecta al 3 por ciento de la poblacion

Esta calificada como una enfermedad reumática inflamatoria crónica de causa desconocida como expresión de un proceso auto inmunitario cuyo resultado principal es artritis reumatoide, xeroftalmia y xerostomía, términos que definen la resequedad de la boca y cornea, debido a la sustitución linfocitica de las glándulas lagrimal y salival.

En los criterios para el diagnóstico del síndrome de Sjögren se suelen considerar síntomas oculares, bucales, una anatomía patológica en cuanto a la mucosa oral, afectación de las glándulas salivales y la existencia de anticuerpos

El tratamiento es diferente para cada persona y está dirigido a aliviar los síntomas de las mucosas secas a través del uso de lágrimas artificiales, colirios, una buena higiene bucal y la ingesta de líquidos.

El Síndrome de Sjögren, también conocido como Síndrome Seco, además puede involucrar otros órganos como riñón, pulmones, corazón, músculos, articulaciones y nervios por eso debe consultarse ante los primeros síntomas.

¿Cómo trata la medicina biológica de Biosalud esta patología?

Realizamos toda una batería de pruebas, que dependen de lo que el paciente nos relata en una exhaustiva historia clínica y que sólo entonces decidimos, aunque en general, el esquema de trabajo es, como en cualquier patología crónica buscar causas y factores causales

Una vez establecido el diagnóstico fisiopatológico, se protocoliza un tratamiento personalizado varias fases donde se combinan todas las técnicas propias de la Medicina Biológica y si es necesario de la Medicina Convencional.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios